Visítanos en Facebook Síguenos en Twitter
Jueves 16 de Agosto de 2018          Dólar= $665,16          UF=$27.234,91     •      UTM=$47.729
Cinta calefactora v/s calefacción por vapor

Para una empresa de producción continua, los gastos en calefacción pueden representar un monto significativo de sus costos operacionales, según la tecnología que se utilice. En este artículo, se analizan diversas variables (mantenimiento, materias primas, horas-hombre, entre otras) para definir la opción más adecuada.

Las cintas calefactoras autorregulables permiten suplir la pérdida de calor que se produce en cañerías, estanques, y en equipos que llegan al punto de congelamiento o de cristalización debido a las bajas temperaturas ambientales, reduciendo la viscosidad del fluido interno. Estas cintas consisten en un cable eléctrico que se instala de manera lineal o espiralado a la tubería o estanque (ver figura), y que se complementa con aislación térmica (para retener las fugas de calor). Existen diversas aplicaciones que se le pueden dar a las cintas calefactoras, siendo las dos principales evitar el congelamiento y mantener la temperatura.

El reemplazo de un sistema de calentamiento de tuberías con vapor por un trazado eléctrico con cintas calefactoras autorregulables, representa un ahorro económico significativo; se estima que llega a superar un 70%, ya sea por mantenimiento, por horas hombre (HH), o bien por la vida útil que este sistema posee.

Los principales gastos por la generación de calefacción a vapor, son las materias primas (como agua, petróleo, gas natural y electricidad), que en una empresa de producción continua, pueden representar fácilmente $5.000.000 mensuales.

Además, para mantener una caldera se debe contar con personal especializado, tanto eléctrico como mecánico, los que pueden superar los $10.000.000 en HH entre supervisores, maestros y operadores. Otro punto a considerar es el mantenimiento de la caldera, que entre calibración de quemadores, cambio de ventiladores, calibración de equipos de fugas, prueba isométrica de combustible, pruebas hidráulicas, sello, y otros, puede representar un gasto sobre $1.000.000 mensuales. En resumen, el gasto estimado mensual para mantener la temperatura de una planta de trabajo continuo con vapor puede superar los $16.000.000.

En tanto, mantener la temperatura con cintas calefactoras solo requiere la inversión inicial en los productos y el servicio de instalación, ya que son libres de mantenimiento. Además, su comportamiento de trabajo electroquímico permite utilizar la energía de manera eficiente, trabajando solo cuando existen bajas temperaturas, posibilitando ahorros mensuales de hasta un 70%.


Características de las cintas calefactoras

La cinta calefactora es un cable calefactor que, en su núcleo, posee una mezcla especial de polímeros y partículas conductivas de carbono que crean sendas semiconductoras entre los dos alambres (neutrofase), en cada punto a lo largo de la cinta. A medida que el núcleo se calienta, este se expande microscópicamente aumentando la resistencia al paso de corriente y, por lo tanto, reduciendo la disipación de energía. Cuando el sistema que está siendo calentado, se comienza a enfriar, se contrae, conectando de nuevo estas sendas semiconductoras y aumentando la disipación de energía.


Artículo gentileza de InexChile. / www.inexchile.com
Abril 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2011 Editora Microbyte Ltda.