Martes 21 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $788,10      •      UF=$30.052,36       •      UTM=$52.631

 Metodología tecnológica
para alcanzar la Eficiencia Energética
Artículo gentileza Schneider Electric. Mayor información en www.schneider-electric.cl 

Es común escuchar acerca del término Eficiencia Energética (EE) como una meta que debemos alcanzar, un fin que define incluso el comportamiento de las personas, pero al momento de presentar una solución tecnológica, las opiniones son variadas.

Cuando consideramos la Eficiencia Energética (EE) como una meta deseable de mejora continua, debemos considerar también la necesidad de invertir en sistemas de control que sean capaces de lograr esta eficiencia requerida, ya que éstos evaluarán, gestionarán e incluso presentarán alternativas de mejora en relación a los datos adquiridos. Es esta última frase la que permite comenzar a definir un procedimiento para llegar a este fin deseado.

En todo sistema se genera información que permite conocer el estado de éste y el comportamiento actual de una operación. Este es el primer eslabón de la cadena hacia un ciclo virtuoso de EE, ya que la medición y adquisición de datos es el inicio de una solución tecnológica para un sistema eficiente, no sólo a nivel energético, sino también para llegar incluso a la eficiencia operativa.

El primer paso, como propuesta de metodología, es conocer nuestro sistema, reconocer los puntos donde es necesario analizar las variables involucradas y, ante ese levantamiento, evaluar las herramientas de medición y supervisión más adecuadas. Tomemos, por ejemplo, un sistema definido para su uso por personas, un hospital, un edificio de oficinas, o cualquier tipo de inmueble donde variables como la temperatura ambiente, el nivel de luminosidad interior e incluso las condiciones ambientales afectan el nivel de consumo energético. En este caso, debemos considerar elementos que permitan rescatar de manera precisa los valores de cada etapa: sensores de temperatura y humedad ambiental, detectores de presencia, movimiento y luminosidad, anemómetros inteligentes, medidores de cantidad y calidad de energía eléctrica, entre otros.

No menos importante es tener en cuenta las normas que permiten tener certeza de que las mediciones son correctas. Para ello, debemos considerar la adquisición de elementos de medición que se encuentren calibrados por laboratorios autorizados y que cumplan con las normas ISO 17025 e IEC 62053-21 y 62053-22.


La segunda etapa


También es necesario evaluar el impacto de cada medición respecto a la eficiencia que queremos lograr. Recordemos que ésta no sirve de nada sin un sistema de control que evalúe estas condiciones, por tanto, la cantidad de información también es relevante a la hora de considerar las dimensiones del sistema de control. Tomando el ejemplo anterior, un edificio puede considerar usar un sistema de control y supervisión que no depende de otras plataformas (sistema stand-alone), adecuado para operaciones menores donde la cantidad de variables a analizar es pequeño.

En el caso de grandes instalaciones, en tanto, conviene un sistema integrado, que además de rescatar gran cantidad de información de campo, sea capaz de integrar las capacidades de distintos elementos de control como cámaras de seguridad, control de acceso, regulación de los sistemas de aire acondicionado (HVAC) y control de la iluminación, entre otros.

En el caso de un sistema stand-alone, la mejor opción es un controlador dedicado a la operación que se requiere. Es adecuado un BMS (Building Management System) en sistemas de edificios, mientras que un PAC (Process Automation Controller) está diseñado y optimizado para operaciones industriales. En el caso de un gran sistema, es necesario definir una arquitectura de control y supervisión adecuada a las necesidades de la instalación, normalmente controladores y dispositivos inteligentes, con comunicación en distintos protocolos, que puedan interactuar entre sí como un solo gran sistema.


El tercer paso

La supervisión es la etapa crucial para comenzar a lograr la EE. Ya conocemos las variables, somos capaces de analizar los datos, definir el control del sistema, y ahora con la supervisión, ser nosotros los usuarios los responsables de definir los criterios pertinentes para alcanzar la EE. Hoy en día, la supervisión no sólo nos permite observar nuestro sistema, sino también integrar tecnologías con el propósito de actuar de forma completa ante un evento, ante una alarma y por cierto, ante un comportamiento que es posible mejorar.

Si estructuramos esta metodología presentada, podemos visualizar cuatro etapas fundamentales para la EE. Primero, la medición como punto de partida para determinar los puntos de mejora; segundo, la inclusión de tecnología para la eficiencia, más allá del uso de equipos eficientes energéticamente (acción denominada eficiencia pasiva); la promoción de tecnologías de supervisión y control para una realizar gestión sobre la energía (acción denominada eficiencia activa); y, como última etapa, volver a medir nuestro sistema, para evaluar el impacto de las medidas tomadas anteriormente.

Para alcanzar la EE necesitamos medir correctamente, conocer el estado de nuestro sistema, utilizando elementos que cumplan con normas internacionales que permiten tener certeza de los datos obtenidos. Además, debemos evaluar el control sobre el sistema, complementado con la medición realizada, un control que dependiendo de las dimensiones de la instalación, puede ser acotado o integrado. También es necesario integrar tecnologías y tener profesionales competentes, para tener pleno control sobre la instalación, para permitir la historización y modelamiento, y por cierto, llevar al sistema a la mejora continua por medio de una metodología de supervisión adecuada con las necesidades reales de los sistemas actuales.

Junio 2012
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.