Lunes 20 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.048,36       •      UTM=$52.631

Mantención de paneles fotovoltaicos

La principal característica de un sistema de generación fotovoltaico, que está conectado a la red eléctrica, es que requiere de una mantención mínima. Realizar las mantenciones preventivas, asegura que la energía generada se mantenga dentro de los márgenes garantizados, con las correspondientes pérdidas debido al envejecimiento de los componentes.

Foto 1.

La mantención de los módulos consiste, por una parte, en mantener la instalación limpia, lavando los módulos solo con agua y un trapo suave, eliminando toda la suciedad presente. Posteriormente, hay que secar con un paño seco para evitar que queden manchas en el vidrio. Eventualmente existe la opción de utilizar otros productos de limpieza, siempre y cuando sean aprobados por el fabricante o el distribuidor de los módulos.

Se recomienda realizar labores de limpieza cuando los módulos están más fríos (generalmente eso ocurre al amanecer o al anochecer). La periodicidad de esta labor dependerá de las condiciones locales de contaminación, por lo que se recomienda realizar una inspección visual para evitar los efectos que se muestran en las fotos 1 y 2, ya que en ocasiones un panel puede terminar sin producir energía o reduciendo su capacidad de generación.

Otra parte importante de la mantención preventiva de la instalación consiste en comprobar el estado de las conexiones y de las cajas de conexión para cerciorarse de que se mantengan firmes y sin indicios de corrosión u óxido.

Por ningún motivo se deben desconectar los módulos, ya que esto produce un arco eléctrico entre los conectores, lo que podría causar quemaduras y un shock eléctrico. En caso de ser necesaria una reparación, hay que contactar al personal especializado.

También es necesario preocuparse del entorno de la instalación, asegurándose de que los árboles y objetos próximos no proyecten sombras o depositen resinas u hojas sobre la instalación, para evitarlo es necesario efectuar revisiones periódicas (ver foto 3).
 

Foto 2.

Mantención del inversor

La mantención, en el caso de los inversores, se reduce prácticamente a monitorear el correcto funcionamiento del sistema a través de los mecanismos que el equipo posea para informar al usuario (indicadores luminosos, display, monitoreo remoto, etc.) y verificar el estado de los fusibles y disyuntores de la instalación, en caso de que el inversor no los incorpore.

El equipo inversor no debe ser abierto ni manipulado, especialmente cuando esté en funcionamiento.


Otros equipos

El resto de la instalación solo requiere una inspección visual cada cierto tiempo para verificar el correcto estado de cada elemento.


Garantías

Un tema importante de la instalación fotovoltaica es la garantía. Cualquier acto de compraventa que se realiza en Chile, aunque no entregue explícitamente una garantía por escrito en el contrato o en la factura de venta del equipo (o en la instalación), está regulado por la legislación vigente, con el objeto de proteger los derechos de los consumidores y establecer las obligaciones de ambas partes.

En el ámbito fotovoltaico, la regulación se encuentra en la Ley 19.496 del Ministerio de Economía, en el Código de Comercio y en el Código Civil. A grandes rasgos, el proveedor de los equipos (o instalación) tiene la responsabilidad de responder ante desperfectos no imputables al consumidor dentro de un período de tres meses.

Foto 3.

Lo anterior se aplica en el caso de viviendas existentes, en las cuales se realice una instalación fotovoltaica. Sin embargo, cuando se trate de viviendas nuevas que incluyan un sistema de generación, el propietario primer vendedor (inmobiliaria) es responsable durante 5 años por las fallas o defectos, de acuerdo a la Ley General de Urbanismo y Construcción.

En conjunto a lo anterior, las siguientes constituyen buenas prácticas que debieran observarse al momento de realizar una instalación fotovoltaica, siendo formalizadas mediante un contrato.

Necesitamos establecer un período de garantías, tanto para los equipos como para la instalación. Respecto a los períodos, se recomienda:

Instalación 1 año, sujeta a mantenciones (con su respectiva garantía). br>

Equipos 2 a 5 años, principalmente módulos, inversor y sistema de monitoreo. Respecto a la garantía de los módulos, es importante no confundir la garantía del equipo con la garantía potencial nominal, esta es un indicador de la degradación que sufre el módulo en el tiempo. Es especificada por el fabricante y normalmente el 10% corresponde a los 10 años y el 20% a los 20 años.

Considerar que los equipos tengan certificaciones internacionales reconocidas (europeas y/o americanas).

Incluir la mantención del sistema por parte de la empresa instaladora.

Asegurar la reparación del sistema por parte de la empresa instaladora.

Fuente: Reseña del Manual “Diseño y Dimensionamiento de Sistemas Solares Fotovoltaicos conectados a Red”, de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT). Mayor información en www.cdt.cl

Mayo 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.