Lunes 26 de Septiembre de 2022       •      Dólar= $963,73      •      UF=$34.203,78       •      UTM=$58.772

Smart City y la 4ª Revolución Industrial
Por José Eduardo Muñoz, Country Sales Manager de Kamstrup Chile.
En los últimos años ha comenzado a crecer la inquietud por conocer las virtudes, beneficios y prestaciones técnicas que conlleva la incorporación masiva de los “medidores inteligentes” (o smart meters), en un abanico de aplicaciones que abarca desde las redes eléctricas (smart grid), hasta los hogares (smart home), pasando por la industria y el comercio.
José Eduardo Muñoz.

En el país ya se están ejecutando varios despliegues de medidores inteligentes (o smart meters), con pilotos que apuntan a conocer, más allá de los aspectos metrológicos de los dispositivos en cuestión, el funcionamiento e integración de estos en un sistema, donde la infraestructura de comunicación, los software para gestionar los datos, y los cambios culturales que generan estos nuevos paradigmas tecnológicos, requieren de un análisis circular, de una adecuación organizacional que también fuerza, necesariamente, a que las empresas conversen y eduquen a sus clientes sobre los beneficios que tendrán a la hora de incorporar medidores inteligentes.

Estos procesos tecnológicos disruptivos necesitan una fuerte integración competente por parte de la autoridad técnica y legal, así como también se requiere que se hagan parte de la discusión las entidades gremiales y académicas. Cuando se planifican cambios de esta magnitud, se hace totalmente necesario que logremos consensos normativos, tecnológicos y sociales, que aceleren positivamente la migración hacia la nueva generación de sistemas de medición.


¿Estamos preparados para la medición “inteligente”?

Habitualmente encontramos Smart City en cercanía con otros conceptos (como Big Data, Analitycs, Sensores, IoT, Medidores Inteligentes, entre otros), pero nunca debemos olvidar uno esencial: Sustentabilidad. Al revisar lo que sucede en el ámbito de las ciudades inteligentes, siempre me pregunto si estamos en el camino correcto y usando el conocimiento, la experiencia y los mercados referentes de forma coercitiva, para diseñar, planificar y ejecutar una verdadera ciudad inteligente.

Existe una máxima que sostiene que “lo que no se puede medir, no se puede gestionar ni mejorar”. En ese sentido, hacer realidad una ciudad inteligente requiere, como primera tarea, pensar en la incorporación de medidores inteligentes, que no solo midan, sino que también entreguen importantes beneficios técnicos y económicos. Aquí, nuevamente, el rol y participación del Estado, los privados, la academia y la comunidad, son relevantes a la hora de construir consensos tecnológicos apalancados desde la innovación y sustentabilidad.

Foto: Gentileza Kamstrup.

Si compartimos algunos números, nos encontramos con un crecimiento exponencial de Internet en los últimos cinco años, donde claramente la movilidad ya va sentando bases de ser la alta preferencia y tendencia en la explotación de soluciones tecnológicas. En Chile existen alrededor de cinco millones de hogares y si sumamos el resto del mercado (léase Industria e Instituciones), el total llega a casi 6 millones de potenciales fuentes de uso para la medición inteligente de energía y agua. Sin duda, un gran mercado desde el punto de vista comercial. No obstante, solo entre 1% y 2% está bajo el esquema de una lectura remota, no necesariamente integrada a una medición inteligente total; es decir, en muchos casos solo extrayendo datos para facturación y en otros, gestionando el uso eficiente de energía, particularmente en la Industria y Minería.

Entonces, tenemos una gran oportunidad para llegar incluso al Smart Home, donde podemos emplear masivamente medidores con prestaciones que aprovecharían exclusivamente los clientes domiciliarios, con beneficios como los siguientes:

Fiabilidad en el consumo y facturación, asegurando que lo que se está consumiendo es lo que se está registrando y facturando. Por ejemplo, no se mide aire en el caso de los medidores para el consumo de agua.

Libres de mantenimiento: no tienen partes mecánicas que requieran acceso periódico por parte de las empresas de electricidad o de agua.

Encriptación de datos: la información que se transmite se encuentra protegida a través de llaves de cifrado.

Control de fugas: en el caso de agua potable, estos dispositivos permiten la reducción en el consumo atribuible a fugas, llaves que no quedan bien cerradas o a roturas de cañerías.

Prevención de fraudes o manipulaciones no permitidas y enviar un aviso a la central.

Comunicación inalámbrica, evitando el uso de cables y optimizando las lecturas de medidores instalados hasta 99,95% de efectividad en su lectura.

Acceso íntegro por parte de los clientes para visualizar sus consumos en línea, observando, además, los consumos de 24 horas, 30 días o 12 meses.


¿Y en qué estamos en Chile?

Hoy en día, la autoridad local está pensando en las ciudades inteligentes y, en particular, ya está llevando a cabo actualizaciones de nuestras normas para facilitar así la incorporación en el corto y mediano plazo de medidores y sistemas de lectura inteligente. En este sentido, aún existen barreras que permitan la incorporación masiva de este tipo de soluciones, y eso es parte del trabajo gremial que estamos realizando en el Comité Técnico TC-13 de Cornelec (Corporación Chilena de Normalización Electrotécnica), donde debatimos y avanzamos sobre los requerimientos técnicos que tiene el mercado, colaborando con distintos organismos del Estado, como SEC, CNE, CDEC, INN, Subtel, entre otros.

En lo que se refiere al mundo del agua, el INN también está actualizando la norma NCh 3274, la que ya incorpora la posibilidad de integrar medidores de tecnología avanzada.

Finalmente, cabe recordar que los smart meters ayudarán a las Utilities a mejorar sus propios resultados, a tener un contacto más cercano con sus clientes, generando instancias de eficiencia energética directamente con los usuarios, siendo, además, un puente entre los desafíos país y las necesidades de la comunidad en general. Algunas de estas empresas ya están desplegando pilotos en electricidad y agua, para ir conociendo los beneficios de la medición inteligente y para ir preparando también el camino de lo que serán nuevos paradigmas en los sistemas de medición. Porque esto no conlleva tan solo incorporar medidores a las redes, sino que las empresas de servicio deberán mirarlo como un sistema que requerirá adecuaciones internas y externas, y es ahí donde todos tenemos la responsabilidad de colaborar y ser parte de este nuevo escenario.

Octubre 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
LUIS ENRIQUE LINO SALAZAR FLOW SOLUTION PERÚ (13/09/2018)
Quisiera saber si los medidores de agua ultrasónicos ya están instalados en Chile y cual sería los requisitos para su aprobación proveniendo del exterior
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.