Viernes 24 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $786,90      •      UF=$30.064,36       •      UTM=$52.631

¿Son demasiado elevados los niveles de
temperatura en su instalación industrial?

El calor suele ser un síntoma temprano de daños o funcionamiento incorrecto en el equipo, lo cual lo convierte en un parámetro clave del rendimiento controlado en los programas de mantenimiento predictivo.

Los técnicos que practican labores de mantenimiento predictivo por infrarrojos comprueban periódicamente la temperatura de equipos críticos, lo que les permite llevar el seguimiento de las condiciones de funcionamiento con el paso del tiempo e identificar rápidamente lecturas inusuales para inspeccionarlas en mayor profundidad.

Al supervisar el rendimiento de los equipos y programar las tareas de mantenimiento según sean necesarias, en estas instalaciones se reduce la probabilidad de un tiempo de inactividad inesperado debido a fallos en los equipos; se disminuye el gasto en tarifas de mantenimiento “reactivo” y los costos en reparaciones de equipos; se amplía la vida útil de los activos en forma de maquinaria; y se maximiza aún más el mantenimiento y la producción.

De hecho, los estudios del Programa Federal de Gestión de la Energía (FEMP, del inglés “Federal Energy Management Program”), indican que un programa de mantenimiento predictivo que funcione correctamente puede proporcionar un ahorro entre 30% y 40% en relación al gasto en mantenimiento reactivo.


Aplicación de la termografía al mantenimiento predictivo

Las cámaras termográficas por infrarrojos son la primera línea de defensa en un programa de mantenimiento predictivo. Los técnicos pueden medir y comparar rápidamente las señales de calor de cada pieza de un equipo en la rutina de inspección, sin interrumpir el funcionamiento.

Para obtener los mejores resultados, se recomienda integrar todas sus tecnologías de mantenimiento en el mismo sistema informático, de modo que pueda compartir listas, historiales, informes y órdenes de trabajo de los mismos equipos.

Aplicaciones de la termografía en el mantenimiento:

Supervisión y medida de temperaturas de rodamientos en motores grandes u otros equipos giratorios.

Identificación de “puntos calientes” en equipos electrónicos.

Identificación de fugas en recipientes herméticos.

Búsqueda de aislamientos defectuosos en tuberías u otros procesos aislados.

Proceso de inspección

1. Comience empleando las listas existentes de equipos de un sistema de mantenimiento gestionado por computadora u otra herramienta de inventario.

2. Elimine los elementos que no se miden a través de técnicas por infrarrojos.

3. Repase los registros de producción y mantenimiento.

4. Emplee una base de datos u hoja de cálculo para agrupar los equipos fundamentales, bien por área o función, en bloques de inspección de apenas 2-3 horas.

5. Utilice la cámara termográfica para capturar las imágenes de referencia de cada pieza de los equipos más importantes.


Recomendaciones

Compruebe que el sistema objeto de estudio está funcionando al menos al 40% de la carga (una carga inferior no genera mucho calor, lo que dificulta la detección de problemas).

Acérquese al objetivo y no “dispare” a través de puertas, especialmente a través de cristal.

Cuando los procedimientos de seguridad lo permitan, se deben abrir los armarios eléctricos o emplear ventanas infrarrojas o puertas de visualización.

Tenga en cuenta las corrientes de aire y el viento. Estas potentes fuerzas de convección enfrían los puntos más calientes de lo normal, a menudo por debajo del umbral de detección.

Tenga en cuenta la temperatura ambiente del aire, sobre todo en exteriores.

Ejemplo 1: Rodamientos del motor.
Empiece con un motor que se haya puesto en servicio recientemente y que esté recién lubricado; tome una instantánea del alojamiento de rodamientos mientras el motor está en funcionamiento.

Ejemplo 2: Detección de juntas y sellados con fugas.
Las fugas en recipientes herméticos se detectan al instante con el uso de cámaras termográficas. La mayoría de las fugas se desarrollan en el interior o alrededor de una junta o un sellado. Para encontrar una fuga en una junta o un sellado, escanear el generador de imágenes a lo largo de la junta, buscando excentricidades térmicas. Un gran cambio en la temperatura a lo largo del sello o junta, indica una pérdida de calor o frío, la “firma” de un fracaso.


Artículo gentileza de Intronica Ltda. www.intronica.cl
Julio 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.