Viernes 24 de Septiembre de 2021       •      Dólar= $786,90      •      UF=$30.064,36       •      UTM=$52.631
sch1.jpg (9700 bytes)
Sistema KNX:
Protocolo abierto de
control y gestión de
edificios y residencias

Planificar la construcción y gestión de una vivienda o edificio, un establecimiento comercial o industrial, no sólo implica una gran cantidad de trabajo. Significa también responder de forma individual a las exigencias técnicas y financieras. Estas han aumentado enormemente en los últimos años con nuevas normativas y restricciones financieras que involucran, en el caso de una instalación técnica, tener en cuenta aspectos de eficiencia energética y gestión eficaz de la misma.

Lo que en un comienzo fue sólo una idea innovadora, KNX (creado en 1987) representa hoy un estándar soportado por exigentes normas europeas y americanas, como CENELEC EN 50090 y CEN EN 13321-1, ANSI/ASHRAE 135 y GB/Z 20965 estándar en China. Esta normativa, para la gestión técnica de viviendas y edificios, es reconocida como el único protocolo que cumple con la norma internacional ISO/IEC 14543.

Una de las principales ventajas del protocolo KNX es que se trata de un sistema independiente del fabricante, basado en otros protocolos con más de 15 años de experiencia en el mercado, como EIB, EHS y BatiBUS. Vale decir, los productos KNX hechos por diferentes fabricantes pueden ser combinados: la marca registrada KNX garantiza la inter-operabilidad.

La comunicación se intercambia a través de un medio de transmisión único (par trenzado, radio frecuencia, línea de fuerza o IP/Ethernet), sobre el que se conectan todos los dispositivos. Las funciones conectadas al bus, tanto sensores como actuadores, son utilizados para el control de equipamiento de gestión de edificios en todas las aplicaciones posibles: iluminación, persianas/contraventanas, sistemas de seguridad, gestión energética, calefacción, sistemas de ventilación y aire acondicionado, sistemas de supervisión y señalización, interfaces a servicios y sistemas de control de edificios, control remoto, medición, audio/video, control de bienes de línea blanca, etc. Todas estas funciones pueden ser controladas, supervisadas y señalizadas utilizando un solo sistema, sin la necesidad de centros de control adicionales.

sch3.gif (16968 bytes)
Figura 1. La solución tradicional. Muchos cables separados, poca flexibilidad.


Pasado y Presente

En las instalaciones eléctricas convencionales (Figura 1), se debe determinar por adelantado dónde serán ubicados y cómo se relacionarán los interruptores y enchufes del edificio, antes de que la construcción siquiera comience. La solución tradicional se compone de muchas líneas de cables separados, con muy escasa flexibilidad. En este esquema, es prácticamente imposible modificar la funcionalidad de la instalación sin re-cablear, debido a que las aplicaciones operan cada una en forma independiente y sin posibilidades de integración. La razón es que la planificación de la instalación y la ejecución de los sistemas de control obedecen a lógicas diferentes, volviendo rígida su administración y adaptación a las nuevas necesidades. Por ejemplo, a nivel de gestión de edificios, una solución tradicional no nos reporta información sobre el estado de nuestras instalaciones.

Con los sistemas KNX (Figura 2), es posible mantener abiertas todas estas opciones. Esto, debido a que todo en el sistema puede ser cambiado o extendido en cualquier momento, sin los usuales destrozos y sin la necesidad de un nuevo cableado. La solución inteligente de KNX se traduce en un sistema, un protocolo y una serie de funciones multi-tarea para una máxima flexibilidad, que permite modificar la funcionalidad de la instalación sin hacer ninguna modificación estructural, integrando las aplicaciones y combinando entre sí los distintos componentes, creando un sistema inteligente.

Una solución KNX es ampliable y flexible a los cambios que se puedan dar en el futuro, adaptable a las necesidades del usuario, y reporta información constante sobre el funcionamiento de la instalación, una función muy útil para la realización de tareas de mantenimiento en la gestión de edificios. Además, reduce la cantidad de cableado en instalaciones de gran complejidad y funcionalidad; y en edificios terciarios, permite ahorros energéticos gracias a la gestión eficiente del clima e iluminación.

sch4.gif (25506 bytes)
Figura 2. La solución inteligente KNX. Un único sistema, un estándar,
numerosas funciones y máxima flexibilidad.


Flexibilidad

Por definición, los edificios cuentan con una vida útil de varias décadas y la necesidad de reorganización del espacio es sólo cuestión de tiempo. Por esto es conveniente que las funciones del edificio se ajusten a las exigencias dinámicas de sus usuarios en forma sencilla y económica, sin que por ello tengan que abrirse paredes ni tender más cables. En este sentido, el sistema KNX representa una simple parametrización adaptada a la funcionalidad del usuario.


Confort

Las expectativas de comodidad en viviendas y oficinas nunca han sido tan exigentes como en la actualidad. Una instalación eléctrica moderna y fácil de utilizar simplifica la vida diaria y el trabajo cotidiano. Un manejo cómodo y sencillo son dos de las premisas de KNX.


Rentabilidad

Para decidir la rentabilidad de una inversión, no sólo hay que tener en cuenta el presupuesto de obra, sino también los gastos habituales de mantenimiento y consumo energético del edificio. Por ello, la tecnología del edificio se muestra tanto más rentable cuanto más flexible sea su capacidad de adaptación a los últimos avances de la técnica. En este sentido, teniendo en cuenta la preocupación por el medio ambiente y el aumento de los gastos de energía, es necesario disponer de un sistema de gestión que ofrezca soluciones inteligentes para que las energías se empleen de forma eficaz.


Seguridad

Para que los usuarios gocen de mayor seguridad, la tecnología del edificio ha de ser capaz de reaccionar de forma rápida e inteligente en situaciones críticas, independientemente de la presencia o ausencia de personas.

La exitosa historia de KNX en cifras:sch2.gif (4123 bytes)

Más de 120 fabricantes de renombre
  asociados.

Más de 12 mil licencias del software ETS
  (Engineering Tool Software).

Más de 100 mil edificios equipados con KNX.

Más de 10 millones de productos KNX instalados.

Representado en 70 países.

100 centros de capacitación.

40 socios en actividades científicas y educativas.

Por Jorge Martínez, Product Manager BMS de Schneider Electric.
www.schneider-electric.cl
Octubre 2009
.......
Comentarios acerca de este artículo
ILDEFONSO MUÑOZ NEBREDA INGESOLVER,SL (08/07/2016)
MUY INTERESANTE.
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.