Visítanos en Facebook Síguenos en Twitter
Lunes 20 de Noviembre de 2017          Dólar= $637,02          UF=$26.677,87     •      UTM=$46.692
Francisco Mardones, de Programa Transforma Industrias Inteligentes de Corfo:
“Chile, líder regional en materia de digitalización”

Para nuestro entrevistado, gran parte de las compañías locales han comprendido que la Transformación Digital implica que la tecnología es parte de la estrategia de negocio y no solo una herramienta para reducir costos y mejorar la eficiencia. Para profundizar en la realidad de la industria y del Programa Transforma Industrias Inteligentes de Corfo, conversamos con su Presidente, Francisco Mardones.
Francisco Mardones.

En digitalización, ¿qué diagnóstico hace de la industria local?
En materia de digitalización, hemos identificado tres etapas: i) informativa, durante la que las empresas entienden los conceptos y su importancia; ii) de ideas, para saber qué hacer en concreto; y iii) de acción, donde las compañías incorporan la digitalización de manera intensiva. En este sentido, la industria chilena estaría finalizando la etapa dos. Pese a que cada empresa tiene realidades distintas, en general veo que hay muchas que ya están en procesos de incorporación de tecnología más sofisticada, que no tiene que ver con automatización, sino con integrarla a la estrategia de la empresa, y no solo como una herramienta de gestión y reducción de costos. Un ejemplo de esto, es lo que está pasando con Codelco y su filial Codelco Tech, que ya tiene una definición estratégica en el tema, y la digitalización pasó a ser parte de su core business, no solo un recurso accesorio.

Es decir, el tema ya está instalado…
Sí. Me ha tocado exponer y conversar en distintos países y pude corroborar que los relatos y términos relacionados a la digitalización ya están bien instalados en Chile. Si bien todavía hay actividades de difusión en general, las conversaciones ya no son sobre “qué es”, sino sobre “cómo lo vamos a hacer”. El “por qué” y el “qué” ya están instalados, ahora estamos abordando el “cómo”. Por ejemplo, empresas de servicios financieros y de retail ya tienen presupuestos para la transformación digital, que es algo que no se observa en otros países de la Región donde recién están adquiriendo los conceptos. Chile es un modelo para los otros países de la Región. Hemos avanzado bastante, aunque falta mucho por hacer aún.

En ese sentido, ¿cuáles son los objetivos principales del programa que Ud. lidera?
Los objetivos son dos: mejorar la productividad de las industrias consolidadas de Chile mediante la digitalización, y fortalecer la industria tecnológica local. Eso da cuenta de que debemos trabajar en paralelo con dos mundos muy distintos: los sectores que mueven económicamente al país, y las pequeñas y medianas empresas de tecnología, que facturan del orden de 2,5 millones de dólares al año. Todo lo anterior, lo hemos iniciado con un énfasis en cinco verticales: minería, agricultura, ciudades inteligentes, salud y astronomía, sin perjuicio de que sigamos trabajando con otros sectores, ya que las tecnologías digitales son transversales a todas las industrias.

¿Qué se ha hecho al respecto?
Nuestro foco ha estado en levantar oportunidades y desafíos con los sectores consolidados o tractores en temas comunes como es interoperabilidad y estándares -en los que estamos muy avanzados-, las necesidades de capital humano y la ciberseguridad. Con esta última, estamos más en la etapa de instalar el tema.

Lo que queremos es que la industria tecnológica local pueda participar de esta digitalización de las empresas consolidadas, y para eso, es clave comprender la interoperabilidad que no se impone, se adopta. Por ejemplo, hay un compromiso del MOP y del Minvu para que de aquí al año 2020, todos sus proyectos se gestionen con BIM (Building Information Modelling). Esto abarca no solo a las empresas proveedoras que tienen que crear o incorporar nuevas tecnologías para el sector, sino también a la academia para que el currículum de formación esté alineado con ese objetivo.

Instalando estos temas en los sectores consolidados, ayudamos a que los cambios se produzcan y, en consecuencia, sea un impulso para la industria tecnológica local. Si bien esto todavía no impacta mayoritariamente en la industria tecnológica local, la conversación entre ambas partes ya existe. Ya no está la lógica de querer hacer todo uno mismo, pues ya se entiende que esto es un ecosistema de colaboración.

¿Cómo se está abordando en la práctica cada sector?
Cada uno tiene tácticas distintas. En salud y minería, estamos haciendo una coinstalación -con fondos privados y públicosde Centros de Certificación y Estándares. En el primero, hay estándares globales, por lo que solo tenemos que ayudar en su adopción y certificación. No obstante, en minería, no existen estos protocolos de interoperabilidad a nivel global, por lo que tenemos la oportunidad de generarlos de acuerdo a nuestra realidad, lo que representa una ventaja, ya que las empresas locales que participen en este proceso estarán mejor preparadas para el cambio tecnológico.

En ciudades inteligentes, encontramos una mayor dispersión de tomadores de decisiones (municipios), por lo que decidimos cambiar la táctica y hacer pilotos en algunas comunas. Uno de ellos -en etapa de licitación- lo estamos haciendo en calle Banderas, en conjunto con la Municipalidad de Santiago, y es sobre conectividad digital para una sensorización masiva, a través de luminarias inteligentes. Estas decisiones de infraestructura no pueden hacerse de forma aislada, porque si no ocurrirá lo mismo que con las ciclovías, que no están conectadas entre las distintas comunas. Además, junto a la Intendencia de Santiago, estamos desarrollando otro piloto sobre integración de videocámaras en el eje Alameda-Providencia. Este proyecto apunta a cómo logramos articular las distintas organizaciones, como Carabineros, Unidad Operativa de Control de Tránsito, Metro, Municipalidades, entre otras. Una vez avanzado en este tema, pasaríamos a un siguiente nivel que incluiría algoritmos, procesamiento automático de imá- genes, con inteligencia artificial para detectar incidentes, etc., y aquí la industria tecnológica local jugará un rol importante.

¿De qué forma se logra que este impulso beneficie a la industria tecnológica local y no a la extranjera?
Estamos realizando mesas de trabajo con diferentes actores, incluidas las empresas tecnológicas, de modo de establecer y construir un lineamiento común. Es justamente en estos espacios donde queremos que participen para que estén adelantadas a lo que ocurrirá en materia de integración tecnológica, lo que es una ventaja muy amplia para ese sector.

Nos interesa que las compañías tecnológicas locales sepan que existe esta instancia para que planteen sus intereses y dudas, bajo la lógica de cómo construimos bienes públicos que habilitan a que las cosas pasen.

¿El programa contempla financiamiento, considerando que la industria tecnológica puede tener el conocimiento, pero no el capital para el desarrollo de tecnología?
Sí. Los pilotos se financian con Fondos de Inversión Estratégica (FIE) del Ministerio de Economía. Pero en cuanto a lo que puede hacer cada una de las empresas, damos pertinencia a proyectos que se presentan a las líneas existentes de Corfo.

Noviembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2011 Editora Microbyte Ltda.