Lunes 20 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $778,88      •      UF=$30.048,36       •      UTM=$52.631
Maximizando ahorros energéticos a
través de sistemas de gestión integrados
schn1.jpg (24217 bytes)

A medida que el campo de la gestión energética evoluciona, tanto las herramientas como el mejoramiento de las prácticas de medida del consumo energético permiten aumentar la eficiencia de los procesos día a día. En el pasado, las prácticas de gestión energética consistían principalmente en reemplazar los equipos menos eficientes y estimar los ahorros obtenidos mediante métodos de distinta procedencia.

Hoy en día está demostrado que los ahorros energéticos pueden incrementarse sostenidamente y mantenerse en el tiempo, mediante la adopción e implementación de prácticas de gestión energética consistentes y procedimientos de medida y verificación reconocidos.

Como los estándares de gestión energética comienzan a adoptarse extendidamente, los sistemas de información requeridos para sustentar estos desarrollos juegan un rol crucial. Estos sistemas de monitoreo y control pueden proveer el detalle de la información y la capacidad de análisis requerida para medir el manejo de la energía y orientar la toma de decisiones. Las organizaciones pueden conseguir un gran conocimiento sobre el aprovechamiento interno de la energía, planificar y escoger medidas de conservación energética más efectivas desde el punto de vista de los costos, además de rastrear y verificar los ahorros efectivos conseguidos.

Como muchas prácticas modernas de administración, la gestión energética orientada estratégicamente revela a las organizaciones la necesidad de un sistema de información para conseguir metas, rastrear el desempeño y comunicar los resultados.

Un sistema de información orientado a la gestión estratégica permite capturar datos acerca del consumo de energía para generar una base histórica; proveer la información necesaria para definir y rastrear el logro de metas de consumo; y generar reportes e Indicadores de Desempeño Claves (KPIs) para los gestores y participantes del sistema.


Modelamiento y pronóstico

El modelamiento del uso energético normalmente envuelve la comparación de datos sobre consumo con el comportamiento de alguna variable que representa la fuente primaria del consumo energético (unidades energéticas o actividad productiva). Para el caso de los edificios, el rango de calor perdido (o ganado) está directamente relacionado con la diferencia entre la temperatura interior y exterior. Se trata de una relación directa entre la energía consumida por un edificio y la unidad de medida energética. En el caso de un proceso productivo, donde el uso energético está más determinado por un proceso químico o físico, normalmente la relación se establece entre la cantidad de energía consumida y el volumen de producción.


schn2.jpg (10906 bytes)Benchmarking

Dentro de la gestión energética el benchmarking es un método directo para comparar el consumo energético de diferentes entidades (edificios, equipamientos o procesos) entre sí o con normas de referencia reconocidas. Un paso clave en el proceso de benchmarking es normalizar el consumo de energía dentro de un sistema métrico definido (kWh, MWh/ton producida…) que permita confrontar sobre el mismo parámetro de medida.


Uso energético y análisis de costos

Otro elemento clave en el control del uso y costo energético es comprender cuándo y dónde es consumida la energía dentro de una instalación.


Medición y verificación

Definido como el proceso de determinación energética o la demanda de ahorros, comparado con la medida del consumo energético o la demanda antes y después de una medida de conservación energética (ECM).

Los beneficios del monitoreo energético relacionados con eficiencia energética y reducción de costos permiten medir la eficiencia, descubrir oportunidades y confirmar los ahorros; manejar las emisiones GHG; asignar costos de energía a departamentos o procesos; reducir penalizaciones por demanda máxima y factor de potencia; participar en programas de reducción de carga (tal como respuesta de demanda); fortalecer la negociación de tarifas con distribuidores o generadoras; identificar las diferencias de facturación; sub-facturar los gastos de energía a sus clientes.

Los beneficios relacionados con la disponibilidad y confiabilidad de la energía permiten verificar que la calidad de la energía cumple con las normas nacionales y estándares internacionales; verificar la operación confiable del sistema eléctrico y disminución de eventos debido a la falta de energía; mejorar la respuesta a problemas relacionados con la calidad de la energía; aprovechar la capacidad de la infraestructura existente y evitar ampliaciones innecesarias; apoyar el mantenimiento preventivo y predictivo para prolongar la vida útil de los activos.

Artículo gentileza de Schneider Electric Chile.
www.schneider-electric.cl
Diciembre 2009
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.