Lunes 20 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.048,36       •      UTM=$52.631

REDUNDANCIA
Un elemento imprescindible
en el suministro energético de Data Center
Por Gonzalo Hidalgo, Product Manager de la división Electrification Products de ABB en Chile.
Las UPS redudantes son un componente esencial para lograr la continuidad operativa de un centro de cómputo, no solo por brindar energía de manera ininterrumpida, sino también por ofrecer sencillas alternativas de escalamiento y mantenimiento.

Hoy en día, la industria presenta procesos altamente críticos que requieren de una disponibilidad permanente en el acceso a información o modificación de parámetros en línea. En este sentido, los Data Centers juegan un rol fundamental en garantizar que no exista ningún tipo de interrupción que pueda afectar tanto a las empresas como a usuarios finales. Bajo este contexto, los centros de cómputo cuentan con cuatro diferentes certificaciones, según el nivel de disponibilidad y redundancia que garanticen para cada uno de sus componentes (comunicaciones, construcción, suministro eléctrico, ventilación, etc.): TIER I, TIER II, TIER III y TIER IV, siendo esta última la de mayores exigencias.

Referente a la disponibilidad permanente de suministro eléctrico, un Data Center del tipo TIER IV debe disponer de dos fuentes de alimentación independientes y activas a la vez y cada una debe tener su propio medio de generación eléctrica de respaldo vía generador y almacenamiento en baterías por medio de un equipo UPS. Ambos sistemas actúan en modalidad redundante y deben poder ser conmutados de manera inmediata sin interrupciones en caso que sea requerido, para lo que es necesario un Interruptor de Transferencia Estática (STS). El alcanzar esta certificación, implica que el Data Center tendrá una tasa de disponibilidad mínima del 99,995%, lo cual representa un máximo no garantizado de 26 minutos al año.


El rol de las UPS

Un actor fundamental en garantizar un suministro eléctrico permanente son los sistemas de alimentación ininterrumpida (más conocidos como UPS), los que proveen continuidad en la potencia demandada por las cargas desde baterías previamente cargadas en caso de desconexión de la red eléctrica, durante un tiempo determinado por la configuración inicial de la unidad. Estos equipos, además, permiten estabilizar la tensión ante fluctuaciones o variaciones, de modo que servidores u otras cargas críticas estén protegidas ante estos fenómenos externos.

Actualmente, existen dos modalidades bajo las cuales puede ser configurado un equipo UPS: construcción monobloque o modular. Mientras la primera corresponde a una única unidad que realiza toda la función de respaldo energético por el total de la potencia, una UPS modular permite que este total sea atendido por bloques de potencia menor. Esto presenta las siguientes ventajas para un sistema crítico, como un Data Center:

Reducción en la presencia de puntos únicos de falla: Cada módulo cuenta con componentes de potencia y control redundantes. Esto minimiza la probabilidad de que un sistema completo pueda verse afectado por una falla general.

Mayor escalabilidad en la solución de respaldo energético: En caso de ser necesario el incremento en la potencia del sistema, nuevos módulos pueden ser agregados sin la necesidad de adquirir equipos nuevos de mayores dimensiones, además de simplificar el procedimiento de instalación y puesta en marcha.

Posibilidad de configurar el nivel de redundancia para el sistema de respaldo energético: Uno o más módulos puedan absorber la carga de otro que presente un problema o necesite ser desenergizado.

Reemplazo en caliente de unidades que presenten problemas o que necesiten de asistencia técnica: Esto reduce el tiempo dedicado para actividades de servicio. También implica la simplificación en los procedimientos de mantenimiento preventivo y correctivo.

En base a lo anterior, una alta certificación TIER, además de la utilización de equipos de respaldo energético modulares y redundantes en Data Centers, permite incrementar en mayor grado la tasa de disponibilidad ya garantizada, ya que se ven reducidos los puntos únicos de falla y se posibilita que el sistema completo pueda continuar funcionando a pesar de las acciones de mantenimiento que se requieran realizar. Estos son factores fundamentales para garantizar un suministro continuo y así prevenir cualquier tipo de problema asociado a la pérdida o falta de acceso temporal a información de carácter crítico.

Abril 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.