Sábado 25 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $784,38      •      UF=$30.068,36       •      UTM=$52.631

A 30 AÑOS DE HISTÓRICO PROYECTO
General Cable Cocesa, líderes en cables submarinos

En agosto de 1986, la Empresa Cobre Cerrillos S.A. más conocida como Cocesa, embarcó desde sus instalaciones en la comuna de Cerrillos, 3.000 metros de cable submarino para alimentar las plataformas de ENAP cerca de Punta Arenas, marcando un verdadero hito en la historia de la Industria Nacional: Por primera vez, se construía un cable de tales dimensiones en una sola longitud en nuestro país.
Fotografía de la plataforma en la que se instaló el cable.

A mediados de los años 80, para alimentar de energía eléctrica sus plataformas en el Estrecho de Magallanes, ENAP necesitaba cable submarino en grandes longitudes, superiores a 1.300 metros, el que se importaba desde Alemania. En ese entonces, Cocesa, hoy perteneciente a la corporación General Cable, ya producía un conductor similar al alemán, pero en extensiones máximas de 500 metros. Por dicha razón, para competir por el contrato de la petrolera nacional, debieron implementar una serie de mejoras en su planta para no solo fabricar el cable en las longitudes solicitadas por el cliente, sino presentar un plazo de entrega menor al de los europeos.

Con estas acciones, General Cable Cocesa se adjudicó el contrato, posicionándose como uno de los líderes regionales en el desarrollo y construcción de cables submarinos. De este modo, a finales de agosto de 1986, se embarcó hacia el puerto de Valparaíso un gigantesco carrete con los 3.000 metros continuos de cable submarino 3x25 RM/16 + 2x1.5 mm 2 3.6/6kV, con un diámetro final de 57.3 mm y cuyo peso superaba las 25 toneladas.


Una demostración de la industria nacional

En una entrevista al diario “El Magallanes”, el entonces Gerente de Planta de Cocesa, Ingeniero Fernando Araneda, sostuvo que este proyecto era un hito para el país por “haber demostrado que se contaba con la tecnología y capacidad humana para hacer un cable de esa naturaleza”. “Esa acción permitió abrir las puertas para la fabricación de otros cables similares y otros desafíos para ENAP, así como para otras empresas”.

Carlos Valencia, Gerente de Calidad de General Cable Cocesa, junto a una muestra del cable submarino fabricado en 1986.
Juan Carlos Altimiras, Gerente General de General Cable Cocesa.

Treinta años después, este proyecto sigue resonando en todos aquellos que estuvieron involucrados en esta tarea. Carlos Valencia, actual Gerente de Calidad de General Cable Cocesa y quien también participó en el proceso de construcción del histórico conductor, aún recuerda todo el trabajo que significó poner en práctica este gran proyecto que fue asumido con dedicación y profesionalismo. “Fueron momentos intensos y de gran tensión; cada uno de nosotros sabía internamente que estábamos participando de un hito histórico en la manufactura del cable en Chile”.

Para él, este proyecto también lo marcó en su desarrollo profesional. “Yo empezaba mis primeros pasos en mi vida laboral y aprendí el significado del trabajo en equipo y que juntos todo es posible, un valor que hasta hoy se mantiene vivo en nuestra compañía”, afirma.

Fotografía de cable.

Permanente espíritu de innovación

Al respecto, Juan Carlos Altimiras, Gerente General de General Cable Cocesa, destaca que “el desarrollo de este tipo de productos, en donde desafiamos nuestros conocimientos y capacidades, ha sido una constante que nos ha permitido mantener el liderazgo como empresa manufacturera nacional”.

A juicio de Juan Carlos Altimiras, el permanente deseo de satisfacer las necesidades de sus clientes ha llevado a la empresa a desafiar constantemente sus competencias y a estudiar profundamente sus requerimientos y necesidades para desarrollar la mejor solución. “Es así como hoy seguimos en esta senda de la innovación y desarrollo de nuevos productos, marcando nuevos hitos en este constante proceso de crecimiento y mejora”, sostiene. La empresa ha seguido marcando importantes hitos en el desarrollo y construcción de conductores eléctricos. “Por ejemplo, en el año 1985 fuimos los primeros en fabricar los cables libres de halógenos y que fueron instalados en las centrales eléctricas Colbún y Machicura. A fines de los años 90, la primera fábrica en Chile en construir un cable Trabajadores de Cocesa, junto al carrete de cable en 1986. flexible de Baja Tensión Superflex y durante este año, fabricamos el cable minero SHD-GC más grande del que se tenga registro, no solo en Chile, sino en el mundo, 109 mm de diámetro final y 19 kg/m, al que además le incluimos fibra óptica para transmisión de señales digitales y que será parte de la alimentación de la Mina Andina de Codelco Chile”, concluye el ejecutivo.

Es por esto que General Cable Cocesa se ha ganado un importante nombre y prestigio en el Mercado Nacional y Regional, el que se ha mantenido hasta el día de hoy, apoyando por más de 65 años el crecimiento del país.

Agosto 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.