Domingo 19 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.044,36       •      UTM=$52.631

Reflexiones sobre HMI
Por Raúl Cobo, Gerente General de Fabelec. www.fabelec.cl 

Pese a ser un elemento bastante común en el ámbito del Control Industrial, los HMI pueden ser desconocidos para muchos usuarios del sector industrial. En esta columna, se revisa algunos aspectos de su historia y sus principales ventajas.

HMI es una sigla bastante usada entre los profesionales del área de Control Industrial, pero es probable que muchos lectores no tengan ni idea de lo que significa. Para esos lectores, les puedo informar que HMI significa “Human Machine Interface”, lo que traducido al español sería algo como “Interface Hombre-Máquina”, es decir, un elemento que permite a los hombres interactuar con las máquinas. A todo esto, para las mujeres que están leyendo este artículo, cuando se habla de hombre, en realidad estoy hablando de cualquier persona, sea hombre o mujer. De hecho, antes se usaba la sigla MMI (Man-Machine Interface) y las féminas obligaron a nombrar estos elementos como HMI.

Una anécdota: cuando estábamos en la época que en alguna literatura se hablaba de MMI y en otras de HMI, consulté a un amigo, quien hasta ese momento gozaba de mi credibilidad, cuál era la diferencia entre unos y otros, a lo que me contestó que los MMI eran para sistemas o máquinas pequeñas, mientras los HMI eran para los de mayor tamaño. “Raúl, M viene de ‘Mini’ y H, de ‘Huge’ (‘tremendo’, en inglés)”, me dijo muy convencido.


De botones, pilotos y otros componentes


Antiguamente (y también en muchos casos actualmente) para que el operador pueda tener visión y control sobre el proceso o máquina, se implementaba un panel mímico de comando, que consistía en una consola que contenía los indicadores, luces pilotos, botones, etc., en el que cada componente estaba conectado a los correspondientes sensores o actuadores, y por cada una de estas señales, se necesitaba un par de cables desde el panel hacia las máquinas.

Por ejemplo, si estaba controlando un equipo eléctrico y quería tener la información de la corriente y del estado de operación (en funcionamiento o falla), pasar a “manual” y entonces poder parar y partir, necesitaba un panel con todos los elementos de visualización y comandos, además de aproximadamente 10 cables entre el panel y el tablero que alimenta el motor. Si agregamos una gran distancia entre nuestro antiguo HMI y la máquina, hay que considerar, además, grandes secciones de conductor. Recuerdo que en uno de mis primeros proyectos, fue necesario colocar dos conductores #1 AWG para llevar la señal del secundario de un transformador de corriente a un amperímetro ubicado a 1.000 mts de distancia para estar dentro del burden del TC.

En cambio, para conectar un HMI moderno con la o las máquinas, sólo se requiere de dos hilos de una sección del orden de 1mm2, y ver y actuar virtualmente sobre la cantidad de variables que queramos. Hoy podemos disponer de pantallas táctiles industriales desplegando información de 10.000 variables (por colocar una cifra) desplegadas en 1.000 ventanas que emergen según su necesidad. Esas tremendas consolas de control que ocupaban grandes salas (como las que se veían en las películas), hoy son reemplazados por una pantallita de 12” (existen modelos que van desde 3” hasta lo que se quiera), la que si la hemos configurado adecuadamente, el operador tiene una interfaz mucho más amistosa e intuitiva.

¿Ahora Cobo se está “carrileando” como su amigo? No creo que tanto, pero para que se puedan usar estas HMIs modernas, es necesario que la máquina también esté provista para conectarse con un par de cables para compartir toda su información. Esto se logra si la máquina está provista también con un controlador moderno como, por ejemplo, un PLC, el que mide y controla todas las variables de la máquina y las transmite por medio de una puerta de comunicación compatible con el HMI.

Entonces, ¿si se corta el cable de comunicación, quedamos ciegos? Sí, pero la máquina seguirá funcionando. Si no queremos quedar ciegos, podemos colocar cables en redundancia. Es más, podemos también olvidarnos de los cables y emplear un esquema wireless.


Cómo elegir el HMI adecuado


El mercado ofrece un sinnúmero de HMIs, como también software HMIs para convertir un PC en HMI. Para cada proyecto, deberemos elegir la o las HMIs adecuada(s) según:

• Tamaño

• Resolución

• Tipo de Comunicación

• Funcionalidades

• Robustez

• Luminosidad

• Capacidad de Memoria

• Precio

• Marca

Les garantizo que siempre van a encontrar una solución en el mercado para su proyecto

Abril 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
Enereo Martinez Prestador de servicios (11/05/2013)
Agradesco el esfuerzo por publicar este material de gran utilidad
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.