Visítanos en Facebook Síguenos en Twitter
Lunes 17 de Diciembre de 2018          Dólar= $684,91          UF=$27.565,79     •      UTM=$48.353
GESTIÓN DE ACTIVOS Y GESTIÓN DE ENERGÍA
Una alianza indisoluble

Con los cambios que están viviendo las empresas hoy en día, juega un papel clave el integrar los datos provenientes de la parte eléctrica con el resto de la operación. De este modo, se logran mayores eficiencias tanto en la operación, como en el mantenimiento y el consumo energético.

La misión más básica de una organización es mantener eficientes sus operaciones, y si a esto se le suma ser más amigables con el medioambiente, la ecuación es perfecta. Sin embargo, no es una tarea fácil: los activos envejecen o se debilitan causando un mayor gasto de energía, o bien las mismas exigencias de la producción hacen parecer que se requiere más energía al no tener un panorama completo de los procesos que se llevan a cabo en la industria.

A esto se suma que los costos de la energía en nuestro país son altos, un punto más para buscar soluciones que ayuden a utilizar eficientemente este recurso. Afortunadamente, hoy existen en el mercado más tecnologías y datos disponibles, lo que trae la capacidad de mejorar proactivamente las comunicaciones, la automatización y el rendimiento en general.

La Transformación Digital o la llamada “Cuarta Revolución Industrial” ya cambió la forma en que deben operar las empresas y, en este punto en particular, juega un papel clave el integrar los datos provenientes de la parte eléctrica con el resto de la operación. De este modo, los activos que consumen energía trabajan integrados a los sistemas instalados y más en armonía con la infraestructura que suministra energía. La importancia de las subestaciones digitales Hoy en día, contamos con software para la gestión conectada del ciclo de vida de los activos, lo que permite que operen en óptimas condiciones sin desperdiciar energía, al entregar toda la información necesaria para la toma de decisiones. Al integrar el control de los procesos y el control de la energía dentro de un mismo sistema se reducen las inversiones en bienes de capital (Capex), al igual que las necesidades de capacitación, infraestructura TI y ciberseguridad.

Al mismo tiempo, es posible obtener ahorros importantes al combinar la demanda de mercado con los datos de producción.

No obstante, la gestión de la energía va mucho más allá de su consumo; también tiene que ver con la generación, transmisión y distribución de la misma. En estos dos últimos puntos juegan un papel relevante las subestaciones digitales, que proporcionan control y eficiencia al entregar a los operadores información completa para la toma de decisiones. Junto con ello, son un componente esencial para migrar hacia una red más inteligente, con mayores fuentes de energías renovables y menores posibilidades de intermitencias en la red.

Las subestaciones digitales ofrecen nuevos niveles de seguridad, confiabilidad, interoperabilidad y rendimiento en tiempo real. Entre sus beneficios podemos mencionar:

• Seguridad: la digitalización de todos los datos reduce drásticamente el riesgo de electrocución.

• Mantención reducida: acorta los tiempos de instalación y de adaptación y permite una supervisión completa del sistema, reduciendo los requerimientos de mantenimiento.

• Seguridad de la inversión: la tecnología digital crea una subestación con garantía de futuro, gracias a una eficiente gestión de la información, diagnósticos y configuración de datos para optimizar la operación y la mantención.

• Seguridad cibernética incorporada.

• Disponibilidad aumentada: la supervisión completa de todos los componentes de automatización de la subestación facilita la detección y eliminación más rápida de las fallas, y minimiza aún más la necesidad de mantención periódica, bajando los costos y reduciendo los tiempos de interrupción, entre otros.

El monitoreo y el diagnóstico es una característica estratégica para una mejor gestión de la energía a lo largo de toda su cadena de valor. El resultado es una mayor utilización del equipamiento, incremento en la recuperación y menor consumo de energía.

Para hacer realidad estos rápidos avances, es indispensable acompañar a los usuarios en dicha evolución y sobre todo a los operadores a través de capacitaciones para que se tenga el mejor provecho y valor en las aplicaciones locales, en conjunto con los avances tecnológicos de comunicación y digitalización.

En conclusión, la tecnología nos ayuda a optimizar nuestras inversiones y nuestros proyectos a través de tiempos de instalación más cortos, menos materia prima requerida, mayor interoperabilidad de nuestros activos, mayor eficiencia del sistema completo y sobre todo mayor tasa de disponibilidad de estos últimos. Por lo tanto, la gestión de activos es totalmente indisociable de una optimización de uso de los mismos y una mejor gestión del consumo eléctrico a todos los niveles.


Por Richard Chopplet, Gerente de Ventas de la División
Power Grids Unidad de Negocios Grid Automation de ABB en Chile. / www.abb.cl
Noviembre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2018 Editora Microbyte Ltda.