Domingo 5 de Febrero de 2023       •      Dólar= $778,35      •      UF=$35.304,55       •      UTM=$61.769

Satisfacción, pero con resguardos
Por Makarenna Gálvez Lemus, Analista Senior sector Eléctrico en ICR Clasificadora de Riesgo. www.icrchile.cl
La reciente licitación eléctrica volvió a demostrar que las decisiones adoptadas para el sector han sido correctas, aunque este buen panorama no debe obviar que igualmente existen varios desafíos por sortear.
Makarenna Gálvez Lemus.

Una situación innegable es que el escenario económico en Chile y las perspectivas generales de crecimiento han estado afectadas en los últimos tiempos. De ahí que sea válido preguntarse si este entorno golpea a todas las industrias, incluyendo a la eléctrica y a ese subsector cada día más prometedor como es el de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Pero en este caso puntual de la Energía y las ERNC, la respuesta surge rápida y positiva, porque la verdad es que no.

Lo cierto es que que si hay un rubro que pese al acontecer económico, se ha fortalecido, ese es el sector energético, mostrando una clara tendencia alcista en términos de desarrollo y participación de nuevos proyectos. Esto se ve reflejado en el interés de los inversionistas por participar en los sucesivos procesos de licitación impulsados por el Gobierno, quienes incluso en la reciente subasta estuvieron dispuestos a sacrificar gran parte de sus márgenes -situación muy distinta a la observada en licitaciones anteriores- con tal de aumentar sus posibilidades de resultar favorecidos. De hecho, en el proceso de 2014 se presentaron 18 proyectos, mientras que en 2015 esta cifra alcanzó las 38 ofertas, las cuales alcanzaron un máximo histórico a nivel nacional de 84 participantes durante el proceso finalizado en agosto.

Lo anterior ha impactado directamente la participación de las ERNC sobre el total de generación en Chile, ya que según cifras publicadas por la Comisión Nacional de Energía (CNE) en sus reportes mensuales, a julio de 2016 su incidencia (considerando la generación conjunta del SIC y SING) registró un alza del 13,46% respecto a lo mostrado en julio del año pasado.

Todo este buen panorama no puede perder de vista que, como sea, existen ciertos desafíos que deben sortear los proyectos de ERNC cuyas ofertas lograron adjudicarse alguno de los sub bloques de suministro del reciente proceso. Para la gran mayoría de ellos, se trata de la obtención de las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA), especialmente en el caso de aquellos que aún no han realizado el ingreso de estudios ambientales.

Sin embargo, según estadísticas de la CNE a julio de 2016, durante el último proceso de licitación aproximadamente el 90% de las sociedades adjudicadas ya contaba con su RCA aprobada. Además, esta misma entidad indicó que a la misma fecha existen 5.467 MW de proyectos energéticos con RCA aprobada.

Otro de los puntos importantes de destacar, y que nace de los altos niveles de competencia que se han registrado en el sector, son las alianzas estratégicas, fusiones y ventas de proyectos Green Field entre actores que participaron en procesos de licitación anteriores y no resultaron ganadores. Es posible anticipar este fenómeno dado que esos inversionistas siguen interesados en el mercado eléctrico chileno y quieren seguir participando en procesos futuros, aunque a través de mecanismos distintos a los ya utilizados.

Por otro lado, un alto porcentaje de las ofertas que participaron en la subasta carecen de estructuras de financiamiento definitivas, por lo que es necesario realizar un constante monitoreo del estado de avance de estos proyectos, de forma que sea posible estimar la probabilidad de incumplimiento de los contratos adjudicados, asociados a posibles riesgos de retraso en la construcción y consiguiente etapa de suministro.

Respecto a la obtención del capital, y considerando los precios de adjudicación del último proceso, es probable que la estructura de financiamiento que los bancos nacionales ofrezcan al sector energético sea más restrictiva y selectiva, considerando las posibles implicancias en la solvencia financiera que niveles tan bajos de precios podría aparejar para los flujos de caja esperados.

Incluso es de esperar que si continúa la tendencia que arrojaron los últimos tres episodios de licitación y la flexibilidad del proceso, es probable que la competencia sea aún más agresiva, logrando precios inferiores a los ya registrados.

Las modificaciones que se esperan en el sistema de transmisión, la flexibilidad en el proceso, y los cambios en el marco regulatorio del sector energético, son variables que propician el ingreso de nuevos competidores ERNC con estrategias de precios más agresivas.

Se desprende entonces, que la estrategia seguida por la autoridad en cuanto a fomentar la competencia, incentivar las ERNC y remecer el mercado con precios históricos, está dando los frutos esperados, transformando al sector eléctrico en la industria más dinámica de una economía en general alicaída. Con los debidos resguardos, este es el camino correcto.

Septiembre 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.