Visítanos en Facebook Síguenos en Twitter
Lunes 17 de Diciembre de 2018          Dólar= $684,91          UF=$27.565,79     •      UTM=$48.353
IoT INDUSTRIAL
Cuando los equipos y dispositivos industriales hablan entre sí
Por Equipo de Prensa de Revista ElectroIndustria
Si bien la Internet de las Cosas Industriales (IIoT) está recién desarrollándose en nuestro país, ya existen varios clientes que están implementando los primeros proyectos de esta clase en sus plantas, con la ayuda de proveedores con conocimiento en el área. En este artículo, cuatro especialistas nos ayudan a definir el concepto de IIoT, sus aplicaciones y cómo implementar estos proyectos.

Desde hace algunos años, nuestra sociedad se ha visto profundamente transformada por las llamadas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, cuyo acelerado desarrollo ha logrado interconectar no solo a personas, sino también a organizaciones, procesos productivos y, finalmente, a las “Cosas”. Es así como, día a día, vemos la masificación de diversos productos “inteligentes”, desde relojes, hasta termostatos y cafeteras, todos conectados a la Nube para coordinar y controlar su funcionamiento, con poca intervención de los usuarios. En el ámbito industrial, algo similar está sucediendo, y se le ha dado el nombre de Internet de las Cosas Industriales (o IIoT, por sus siglas en inglés).

“IIoT es el concepto de conectar todo el hardware y el software en un entorno industrial para una visibilidad completa de las operaciones en cualquier momento y desde cualquier lugar, además de permitir el uso de la tecnología que existe en el área de la Informática como las plataformas web o de analítica”, indica Robert Bauerschmitt, Gerente General de Fabelec. “Esto es una diferencia con lo existente en el área operativa que tiene una visibilidad reducida (por ejemplo, solo dentro de la planta industrial) y sin acceso al exterior por temas de seguridad”.

Al respecto, Enrique Pascual, Country Service Manager de ABB en Chile, explica que IIoT es la interconexión entre dispositivos a través de estándares abiertos o plataformas Cloud. “La Internet de las Cosas abarca mucho más que el M2M, que es la comunicación máquina a máquina en un sistema cerrado para, por ejemplo, ofrecer un servicio de mantenimiento a distancia. La Internet de las Cosas Industrial también implica a personas y vehículos, por ejemplo, además de los dispositivos y máquinas industriales”, agrega. Como afirma Gabriel Castro, Product Manager Factory Automation de Siemens Chile, el IIoT “incorpora el aprendizaje automático y las tecnologías de procesos de recolección de grandes cantidades de datos para aprovechar la información de sensores, la comunicación Máquina a Máquina (M2M) y las tecnologías de automatización que han existido en entornos industriales durante años”.

Respecto al interés que rodea actualmente al Internet de las Cosas Industriales, el ejecutivo agrega que hay estudios que estiman que el tamaño de mercado de la plataforma global IIoT aumentará en miles de millones de dólares para los próximos años. “Los principales factores de crecimiento para el mercado incluyen los requerimientos de mantenimiento predictivo y proactivo, y de monitoreo centralizado”, acota. “Además, se espera que la integración de las tecnologías de información (IT) y de operación (OT), y la creciente adopción de tecnologías de próxima generación, impulsen el crecimiento del mercado”.

Coincidiendo con lo anterior, Bauerschmitt sostiene que esta fusión entre estas áreas (IT y OT) permitirá, entre otros beneficios, rescatar el uso de la información de operaciones que por mucho tiempo se mantuvo encerrada. “Por ello, se considera que el IIoT tiene el potencial de protagonizar la 4ta Revolución Industrial”.

Para Miguel Marchese, Gerente Comercial de Techvalue, este interés es una muestra del avance tecnológico de la industria. “Lo más importante es que el IIoT y la Industria 4.0 ya son una realidad. Cada vez hay más empresas y dispositivos que están migrando hacia la automatización gracias a sus beneficios: soluciones, orden, seguridad, tiempo de respuesta y resultados”, asevera. “Por esta razón, es cada vez más común escuchar hablar del IIoT, y a medida que transcurra el tiempo, esta será la verdadera constante en los flujos de producción”.


Aplicaciones del IIoT

¿Cuál es el campo de aplicación del IIoT? ¿En qué tipo de industria o proceso se puede implementar uno de los proyectos? Nuestros entrevistados coinciden en que no existen límites en la aplicación de las tecnologías relacionadas a IIoT. Como ratifica Pascual, “por ejemplo, tenemos más de 200 desarrollos a la fecha relacionados con el Internet de las Cosas en la Industria, que van desde el monitoreo de motores hasta el control de una planta completa, pasando por soluciones de ciberseguridad”.

Para el profesional de Siemens, la mayoría de las aplicaciones y servicios digitales que se desarrollan en la actualidad están orientados a ámbitos como el mantenimiento predictivo, la gestión de datos de energía o la optimización de recursos. “Las principales aplicaciones son representación y visualización de datos, información y gestión de activos, monitoreo de condiciones, análisis de activos”, añade.

En ese sentido, Castro, de Siemens Chile, aconseja utilizar estándares abiertos para conectividad (por ejemplo, OPC UA); de comunicación segura y cifrada de datos (ISA 99/IEC 62443), y de seguridad de tecnologías de información (ISO 27001/ BSI). Además, antes de implementar un sistema IIoT, el ejecutivo sugiere tener en consideración los siguientes factores:

Identificar qué nuevas aplicaciones o servicios soportará.

Planes de escalabilidad.

Garantizar la ciberseguridad tanto en la conexión de hardware como de software.

Tipo de conectividad (por cable o inalámbrica, etc.).

Cómo se recopilarán y analizarán los datos.

Cómo se integrará con los sistemas existentes.


Al respecto, Pascual, de ABB en Chile, señala que “al emprender un proyecto de este tipo, es importante la conectividad de los equipos, por lo que recomendamos a nuestros clientes actualizar su base instalada con tecnología, considerar siempre protocolos más abiertos que permitan extraer la información y trabajar con estos datos para optimizar sus procesos y el rendimiento de su planta”.

Por ello, el Gerente Comercial de Techvalue opina que se requiere contar con asesoría al momento de emprender un proyecto IIoT. “Es menester dejar estos grandes proyectos en manos de los expertos. Hay muchos puntos a tener en consideración, y uno de ellos es la seguridad”, sugiere.

Sobre este último punto, continúa Marchese, existen normativas: “En Estados Unidos aplican la ISA-99/IEC 62443. Uno de los principales objetivos de seguridad de la IEC 62443 es la defensa en profundidad, haciendo hincapié en los conceptos planteados por la ISA- 99 y extendiendo la seguridad a otros ámbitos, desde los fabricantes hasta los operadores”.

En la actualidad, nuestro país se está poniendo al día en lo que concierne a las normativas sobre seguridad cibernética. “Actualmente, a nivel de Gobierno, existe un Comité Interministerial sobre Ciberseguridad, pero aún no hay una norma definida. Existe la europea y la norteamericana y, por ahora, instituciones como los bancos trabajan en Chile con la norma europea”, sostiene el ejecutivo de ABB.

Si bien es cierto que el IIoT está dando sus primeros pasos en nuestra industria, los proveedores de tecnología ya tienen disponibles una serie de equipos y soluciones para proyectos de esta clase, contando con especialistas para apoyar a sus clientes nacionales en su implementación. En este sentido, solo falta que la industria se acerque a sus partners tecnológicos para evaluar las oportunidades de mejora que el IIoT le puede ofrecer.

Noviembre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2018 Editora Microbyte Ltda.