Domingo 19 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.044,36       •      UTM=$52.631

MIGUEL TORRES CHILE
Innovador proyecto para producción
sustentable de vino con sistema de poligeneración solar

La empresa vitivinícola se convierte en la primera viña local en incorporar un innovador sistema de poligeneración solar para el control de temperaturas durante el proceso de vinificación, específicamente en la etapa de elaboración del vino. El proyecto FIA (Fundación para la Innovación Agraria) fue desarrollado por DICTUC y las universidades de Talca y Diego Portales, y contó con la participación de Fraunhofer Chile como consultor. Su principal objetivo es poder aumentar la independencia energética de las empresas y disminuir su huella de carbono.

En la zona agrícola de Curicó se levanta un nuevo e innovador proyecto de energía solar que busca aportar a la sustentabilidad en la industria del vino, y reducir el consumo energético y la huella de carbono, además de derribar el mito de que en el sur de Chile no se puede aprovechar este tipo de ERNC.

Para esto, se implementó en los terrenos de la Viña Miguel Torres un sistema de poligeneración (producción simultánea de calor y frío solar) escalable que aumenta su independencia energética, para luego transferir la tecnología a la industria mediante servicios de consultoría y suministro de energía en modalidad ESCO. De hecho, este sistema en escala industrial puede reemplazar hasta un 99% del consumo eléctrico para refrigeración y entre 40-60% del consumo de calor, con la consecuente reducción de la huella de carbono.

“El alto nivel de rendimiento y eficiencia de este sistema se debe, entre otros aspectos, al proceso de frío solar, es decir, generar un proceso de refrigeración mediante el calor solar. El sistema completo es capaz de suplir las necesidades energéticas, una vez definido bien todos los parámetros necesarios”, enfatiza Cristián Cortés, Investigador del Center for Solar Energy Technologies de Fraunhofer Chile Research.

Cabe destacar que en el proceso de vinificación, la refrigeración representa el principal consumo eléctrico, el que en Chile está asociado a elevadas emisiones de CO2 por las características de la matriz de generación eléctrica (aproximadamente un 50% proviene de centrales termoeléctricas con gran participación del carbón). Debido a que la demanda de refrigeración es mayor en los meses de verano, con la implementación de este proyecto se configura una oportunidad para introducir sistemas asistidos por energía solar.

“El objetivo es integrar tres sistemas: un equipo de absorción que provee refrigeración a partir de una fuente térmica; un campo solar conformado por paneles planos; y una caldera de biomasa para asegurar el funcionamiento del sistema en períodos de baja radiación solar, la cual se podría operar en conjunto con un secador solar para aprovechar la biomasa de los desechos de producción del vino”, explica Cortés.


Innovación y calidad

Uno de los principales valores de la Viña Miguel Torres es la innovación, motivo por el cual la compañía ha implementado en los últimos años una serie de medidas sustentables como incorporación de calderas de biomasa, reducción del peso de las botellas de vino y etiquetas de papel 100% reciclable, entre otras. “Habíamos llevado a cabo un par de proyectos con FIA, la cual nos propuso esta implementación, que aceptamos encantados”, explica Jaime Valderrama, Gerente General de Miguel Torres Chile. “Nos llamó mucho la atención que la tecnología solar se utilizara para enfriar, ya que tradicionalmente es todo lo contrario”.

Esto implicaba, además, una ventaja importante para el proceso de vinificación de la planta, ya que el control de la temperatura representa uno de los puntos principales en relación al consumo eléctrico y térmico. “Requerimos controlar la fermentación, pues dicho proceso genera un aumento de la temperatura del producto”, sostiene el ejecutivo.

Otro punto relevante del sistema, a juicio de Valderrama, es que el proceso se puede manejar de manera remota, regulando los flujos y las temperaturas, entre otros procedimientos.

Si bien el proyecto se echó a andar recientemente, la implementación de esta tecnología tiene muy conforme a la empresa, ya que busca agregar valor al vino, mejorando la competitividad de la industria chilena en los mercados internacionales. “La familia Torres ha sido siempre muy visionaria y tiene conciencia de que en el futuro cercano, la huella de carbono se transformará en una restricción para vender. Por lo tanto, han decidido anticiparse a esa situación, incorporando tecnologías que le permitan reducir la huella de carbono”, indica el Gerente General de Miguel Torres Chile.


Eficiencia productiva

Con la puesta en operaciones de esta solución de poligeneración solar, la firma vitivinícola podrá controlar las temperaturas durante el proceso de vinificación, ya que la tecnología que incorpora permite activar un sistema de refrigeración por absorción a través de paneles termosolares que captan energía solar. Los colectores planos calientan un fluido entre 80 y 85°C que luego intercambia calor con el equipo de refrigeración, permitiendo a este último disminuir la temperatura de otro flujo de 12,5 a 7°C, aproximadamente.

Este sistema de poligeneración no solo es capaz de reducir las emisiones y aumentar la independencia energética de empresas vitivinícolas, sino que además permitirá reducir el riesgo de alteraciones en la calidad del producto, asociado a disrupciones en el suministro de calor y frío. En suma, la integración de estos sistemas contribuye a mejorar la eficiencia productiva al reducir el consumo de gas, electricidad y petróleo y otorgan un valor adicional por trabajar en la reducción de la huella de carbono.

“A partir de los resultados concretos que se logren acá, es perfectamente viable replicar este proyecto en otras viñas. De hecho, es aplicable en cualquier proceso industrial que requiera frío y/o calor, especialmente en el sector frutícola, agrícola y packaging”, asegura Cortés. “Además, este tipo de proyectos rompe el mito de que solo se puede aplicar esta tecnología en el norte del país. En la VII Región también es posible aprovechar la energía solar”, concluye el investigador.

Sistema Piloto

La tecnología de poligeneración solar está compuesta por un sistema de colectores planos de 80 m2 que se acopla a un equipo por absorción de 17,6 kW. Ambas máquinas se conectan al sistema de calefacción/refrigeración de cubas que actualmente utiliza la Viña Miguel Torres, compuestos por estanques primarios y secundarios, cada uno a distintos niveles de temperatura. La innovación de este proyecto, asegura Cristián Cortés, radica justamente en la capacidad de combinar e integrar estos tres equipos, los cuales son fabricados íntegramente en el extranjero.

Durante la operación del sistema, el proyecto será monitoreado por DICTUC y tendrá un papel doble de piloto industrial y laboratorio docente, donde se podrá desarrollar investigación.


Características técnicas

Colectores solares planos: marca Bosch, modelo FCC-1S, cada uno de los cuales posee una superficie del absorbedor de 1,94 m2.

Equipo de refrigeración: refrigerador por absorción que posee una potencia de refrigeración de 17,6 kW y funciona con tres niveles distintos de temperatura.



Enero 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.