Sábado 1 de Octubre de 2022       •      Dólar= $966,26      •      UF=$       •      UTM=$58.772

IoT y la importancia de la automatización
Por Juan Luis Núnez, Gerente General de Fundación País Digital.
La Internet de las Cosas (IoT) es un concepto emergente que está formando el futuro de la Industria 4.0 y la interacción entre las tecnologías y sociedades. En particular, ha tomado valor junto a la emergencia del análisis de Big Data, sensores de bajo costo y conectividad universal, con énfasis en nuevas tecnologías móviles.
Juan Luis Núnez.

La Internet de las Cosas equivale a que, a partir de ahora, no solo las computadoras, smartphones y tablets están conectadas a la red, sino que también se sumarán billones de otros equipos interconectados, que abarcan desde sistemas de irrigación utilizados en la agricultura o sensores que monitorean la salud humana, a incontables controles industriales. Por tanto, lo que la IoT revolucionará es la forma en que las empresas, gobierno y personas utilizan y se benefician de una amplia gama de datos y aplicaciones.

Según estimaciones de Cisco, hacia el año 2020 alrededor de 50.000 millones de objetos estarán conectados a Internet, lo que equivale a más de siete dispositivos por persona en todo el mundo. Si durante 2016 un total de 170 cosas por segundo se conectaron a Internet, en 2020 serán 255 cosas cada segundo.

A medida que continúa la expansión de dispositivos y sensores conectados a la Internet de las Cosas, se empieza a crear un enorme volumen de datos a un nivel que no permite una interpretación humana o con técnicas de análisis tradicionales. Este aumento de datos produce otro fenómeno denominado “Big Data”, el que se debe entender con nuevos modelos que permitan analizar esta información, como “Machine Learning” (o aprendizaje de máquina), llevándonos a una nueva oleada y resurgimiento de la inteligencia artificial que está impulsando fuertemente la automatización y sus procesos.


Inteligencia artificial

La inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) ha estado presente por décadas (recordemos que este término lleva más de 70 años usándose), pero la diferencia hoy radica en la gran cantidad de datos que hemos reunido, el poder de cómputo y las nuevas técnicas en Machine Learning. Antes de este punto de quiebre, la inteligencia artificial se entendía como una máquina que tomaba decisiones en base a situaciones explícitamente programadas. Hoy, la AI se basa en que el computador toma decisiones en base a una gran cantidad de datos, aprendiendo de forma autónoma de los aciertos y errores, analizando las acciones del pasado y, en definitiva, replicando solo los comportamientos que terminaron de forma positiva.

Por ejemplo, Google basa su precisión para encontrar lo que buscamos gracias a que ha construido su inteligencia artificial con billones de búsquedas pasadas en los últimos 10 años. Por increíble que parezca, la cantidad de datos de estos últimos años se ha acrecentado a tasas exponenciales, superando la duplicación cada dos años. A pesar de ello, la gran revolución de datos será explicada por la IoT, que está poniendo sensores en personas, fábricas, ciudades, autos, en la naturaleza y en prácticamente todo tipo de situaciones y lugares.

Para analizar estos datos se necesita un poder de cómputo enorme, el que ahora está disponible para todo el mundo y en cualquier lugar gracias a servicios de cloud computing (computación en “la nube”) como Amazon, IBM o Microsoft, los que son aprovechados por un nuevo recurso humano (sumamente valorado al día de hoy) como son los científicos de datos, que permiten construir las bases del aprendizaje de máquinas y la inteligencia artificial.

Y esto es solo una arista de la inteligencia artificial. De una u otra forma, empezaremos a ver cómo se masifica, primero en nuestros dispositivos móviles y sus aplicaciones, como por ejemplo el procesamiento de lenguaje natural y, en pocos años más, en robots, aviones no tripulados, vehículos autónomos y, más impresionante aún, desplazando o cambiando la forma de trabajar de millones de personas.

Uno de los estudios que evidencia de mejor manera el cambio laboral lo realizaron Carl Frey y Michael Osborne de la Universidad de Oxford (2013), quienes pronosticaron que aproximadamente un 47% de la fuerza laboral podría ser reemplazada por computadores e inteligencia artificial en las próximas dos décadas. Los más afectados serán aquellos que realicen trabajos mecánicos y repetitivos, ya que son más fáciles de ser reemplazados por la inteligencia artificial y la automatización. Por su parte, las habilidades sociales y blandas, la creatividad y la innovación no se espera que sean desplazadas por las máquinas en el corto plazo.


Oportunidades de la IoT

La Internet de las Cosas y la automatización de procesos y servicios generan múltiples oportunidades, y su masificación está relacionada intrínsecamente con las aplicaciones en nuestra vida cotidiana. Además, la IoT crea un ciclo positivo en nuestras comunidades y ciudades, con más seguridad, resilientes y sustentables, con servicios inteligentes y con aplicaciones directas hacia sus usuarios, creando un ecosistema de Smart Cities.

Uno de los factores esenciales del éxito de la IoT es la integración y colaboración entre los diversos sectores, comunidades y usuarios de una ciudad. Es aquí donde se presenta un efecto esencial, como lo es la creación de nuevos modelos de negocios que adoptan la IoT en sus productos o servicios, creando un complejo e interesante desafío: ¿Cómo integramos estas nuevas tecnologías en nuestras organizaciones, ciudades o comunidades para hacerlas más productivas? Esta debiera ser una prioridad de la gerencia general de cada compañía.

Junio 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.