Sábado 25 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $784,38      •      UF=$30.068,36       •      UTM=$52.631

¿Es inteligente el uso de “Iluminación Inteligente”?
Por Alan Fox, Director de la carrera de Diseño, Universidad Andrés Bello de Viña del Mar.
La iluminación para el bienestar: la tecnología que necesitamos versus la que no necesitamos. Hoy nos deslumbramos, muchas veces, con tecnología que excede nuestro campo de necesidad, consumiendo innovación tecnológica, convencidos por una seductora publicidad.

Personalmente, creo que, más allá de lo apasionante que puede resultar la incorporación de alta tecnología en iluminación, lo ideal sigue y seguirá siendo siempre ejercer la simplicidad. Obtener los mayores beneficios de confort lumínico a partir de los mínimos dispositivos tecnológicos involucrados, siempre será un valor.

Hoy nos deslumbramos, muchas veces, con tecnología que excede nuestro campo de necesidad, consumiendo innovación tecnológica, convencidos por una seductora publicidad. Por cierto, lo ideal es que el sistema de control de iluminación, por muy básico o sofisticado que sea, se contemple desde el primer momento en el propio proyecto de iluminación. Esto es esencial que sea concebido en acuerdo con el arquitecto del proyecto y, más adelante, debidamente conversado con el responsable de la construcción, de modo de evitar futuras modificaciones innecesarias.

Involucrando en el proyecto simples coordenadas, como asoleamiento, ventilación cruzada (pasiva), ganancia-pérdida de temperatura en muros, suelos; protección solar, y otras consideraciones, es posible garantizar, a grandes rasgos, un clima y condiciones de iluminación que, al menos desde la componente natural, se constituyan como un aporte a las condiciones de habitabilidad de una vivienda. Ahora, en el plano de la iluminación artificial, la primera y más básica operación de programación tiene que ver con un buen diseño de los distintos circuitos de iluminación, y cómo los distintos “puntos de luz”, como se denominan, se distribuyen de la manera más funcional y permitiendo la mayor versatilidad de uso a la hora de habitar un espacio.

En el otro extremo de la tecnología, dispositivos físicos (como persianas, cortinas, celosías, películas adhesivas y cristal líquido), también aportan a completar una experiencia lumínica, y pueden ser, hoy por hoy, “programables”, esto en grados de apertura y de inclinación de las lamas (perfiles), en el caso de celosías y persianas, y en porcentaje de transparencia en el caso de las películas autoadhesivas y el cristal líquido. Todo ello por medio de sistemas de domótica que representan tecnologías de punta en el ámbito de la construcción.

Así, un sistema de Control de Iluminación permite programar de acuerdo a la actuación de la luz solar, la que varía, como sabemos, tanto en el día como en las estaciones.

Pero, insisto, lo ideal es llegar a la mejor ecuación posible entre iluminación artificial y los aportes de luz solar, ojalá considerando el mínimo posible de alta tecnología para obtener el mayor “bienestar habitacional” posible. En otras palabras, se trata de tender a concebir la iluminación como un problema integral, nunca aislado de la arquitectura.

El ahorro energético es otra de las ventajas de contar con un sistema de control inteligente de la iluminación. Tanto a nivel de la vivienda como en el Retail (un 15% aprox. de la generación total de energía eléctrica), por ejemplo, se debiese invertir en tecnologías de eficiencia energética, que, complementadas con un sistema de control y de adecuación a la luminosidad aportada por el sol, permitan ahorros significativos de energía eléctrica, sin disminuir con ello el grado de confort.

Si de tecnología se trata, los llamados “lúmenes digitales” nos permiten hoy “dimmear” (regular el flujo luminoso) en equipos de iluminación a voluntad y en forma remota (sin cables), lo que facilita enormemente la interacción del usuario con la iluminación.


Inteligencia para la vida

En este sentido, si consideramos que la productividad, la motivación, y la sensación de satisfacción de las personas varían durante el día, luego tenemos que mediante un adecuado sistema de control de la iluminación se puede obtener tanto una motivación como también una productividad en espacios destinados al trabajo.

Aquí es posible considerar tecnologías que permitan incidir no solo en los niveles de iluminación, sino también en la temperatura de color de la luz, afectando directamente al ánimo de las personas. La luz activa permitirá modificar la intensidad, el color y la distribución de la luz, de modo que se aporta gran versatilidad al confort. Si de usabilidad se trata, ya desde hace tiempo existen software que permiten el control de la domótica desde un teléfono celular. Así por ejemplo, es posible activar la luz del acceso de una casa antes de acceder a ella, de modo de adelantar una acomodación visual al lugar. También vía Bluetooth se puede controlar equipos de iluminación, inalámbricamente desde una app del teléfono celular.

Un sistema “inteligente” de iluminación, entonces, redundará en calidad de vida, pues generará la posibilidad de originar visiones confortables del espacio, así como también permitirá evitar luminancias excesivas, deslumbramientos, y cambios demasiado rápidos de niveles de iluminación. Solo que esta calidad de vida provendrá desde una aproximación al consumo de innovación tecnológica, con los costos asociados que ello supone. Luz balanceada; combinación de equipos “downlight” con otras fuentes de luz indirecta, etc. Todas esas posibilidades de modificar fácilmente la relación entre luz directa e indirecta, favorecen nuestra adaptabilidad a las diversas condiciones de iluminación cotidianas de la vida moderna.

con los costos asociados que ello supone. Luz balanceada; combinación de equipos “downlight” con otras fuentes de luz indirecta, etc. Todas esas posibilidades de modificar fácilmente la relación entre luz directa e indirecta, favorecen nuestra adaptabilidad a las diversas condiciones de iluminación cotidianas de la vida moderna.

Diciembre 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.