Lunes 26 de Septiembre de 2022       •      Dólar= $963,73      •      UF=$34.203,78       •      UTM=$58.772

ENERGÍA Y MEDIOAMBIENTE
La combinación que marcará al ecosistema este 2016
Por Álvaro Boehmwald, Director de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad de la Universidad San Sebastián, sede Concepción.
El crecimiento económico sube a la par de la demanda energética en nuestro país, y allí radica nuestro mayor desafío: necesitamos con urgencia diversificar la matriz energética y desacoplar el crecimiento económico frente a la demanda de energía. Al menos, se trata de un camino que Chile ya ha iniciado con la hoja de ruta del programa 2050.
Álvaro Boehmwald.

Sin duda, la energía es un tema de alta importancia y complejidad a nivel mundial, tanto en la actualidad como punto crítico para el futuro, y Chile no es una excepción. Por el contrario, el país debe enfrentar el desafío de mejorar el panorama energético, desde la generación hasta su consumo, pasando por los retos que implican las variables sociales y medioambientales.

Así es como lo ha planteado desde ya el Ministerio de Energía, a través del programa Energía 2050, con un lineamiento general y sus respectivos objetivos y actores involucrados. Con este camino determinado, los actores del ecosistema estamos trabajando en la misma línea, todos ocupando un rol de alta relevancia: los ciudadanos, las autoridades y, por supuesto, la industria y los profesionales detrás del sector. A simple vista, es posible verificar que el escenario para el área energética local destacará para este 2016 por la incorporación de nuevos proyectos basados en energías limpias y la instalación definitiva de la hoja de ruta 2050 impulsada por el ya mencionado ministerio. Pero eso no es todo, porque si existen hitos prescritos, estos seguramente desembocarán en la reacción del ecosistema que se enfocarán en aplicar lo energético desde el área de lo sustentable.

En los próximos años, se busca avanzar hacia una energía sustentable e inclusiva, con un futuro energético bajo en emisiones, a costos competitivos, inclusivo y resiliente. Todo esto, sin que ninguna de las variables anteriores esté por sobre otra, de manera tal que se puedan encontrar soluciones armónicas a los desafíos económicos, ambientales y sociales del sector. “Al menos, un 70% de la matriz eléctrica al 2050 debe provenir de fuentes renovables, con énfasis en energía solar y eólica, complementadas con nuevos desarrollos hidroeléctricos con capacidad de regulación que permitan alcanzar esta meta”, indica el informe.

Paralelamente, la tarea está en generar avances en normas sobre emisiones locales y para la protección de los ecosistemas y la biodiversidad, aspecto clave para abrir el camino a nuevos proyectos energéticos y, por supuesto, para un desarrollo hidroeléctrico social y ambientalmente compatible.

En este punto, es clave recordar que la generación de energía, en los últimos años, ha pasado por una de sus más grandes transformaciones, desde la generación hídrica a la termoeléctrica. Tras esta metamorfosis, nuestra matriz tuvo un cambio al verse alterada por la crisis del gas con Argentina y el inminente crecimiento económico del país. Entonces, por estos tiempos, ha llegado una nueva etapa, donde el cuidado por el medioambiente y los factores sociales asumen un protagonismo que pone en jaque a la generación energética. Es que el crecimiento industrial también ha gatillado una cada vez mayor demanda de energía.


Desafíos futuros

Claramente, el crecimiento económico sube a la par de la demanda energética en nuestro país, mientras que por su parte, para los países de la OCDE se observa que esta relación está desacoplada, lo que ocurre debido a la existencia de adecuadas políticas energéticas y de eficiencia energética, junto con la incorporación de nuevas tecnologías y la concientización de la comunidad en el uso racional de la energía. Es justamente allí donde está nuestro mayor desafío: necesitamos con urgencia diversificar la matriz energética y desacoplar el crecimiento económico frente a la demanda de energía. Al menos, se trata de un camino que Chile ya ha iniciado con la hoja de ruta del programa 2050. Hasta hoy, no se han implementado ni las políticas de eficiencia energética ni las políticas energéticas adecuadas. Para esto, la hoja de ruta Energía 2050 servirá para que en Chile logremos superar dichos desafíos y hacerlos parte de nuestras oportunidades: diversificar la matriz, implementar procesos de eficiencia energética, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estos tres ejes marcarán los hitos más relevantes de 2016, sumándose a las regulaciones que se implementarán en los próximos meses, tales como las normas de calderas y los planes de descontaminación de zonas saturadas. En este último punto, por ejemplo, afectando directamente a zonas como Concepción Metropolitano. Todo este panorama representa un desafío para el ecosistema y, sobre todo, para la industria. En la región del Biobío, claramente es una oportunidad.

En este sentido, se deben compatibilizar las tareas energéticas con lo ambiental y encontrar tempranamente cómo solventar las necesidades energéticas de una industria con estas condiciones tan distintas a lo acostumbrado, con el fin de cumplir con la normativa. Así, la innovación y el emprendimiento en estos aspectos especializados de energía y sustentabilidad, se alzan como una oportunidad latente para los próximos años. Este escenario complejo nos tiene que llevar a innovar, aportando desde ambos puntos de vista y velando por la eficiencia de ambos sectores. Todo esto debe ir de la mano. Así lo indican los nuevos tiempos.

Enero 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.