Sábado 1 de Octubre de 2022       •      Dólar= $966,26      •      UF=$       •      UTM=$58.772

Mantenimiento Industrial:
La relevancia del factor humano
Por Raúl Stegmaier Bravo, Director del Magíster en Gestión de Activos y Mantenimiento de la Universidad Técnica Federico Santa María.
Con la evolución del área, que se ha convertido en un factor clave dentro de la sustentabilidad de cualquier negocio, surgen nuevos desafíos centrados en el rol que cumplen las personas en la continuidad del proceso.

En el tiempo, el rol del mantenimiento en la industria ha evolucionado desde ser concebido como un “mal necesario” hasta convertirse en una temática que está influyendo en las definiciones estratégicas de un negocio. Este proceso ha sido acompañado, a su vez, por cambios relevantes en las herramientas de gestión soportadas por una adecuada plataforma conceptual, la que ha implicado necesarias modificaciones del paradigma en los actores de este proceso.

Lo anterior ha afectado fuertemente el rol de esta área dentro de la organización, al pasar de un enfoque asociado a demandar recursos para acciones de mantenimiento operativo a requerir que dichos recursos apoyen la continuidad y sustentabilidad del negocio. En este proceso ha ayudado mucho la adopción de la Gestión de Activos como modelo en la industria intensiva en activos fijos.


Buscando eficiencias

Al mirar la realidad nacional, la mayor intensidad competitiva y la reducción de márgenes han obligado a la búsqueda de eficiencia en todos los ámbitos de la empresa y es, en este proceso, donde el área de mantenimiento debe jugar un papel preponderante en la sustentabilidad del negocio. En este sentido, si observamos modelos como la Confiabilidad Operacional, que en síntesis establece como drivers relevantes de la continuidad funcional de un proceso la confiabilidad y mantenibilidad de los activos, la confiabilidad humana y la confiabilidad del proceso, es el factor humano la dimensión en donde debemos poner especial atención para el logro de la necesaria posición competitiva.

No obstante, los espacios de mejoramiento están en las cuatro dimensiones antes descritas, hay oportunidades y a la vez deficiencias que deben ser observadas en los factores humanos que condicionan la respuesta de un proceso. Esto podemos entenderlo en al menos dos dimensiones de análisis: las competencias asociadas a la gestión de mantenimiento en base a los requerimientos actuales –es decir, un gestionador de riesgo con foco en el negocio-, y por otro lado, el rol de las personas en las acciones de mantenimiento propiamente tal.

En esto último, la gestión de personas basadas en competencias ha ayudado mucho; sin embargo, la mayor complejidad tecnológica y de arquitectura de los sistemas en la generación de productos y servicios, junto a la necesidad de dar una respuesta oportuna a los requerimientos de flexibilidad operacional, plantean una exigencia relevante a los individuos y, en particular, a aquellos que se desempeñan en el área de mantenimiento.

Este requerimiento asociado al factor humano, no resulta novedoso, dado que está presente en todos y cada uno de los modelos y sistemas de gestión actuales (por ejemplo, ISO 55000), pero se transforma en una necesidad cuando vemos que muchas de las situaciones de pérdida de continuidad de un proceso siguen asociándose a factores de esta naturaleza y, por lo tanto, no podemos seguir tratándolos de la forma tradicional, a través de capacitación o formación basada en la perspectiva habitual.

Por ejemplo, en la academia se ha avanzado considerablemente en la modelación de la conducta a la falla de los elementos técnicos de un proceso y se ha mejorado a su vez la capacidad de predecirlos, aunque se está en deuda en cómo se asocia adecuadamente el rol de los individuos en estos fenómenos. En este sentido, industrias como la aeronáutica deben ser observadas con atención para así recoger las lecciones aprendidas.

Octubre 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.