Lunes 20 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.048,36       •      UTM=$52.631

SMART CITIES:
¿Es Santiago una ciudad inteligente?
Por Alex Bustos, Gerente de Ventas Infraestructura de Schneider Electric. 

Con más de 6.527.903 habitantes, lo que representa cerca del 40% de la población nacional (1), la Región Metropolitana es una de las mayores consumidoras de energía, junto con Tarapacá y Antofagasta. El 75% de la electricidad a nivel mundial viene de los combustibles fósiles, los que producen 110 millones de toneladas de CO2 anuales. Esta cifra se puede reducir si las urbes se convierten en ciudades inteligentes.

El crecimiento de la población en las ciudades genera una demanda creciente de energía, y esto trae como consecuencia la necesidad de ordenar con seguridad, eficiencia y confiabilidad cada una de nuestras actividades en un entorno ambiental que se requiere preservar para nuestras próximas generaciones; este desafío compete a Santiago y en general a todas las ciudades de Chile.

En efecto, la capital gasta cerca de 200 Kwh de electricidad al año, por lo que es una de las regiones con más alto consumo en el país, junto con Tarapacá y Antofagasta (2). A esto se suma que en la Región Metropolitana, el 97% de las personas vive en áreas urbanas, y apenas 3% en áreas rurales, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) (3).
Por tal motivo, el desarrollo tecnológico se orienta a la búsqueda de soluciones para compatibilizar esta evolución demográfica con la disponibilidad de fuentes energéticas cada día más escasas.

Según datos internacionales, la falta de información sobre el consumo eléctrico puede causar pérdidas por hasta USD$ 170 millones (4). Junto con esto, el consumo de electricidad produce cerca de 110 millones de toneladas de CO2 anuales, ya que la generación proviene en un 75% de combustibles fósiles (5).


Entran las Smart Cities

Cifras como éstas han impulsado la promoción de las llamadas “ciudades inteligentes” (o Smart Cities, en inglés), que permitan hacer la vida más fácil para todos e impulsar el desarrollo sostenible, todo a través de las nuevas tecnologías. Este concepto se basa en cinco pilares fundamentales: gestión de la energía, gestión del agua, movilidad, servicios públicos y construcciones inteligentes.

¿Es Santiago una ciudad inteligente? Hoy en día, Amsterdam y Bruselas son ejemplos de eficiencia en la gestión de la energía (6). En nuestro país, se están desarrollando grandes avances en materia de Ciudad Inteligente, pues las ciudades tienen que ser competitivas, habitables y sostenibles.

De igual modo, este nuevo sistema de vida está basado en una urbe que resguarda su entorno con elementos tecnológicos y arquitectónicos de vanguardia, donde además la infraestructura está compuesta de soluciones avanzadas para facilitar la interacción del ciudadano con los elementos urbanos, haciendo su vida más fácil, sustentable y de calidad. Otro factor relevante es descentralizar la generación y administración de la energía.

En este sentido, este concepto está firmemente relacionado con la Internet del futuro, ya que las comunicaciones permiten coordinar todos los servicios, para hacerlos más eficientes, y hoy se cuenta con una amplia experiencia de su uso en muchos ámbitos críticos, como la energía.

Una Smart City es un sistema complejo, un ecosistema en el que intervienen y coexisten muchos procesos íntimamente ligados. Además, se trata de una plataforma digital que permite maximizar la economía, la sociedad, el entorno y el bienestar de las ciudades, además de facilitar el cambio hacia un comportamiento más sostenible entre todos los agentes: usuarios, empresas y administración gubernamental.

Sin embargo, el concepto también se preocupa de situaciones tan sencillas como la orientación de los edificios, la aislación térmica de las habitaciones y oficinas, el disponer de automatismos que apaguen los equipos eléctricos que no se usan están por el rumbo correcto. Televisores, cargadores de celulares, computadores, impresoras y muchos otros no necesitan quedar conectados por las noches y esto perfectamente puede servir de ahorro que, a su vez, elimina la necesidad de generar esa energía y por consiguiente, aumentar la huella de carbono.

Ventajas de una Smart City
Una Smart City puede generar los siguientes ahorros:

30% en los edificios

10% alumbrado público

15% en ahorro de agua de riego parques y jardines

25% en trasporte por recolección de basura

20% emisiones de CO2 por gestión transporte y uso fuentes limpias.

15% por el uso de electrodomésticos más eficientes en residencias y oficinas.

Fuentes

1. http://www.gobiernosantiago.cl/Paginas/contenido.aspx?p=44
2. http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-68212010000100003&script=sci_arttext
3. http://www.gobiernosantiago.cl/Paginas/contenido.aspx?p=44
4. http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/11/23/%C2%BFciudades-inteligentes-para-chile/
5.
http://www.larepublica.com.co/responsabilidad-social/cinco-pilares-que-debe-tener-toda-ciudad-para-ser-
    inteligente_18219?goback=%2Egde_4310502_member_167989019%2Egmp_4310502%2Egde_
    4310502_member_147792553

6. http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/DYC/SHI_441-AFONDO-TID-
    Smart_cities/seccion=1188&idioma=es_S&id=2011050916510001&activo=4.do

Abril 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.