Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

¿Por qué son importantes las normas en el IoT?

Al igual que la mayoría de las tecnologías disruptivas, las soluciones de IoT son desarrolladas por una amplia gama de proveedores que promueven sus propios enfoques, lo que puede afectar gravemente la interconectividad. Por ello, se necesitan estándares que garanticen una base común.

Con la expansión del IoT ahora existe una mayor necesidad de interoperabilidad de muchos sistemas y plataformas diferentes, lo que solo se puede lograr a través de amplios estándares internacionales. Dichos estándares establecerán una base común con respecto a temas como la terminología (ISO/IEC 20924) o arquitecturas de referencia (ISO/IEC 30141) que ayudarán a los desarrolladores de productos a implementar un ecosistema interoperable. Sin tales estándares, el IoT quedará atrapado en islas aisladas y esto dificultará su expansión.

Por esta razón, muchos comités técnicos de IEC están trabajando en la llegada del IoT. Su labor abarca una amplia gama de tecnologías, incluidos sensores, procesadores, pantallas, electrónica impresa, pero también seguridad funcional, automatización, ciberseguridad, computación en la nube, fibra óptica y todo el hardware en torno al IoT.


Sensores y el IoT

Los sensores y los sistemas microelectromecánicos (MEMS) son componentes claves del IoT. Esencialmente, en cualquier lugar donde se tenga un sistema con inteligencia adicional es probable que encuentre un sensor. Hace una década, los sensores eran mucho menos comunes en la electrónica. Desde entonces, su costo ha disminuido dramáticamente, y hoy en día no hay una sola tecnología en la que los sensores no desempeñen un papel importante. Literalmente, han invadido todo; permiten la medición, captura de datos y retroalimentación constante.

Hoy en día, cualquier teléfono inteligente tiene múltiples micrófonos digitales para capturar la voz y cancelar el ruido ambiental, una o más cámaras, sensores de movimiento y más. Los sensores hacen que los autos sin conductor sean posibles, están detrás de la última ola de wearables y son capaces de recopilar información vital de manera no invasiva, cambiando nuestro enfoque hacia la atención médica. El hecho es que un sensor se puede utilizar en una multitud de sistemas y dispositivos. El campo de aplicación de sensores es tan amplio como el del IoT.

Las reglas que guían a los sensores y su trabajo son parte integral de muchos estándares internacionales IEC (como, por ejemplo, la serie de Seguridad Funcional IEC 61508 o la IEC 61757 sobre sensores de fibra óptica). El Comité Técnico IEC 47 prepara publicaciones relacionadas con dispositivos semiconductores, incluidos sensores, e IEC 76 cubre los sensores que dependen de los láseres y la lista podría continuar.


La nanotecnología y el IoT

Los sensores son pequeños, pero ahora se están volviendo aún más pequeños. Los materiales bidimensionales (porque solo tienen un átomo de espesor), como el grafeno, permiten una miniaturización adicional de los sensores. El grafeno es un material ideal para sensores, debido a su atractiva conductividad térmica y eléctrica, sus propiedades eléctricas y una gran relación superficie-volumen. El trabajo sobre grafeno y materiales de nanotubos de carbono se coordina en el comité IEC 113.


Big Data y la nube

Aunque los sensores recopilan datos de forma autónoma, necesitan procesadores para extraer la información contenida en estos. La accesibilidad a procesadores de gran capacidad es un elemento clave para dar sentido a estos flujos de datos cada vez más grandes. El cambio a lo digital tiene ramificaciones masivas para los datos: los expertos estiman que el 90% de los datos digitales mundiales se generó entre 2013 y 2016. Con la masificación continúa la digitalización, la generación de datos se acelera y, a medida que los datos crecen, necesitamos nuevas formas para ordenarlos y extraer información significativa y procesable.

IEC e ISO trabajan juntos en el Comité Técnico Conjunto ISO/IEC (JTC) 1/WG 9 en Big Data para definir el papel de la estandarización en esta área e identificar las brechas que deben abordarse.

Ahora bien, mientras los datos solían almacenarse exclusivamente en dispositivos, gran parte de ellos ahora se mantienen en la nube. Esto ofrece una capacidad de almacenamiento de datos casi infinita, a la que se puede acceder desde cualquier lugar. El comité ISO/ IEC trabaja, entre otras cosas, en los estándares para computación en la nube y plataformas distribuidas.


La ciberseguridad y el IoT

El Big Data abre muchas nuevas oportunidades de mercado, pero también genera nuevos riesgos, incluidos los ataques cibernéticos o las preguntas relacionadas con la propiedad de la información y las cuestiones de privacidad. Los expertos consideran que el mayor problema que enfrenta el IoT no será la comunicación entre dispositivos o la recopilación y la capacidad de compartir datos, sino la conservación segura de estos últimos.

La falla en la seguridad de un dispositivo puede tener un impacto directo en muchos otros, y existe una creciente necesidad de aplicar técnicas de seguridad sólidas para evitar que los riesgos se transfieran a sistemas más importantes. La explotación de las vulnerabilidades cibernéticas de los sistemas de infraestructura se está convirtiendo en una amenaza creciente para las empresas y la seguridad general de la sociedad.

La IEC ha publicado más de 200 estándares internacionales que abordan de manera muy directa la ciberseguridad y la privacidad de los sistemas de infraestructura crítica, empresarial y de salud. Los sistemas de evaluación de la conformidad de IEC también son activos en ciberseguridad; el Grupo de Trabajo 17 de la Junta de Evaluación de la Conformidad de IEC se centra en la automatización del hogar, los dispositivos inteligentes y los dispositivos médicos. Las normas ISO/IEC 27001 e ISO/IEC 27002 proporcionan un lenguaje común para abordar los problemas de gobernabilidad, riesgo y cumplimiento relacionados con la seguridad de la información. En tanto, las ISO/IEC 27031 e ISO/IEC 27035 ayudan a las organizaciones a responder, difundir y recuperarse de forma efectiva de los ataques cibernéticos. También hay normas ISO/IEC que garantizan la protección de la información de identificación personal, definen mecanismos de cifrado y firma que pueden integrarse en productos y aplicaciones para proteger transacciones en línea, uso de tarjetas de crédito y datos almacenados.


Plataformas de IoT seguras

La forma en que se recopilan e implementan los datos determinará en qué medida puede transformarse el IoT. La seguridad crece exponencialmente en importancia como dispositivos que, una vez aislados, se interconectan y se recopila cada vez más información. Hacer realidad las visiones ambiciosas expresadas por el IoT requerirá esfuerzos significativos en la estandarización.

La IEC ha trabajado con el Instituto Fraunhofer para Seguridad Aplicada e Integrada, así como con SAP, para preparar un documento que proporcione una descripción general de los requisitos clave para plataformas IoT inteligentes y seguras. Su objetivo es proporcionar una visión general de las limitaciones y deficiencias actuales del IoT en el área de seguridad, interoperabilidad y escalabilidad.


Artículo gentileza de la Corporación Chilena de Normalización Electrotécnica. / www.cornelec.cl
Noviembre 2018
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.