Sábado 1 de Octubre de 2022       •      Dólar= $966,26      •      UF=$       •      UTM=$58.772

Un sistema interconectado que potenciará la energía de Chile
Por Carlos Finat, Director Ejecutivo de ACERA.
Nuestra “loca geografía”, como acertadamente señaló el escritor Benjamín Subercaseaux a mediados del siglo pasado, impone un gigantesco desafío para el desarrollo de la infraestructura pública que todo país necesita.
Carlos Finat.

El caso del sistema eléctrico no se ha sustraído a las limitaciones y exigencias de esa “loca geografía” que se extiende por cerca de 4.000 km en su porción continental, aferrada al borde del Pacífico sudamericano, y que incluye los más variados regímenes climáticos y variedades geográficas, característica que resulta especialmente importante cuando hablamos de conectividad. Las carreteras, las comunicaciones de voz y datos, y la interconexión eléctrica, son procesos que en nuestro país han debido salvar significativos obstáculos.

Por estas mismas características, Chile está dividido actualmente en varios sistemas eléctricos separados: dos sistemas interconectados (el SIC, para la zona centro sur, y el SING, para la zona del Norte Grande), a los que se suman varios sistemas eléctricos aislados de menor tamaño, ubicados en el sur del país.


Beneficios de la interconexión

Los beneficios de la interconexión entre los distintos sistemas eléctricos de un país son muchos, y entre los principales, se encuentran:

Mayor tamaño del mercado, que atrae más agentes generadores.

La participación de nuevos generadores incentiva la competencia en el mercado de la energía.

En beneficio de menores costos y mejor seguridad de suministro, se pueden aprovechar complementariedades existentes entre distintas fuentes de energía.

Asegura la cobertura del suministro eléctrico en el país, habilitando el desarrollo de actividades económicas distribuidas en el territorio.

Para el caso de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), la interconexión nacional es fundamental y es el escenario en el que su competitividad de costos puede explotarse al máximo en beneficio de los consumidores de energía. Nuestro país, como lo señalan distintos estudios, posee una enorme capacidad de fuentes de energías primarias renovables que se distribuyen a lo largo de todo el país. Esta abundancia de recursos sustentables queda en evidencia en el informe “Energías Renovables en Chile: el Potencial Eólico, Solar e Hidroeléctrico de Arica a Chiloé”, publicado por el Ministerio de Energía de Chile en el año 2014.

Tal como puede verse en el mapa de la página siguiente, la energía solar se concentra principalmente en las regiones que van desde Arica y Parinacota (XV), por el norte, hasta la Metropolitana por el sur. Por su parte, el principal potencial hidroeléctrico se ubica desde la Región Metropolitana hacia el sur, mientras que la eólica cubre prácticamente todo el país desde la II Región de Antofagasta hasta Punta Arenas. Según lo señala el mencionado informe, tenemos una capacidad de 1.865.000 MW en proyectos de tecnologías ERNC, distribuidos a lo largo del país y complementarios entre sí. Debiera, entonces, resultar evidente la gran importancia de que Chile cuente con un sistema interconectado que abarque a todo el país, permitiendo así el libre intercambio de energía entre las diferentes regiones del país, aprovechando las distintas fuentes primarias de energías renovables con que disponemos.

En la más reciente licitación de energía para distribuidoras, las ERNC (en especial, las fuentes solares y eólicas) exhibieron los precios más bajos en las ofertas que se presentaron a ese proceso. Lo anterior fue posible gracias a que -según lo planificado- se espera que la interconexión entre el SIC y el SING esté disponible en 2018, y de ese modo, las diferentes fuentes de energía podrán acceder a un único gran mercado eléctrico que abarcará casi la totalidad de la demanda nacional.

La interconexión SIC-SING permitirá también mejorar la seguridad de suministro. Al incorporar al sistema nacional fuentes renovables, cuya disponibilidad está sujeta a factores diversos, no necesariamente correlacionados entre sí, la disponibilidad global aumenta.

La interconexión SIC-SING es uno de los mayores proyectos que ha enfrentado el sector eléctrico del país y no dudamos que traerá los beneficios que antes se describen. Asimismo, esperamos que este proceso sea una inspiración para futuras interconexiones internacionales que permitan potenciar una tendencia hacia un gran mercado eléctrico regional en el mediano plazo, lo que con seguridad también nos traerá muchos beneficios, tal como ha sucedido actualmente en Europa. Ya no estamos tan lejos.

Diciembre 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.