Lunes 26 de Septiembre de 2022       •      Dólar= $963,73      •      UF=$34.203,78       •      UTM=$58.772

Normalización en la mantención
de instalaciones eléctricas de Baja Tensión
Por Germán Noziglia, Secretario del Comité Técnico Espejo Chileno IEC TC64. www.cornelec.cl
El Comité Espejo TC64 de Cornelec ha estado trabajando, junto a la autoridad, en la actualización de la NCh. 4/2003, que se espera ponga un mayor énfasis en el mantenimiento de las instalaciones eléctricas.
Germán Noziglia.

La norma IEC 60364, originada en el comité TC64, es la que se refiere a las normas a cumplir en la instalación eléctrica de Baja Tensión. En el capítulo 6 de dicha norma se habla específicamente de la verificación, tanto para el chequeo inicial, como también para verificaciones posteriores, las cuales nos pueden servir como guía para desarrollar procedimientos de mantención para las instalaciones de baja tensión. En el 2012, el Comité Técnico Espejo TC64 de Cornelec comenzó, junto a la SEC, un cuidadoso trabajo para actualizar la norma chilena para instalaciones de baja tensión, NCh Eléc 4/2003, publicada en 2003 como una evolución de una norma vigente desde la década de los ‘80.

Si bien hay una evolución entre ambas versiones (la original de los ‘80 y la vigente desde 2003) y se pueden ver incrementos en las exigencias, las prestaciones, las tecnologías y los dispositivos al alcance del usuario, es evidente que se hace necesaria una actualización reglamentaria que sea un reflejo de nuestra realidad actual. Un ejemplo claro de esta necesidad se da cuando la norma actual establece que debe haber como máximo 9 metros de perímetro por enchufe, lo que no es compatible con la realidad de hoy, en donde la cantidad de elementos que están conectados a la red eléctrica han aumentado en forma considerable. Mantener ese estándar, entonces, podría dar pie a situaciones de riesgo para el usuario. De ahí la importancia también de que la actual norma sea actualizada por un reglamento.


La seguridad y la norma

La seguridad es un aspecto que está inherentemente ligado a las normas de mantención, las que brindan parámetros bajo los que se debe realizar el diseño de una instalación. Si se respetan esos criterios, el producto que se entrega es seguro, pero ¿quién se encarga de mantenerlo seguro? Después de todo, una cosa es la seguridad de diseño, que puede quedar plasmado en una primera instancia de la obra, pero cuando esa obra lleva 10 años funcionando, ¿quién puede garantizar que la instalación todavía se ajusta a la norma? Esto demuestra la relevancia de la mantención y no solo de forma correctiva, que es lo básico, sino que también como garante de los estándares en el tiempo, de que la calidad de la instalación perdure y de que también se actualice cuando sea necesario.

En el capítulo seis de la norma IEC 60364, que se utilizó para elaborar la propuesta para el Nuevo Reglamento de Instalaciones de Consumo de Baja Tensión, se hace referencia específicamente a la verificación. Esta supone que, en una etapa inicial, cuando un proyecto se declara a la superintendencia, este es inspeccionado a fin de comprobar que lo que está previsto en el plano coincida con lo que se ha instalado y que esté conforme al reglamento.

Como parte de esta propuesta, el nuevo reglamento, además de ocuparse de hacer obligatorias las mantenciones de los estándares, propone también la forma y frecuencia en que dichas mantenciones deben hacerse. De esta manera, se busca garantizar la adecuación de las instalaciones, es decir, la capacidad que estas deben tener para adecuarse y actualizarse a las nuevas demandas y tecnologías provenientes de la industria electrotécnica. En otras palabras, el nuevo reglamento debe hacerse cargo de la necesidad de verificar de manera periódica que nuestras instalaciones sean capaces de soportar de forma segura la creciente oferta de equipos de alta tecnología, los que muchas veces vienen aparejados con un alto consumo eléctrico.

Pese a la importancia que significa la seguridad en la mantención de las instalaciones eléctricas, aún muchas empresas se cuestionan la necesidad de participar de estas instancias de normalización. No obstante, más que una necesidad de la industria, es una responsabilidad ética que tenemos las compañías. Es importante que todo quien se sienta parte de este mercado, se sienta también invitado a participar del trabajo desarrollado por Cornelec, a fin de colaborar en el desarrollo de nuevas propuestas a la autoridad y así garantizar que la industria electrotécnica chilena se rija siempre por los más elevados estándares de seguridad y eficiencia a nivel mundial.

Junio 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.