Martes 19 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $768,75      •      UF=$28.139,99       •      UTM=$49.229
ppee1.jpg (7124 bytes)
Andrés Romero, Director PPEE, Comisión Nacional de Energía
“Es necesario mejorar los estándares de todo tipo de construcción pública y privada”

El Programa País Eficiencia Energética, PPEE, está cumpliendo dos años de funcionamiento con presupuesto público y desde este año pasó a depender de la Comisión Nacional de Energía. A pesar del poco tiempo que lleva, el Programa ha conseguido posicionar el tema de la Eficiencia Energética en el discurso público. La creación de mayor conciencia y una cultura de EE es un camino largo, pero ya se están logrando los primeros pasos. A juicio del PPEE, la clave ha sido la forma de trabajo participativa entre sector público y privado, con los que ha construido alianzas y convenios para incentivar la EE en distintos sectores: artefactos domésticos, transporte, sector público, industrias, minería y comercio, vivienda y construcción, educación y regiones.

¿Cuál es la realidad de la edificación en Chile en comparación con otros países de la Región y en relación a países más desarrollados?
Si nos compararnos con países más desarrollados podemos decir que estamos atrasados; las naciones europeas, por ejemplo, tienen estándares de construcción mucho más altos. Pero si nos comparamos con países de la Región quedamos muy bien parados porque contamos con normas de construcción, como la segunda etapa de la reglamentación térmica que se hace cargo en parte de la EE en una vivienda. Por otra parte, las señales que se están dando desde el mundo público y privado son alentadoras: existen edificaciones que han incorporado criterios de eficiencia energética en su construcción y operación, e incluso han optado a certificaciones LEED de la Green Bulding Council como el edificio Costanera Center, la torre Titanium o el edificio de Falabella Manquehue, entre otros. Desde el sector público también hay ejemplos como el edificio corporativo de ENAP en Punta Arenas, que ahorrará hasta un 68% de energía.

¿Qué niveles de energía se consumen en un edificio de departamentos o una casa?
La energía consumida depende de muchos factores: cuántas personas habitan la vivienda, en qué horario están en la casa, cuáles son sus hábitos, cuánta calefacción ocupan, cuánta agua caliente utilizan. La suma de estos elementos determinan que el rango de consumo varíe entre los 80 y los 140 kWh/m²-año (kilowatt hora o energía consumida, por cada metro cuadrado de la vivienda al año).

ppee2.jpg (3383 bytes)En Estados Unidos una familia típica norteamericana gasta cerca de US$1.300 al año en su factura energética (fuente Energy Star). El gasto en kWh/m² año puede ir desde los 80 a los 160, similar al gasto de un hogar chileno, sin embargo los niveles de confort son muy distintos. En Chile, un estudio encargado el 2007 al Instituto de la Construcción determinó que en viviendas de hasta 4 mil UF las temperaturas efectivas promedio en invierno eran de alrededor de 15º, muy lejos de la temperatura de equilibrio para el ser humano recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es de 20° C.

En Alemania las viviendas más ineficientes gastan alrededor de 80 kWh/m² año. Esto se explica por su mejor aislamiento debido a la vigencia de una norma que prohíbe un gasto mayor a 70 kWh/m² año. Las viviendas de bajo consumo en ese país gastan 40 kWh/m² año de energía. Una casa puede llegar a no consumir energía e incluso a generar energía que puede entregar a la red. Por ejemplo en Amersfoort, Holanda, existen las llamadas Viviendas CERO Energía que por su diseño y además por tener paneles fotovoltaicos que producen electricidad, son capaces de vender la energía que no utilizan a la red pública.

¿De qué manera se pueden reducir esos niveles?
Lo fundamental es mejorar la aislación de la vivienda. Un inmueble mal aislado pierde calor en el invierno y deja pasar el calor en verano. Para mantener una buena aislación se recomienda revisar las ventanas y puertas y evitar filtraciones de aire. En la medida de lo posible, lo más recomendable es tener cristal termopanel, que aísla y conserva la temperatura. Con estas medidas se puede llegar a ahorrar entre un 15 y un 20% de energía. También se aconseja utilizar la calefacción adecuada a las necesidades de cada hogar y ser eficientes en su uso; tratando de aprovechar al máximo el recurso solar (elegir viviendas con orientación oriente o norte); además de plantar árboles de hoja caduca, como el sauce y el olmo, que dan sombra en verano y dejan pasar la luz de invierno.

¿Cuál es el grado de conciencia de constructoras y arquitectos en torno a este tema?
El grado de conciencia es cada vez mayor, esto se nota también en el surgimiento de varios programas de postgrado que ligan la arquitectura con la eficiencia energética y la sustentabilidad. En cuanto a la normativa, existe la reglamentación térmica pero ésta es sólo para vivienda. Como desafío queda trabajar en mejorar los estándares de todo tipo de construcción pública y privada.

¿Es muy costoso incluir este concepto de EE desde el inicio de un proyecto inmobiliario?
Estudios internacionales demuestran que el costo de un proyecto que es diseñado utilizando criterios de EE puede aumentar entre 0-5%. Hay cambios en la etapa de diseño que no generan mayor gasto, como por ejemplo la orientación, el diseño considerando el entorno inmediato, el aprovechamiento del sol y de la ventilación natural, entre otros.

ppee3.jpg (8341 bytes)¿Cuál es la actual realidad de la vivienda social en este tema?
El estudio que fue encargado en conjunto por el PPEE y la cooperación Técnica Alemana GTZ, abarcaba no solamente a la vivienda social, sino que viviendas hasta las 4000 UF construidas entre 2000 y 2006, lo que implica que cumplían la primera etapa de reglamentación térmica en cuanto a techumbre pero no la 2 respecto a la envolvente. Esto demuestra que en todos los niveles es necesaria una mejoría de estándares.

¿Qué iniciativas está impulsando el PPEE para seguir avanzando en este ámbito?
El PPEE está financiando y apoyando estudios y proyectos para el reacondicionamiento de viviendas existentes, para la certificación de viviendas nuevas, y para la integración de criterios de eficiencia energética en la vivienda social. Además, estamos desarrollando un programa de reacondicionamiento térmico del parque existente de viviendas, el cual busca crear una herramienta de manera que otras viviendas (ubicadas en otras ciudades o que no corresponden a viviendas sociales necesariamente) puedan optar a fondos que ayuden a mejorarlas térmicamente.

En viviendas nuevas estamos diseñando un sistema de certificación energética, equivalente al etiquetado de artefactos domésticos. La idea es entregar la información a los usuarios de cuánto consume su vivienda en calefacción, iluminación y agua caliente sanitaria.

Otra herramienta interesante es el CCTE V2.0, software de simulación energética para viviendas que se está actualizando, el cual permite conocer el estado energético de un edificio con datos climáticos actualizados y nuevas soluciones constructivas reconocidas por el MINVU para facilitar y ampliar su uso entre los arquitectos al momento de revisar si sus proyectos cumplen con la II Etapa de la reglamentación térmica que comenzó a regir en enero de 2008.

En vivienda social se lanzó la segunda versión del Concurso de Ideas y Estrategias de Eficiencia Energética en vivienda social, que busca mostrar que es posible incorporar criterios de EE en viviendas con un presupuesto limitado.

Además, estamos desarrollando junto a la Cooperación Técnica Alemana, GTZ y la Fundación Un Techo para Chile, un proyecto piloto en vivienda social en Lo Espejo, Región Metropolitana. La construcción de 125 Viviendas Sociales con criterios de Eficiencia Energética en la comuna de Lo Espejo; un estudio de Criterios de Eficiencia Energética en diseño de Hospitales Públicos con un proyecto Piloto en el Hospital de Isla de Pascua, además del lanzamiento del Subsidio MINVU para reacondicionamiento térmico de viviendas (para Temuco y Padre Las Casas).

Junio 2008
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.