Domingo 19 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.044,36       •      UTM=$52.631

Metrología y calibración en nuestras vidas

Hoy en día desconfiamos de la calidad y las características de los productos y servicios que compramos, especialmente en torno a si recibimos realmente lo que se nos prometió a la hora de adquirirlos. Por ejemplo, cuando pagamos la cuenta de la energía eléctrica o del agua, la pregunta que surge es; ¿la cantidad cobrada responde realmente a lo que ocupamos?

En el ámbito de los procesos productivos, los técnicos e ingenieros a cargo de mantener en forma correcta los procesos, se sustentan en diferentes mediciones de los sistemas, con el fin de determinar si los parámetros están dentro de lo esperado. De este modo, se garantiza que el producto que se fabrica cumple con las características para satisfacer el mercado y/o regulación, o que cuenta con ciertas características (control de calidad). De lo anterior, se desprende que las mediciones están presentes en todo el quehacer de nuestras vidas y que son importantes para mantener las características de fabricación y calidad de los productos. Por ello, resulta fundamental seleccionar correctamente el equipo de medición según su uso (aunque su buena elección no resuelve la calidad de las mediciones).

Todos los elementos conocidos no se mantienen constantes en el tiempo, sino que sufren cambios, envejecimiento o deterioro. Este hecho también afecta a los instrumentos de medición, los que a lo largo de su vida útil van cambiando su funcionamiento, consecuentemente modificando el cómo determinan los valores medidos. Esto se denomina “deriva”, y debe determinarse para poder corregir esta desviación.

Para evaluar la deriva que sufren los equipos de medición, es necesario acudir a la Calibración. En palabras simples, esta es la evidencia objetiva de la comparación de un equipo con un patrón de referencia, con trazabilidad al Sistema Internacional de Unidades (SI), de acuerdo a un procedimiento, bajo condiciones acotadas y controladas, para determinar la incertidumbre en cada punto de comparación y determinar que estas mediciones se encuentran dentro de las especificaciones de funcionamiento del instrumento de medición.

Tras este procedimiento, se entrega un certificado de Calibración, que evidencia sus resultados, en el momento y bajo las condiciones que se realizó, por lo cual estos valores, en estricto rigor, solo son válidos en el momento que se realiza (radiografía metrológica).

En este sentido, hay que establecer cada cuánto tiempo se llevará a cabo esta radiografía metrológica (ciclo de calibración), la que por norma debe ser definida por el propietario del instrumento, teniendo en cuenta en su puesta en operación (equipo nuevo) las sugerencias del fabricante, pero principalmente la frecuencia de uso, el abuso, las condiciones ambientales y la criticidad de las mediciones efectuadas con el equipo.

Posteriormente, se debe considerar el historial de calibraciones y ajustar los ciclos de calibración consistentemente con su uso, por lo que, para un mismo equipo, podrán existir períodos de calibración distintos. En definitiva, al implementar sistemáticamente buenas prácticas de calibración, considerando los aspectos detallados anteriormente, ayuda a resolver las desconfianzas. En los procesos productivos, al utilizar instrumentos de medición calibrados, se toman decisiones más certeras para controlarlos adecuadamente y, de esta forma, desarrollar productos que cumplan con sus características, las cuales definen sus cualidades y su calidad.

Todo esto está sustentado por la metrología, ciencia que estudia y define los procesos de medición y su consistencia científica, determinando el sistema de unidades a partir del conocimiento y tecnologías disponibles, con el fin de realizar mediciones cada vez más exactas, para ayudarnos a tener más confianza en los mercados y en el entorno que nos rodea, tanto en nuestro papel como clientes, usuarios o en nuestro desempeño profesional.


Por Celestino Meneses, Ingeniero Electrónico– Metrólogo, Jefe SGC ISO 17025 Lab. de Calibración de Intronica.
Abril 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.