Miércoles 17 de Julio de 2019       •      Dólar= $679,05      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033
lk1.jpg (9759 bytes)
Modelación integral de
edificios reemplaza al CAD tradicional

Tanto aviones como automóviles son diseñados y construidos desde hace décadas en base a sofisticados modelos digitales tridimensionales asociados a bases de datos que pueden ser sometidos a todo tipo de pruebas de aptitud estructural. También muestran los cambios de costos del proyecto ante cualquier modificación, pues incorporan la totalidad de sus especificaciones en un formato computable. La construcción de edificios ha comenzado a seguirles los pasos.

Arquitectos pioneros como Frank Gehry, Leoh Ming Pei y César Pelli utilizan desde hace muchos años el modelamiento integrado de información para la construcción, conocido como Building Information Modeling (BIM), que integra en una sola base de datos computables e interrelacionados toda la información de diseño, materiales y costos de un proyecto.

Son estos programas computacionales, cada vez más sofisticados y poderosos, los que les ha permitido dar rienda suelta a su imaginación y sorprendernos con sus exploraciones de nuevas posibilidades escultóricas del diseño arquitectónico.

lk4.jpg (10046 bytes)Porque los programas BIM no sólo hacen posible diseñar, someter a todo tipo de pruebas computacionales y construir estructuras de alta complejidad, sino que además generan automáticamente estimaciones detalladas de materiales y de costos que han probado ser notablemente certeras y que dan confianza a quienes comisionan estas obras.

Sin embargo, la enorme mayoría de los arquitectos y de las empresas de la construcción mantienen una actitud cautelosa en relación a la innovación tecnológica, y tienden a limitar el uso de la computación a programas de diseño asistido por computadoras (CAD) que sólo facilitan la representación de un proyecto, en lugar de utilizar su potencial para diseñarlo y calcularlo integralmente como modelo digitalizado.

Algunos desarrollan incluso modelos detallados en tres dimensiones, pero éstos siguen siendo sólo dibujos electrónicos de carácter conceptual y con fines meramente ilustrativos, pues están basados en información no computable.


Los pioneros del BIM

Los primeros programas BIM surgieron desde comienzos de la década de 1970 bajo la forma de software corporativo de uso exclusivo de grandes empresas del mundo de la ingeniería. Pero en 1987 comenzó a comercializarse el primer software para "construcciones virtuales" en un formato estandarizado de distribución masiva, el ArchiCAD de Graphisoft.

Desde entonces se han sumado al menos tres docenas de programas similares incluyendo a Digital Project de Gehry Technologies, Revit de Autodesk, SmartBIM® de Reed Construction Data y SoftPlan de SoftPlan Systems, por mencionar algunos. Todos ellos están en continua actualización y agregación de funciones, con lo que se han transformado en herramientas cada vez más poderosas y efectivas.

Así lo demuestran las extraordinarias construcciones a que han dado origen en las últimas dos décadas, incluyendo el Museo Guggenheim de Bilbao, España (diseñado por Frank Gehry), que se cuenta entre sus realizaciones más celebradas (ver en http://www.guggenheim-bilbao.es/secciones/el_museo/el_edificio.php)

En 1992, luego de ser comisionado por la Fundación Guggenheim para diseñar y construir este museo, Gehry recurrió a la empresa francesa de ingeniería aeroespacial Dassault Systèmes para que le permitieran utilizar su programa de diseño tridimensional CATIA.

El y su equipo adaptaron ese programa a los requerimientos del mundo de la construcción, y han logrado con su ayuda edificios tan aplaudidos como el Museo Guggenheim de Bilbao, el American Center de París, y el Walt Disney Concert Hall de Los Angeles, que no sólo cosechan aplausos por su calidad estética sino por lo bien que cumplen con las funciones que les son propias.

El programa BIM desarrollado por Frank O. Gehry and Associates Inc. a partir de CATIA comenzó a comercializarse el 2002 bajo la marca Digital Project, y ese mismo año Autodesk, el proveedor líder de programas de diseño asistido por computadoras (CAD), se subió al tren del BIM comprando Revit, una de las empresas que se habían destacado en materia de programas de modelamiento integrado de edificios.

Esa adquisición de Revit por Autodesk representó un enorme espaldarazo para los programas BIM, confirmando a muchos que éstos habían llegado a su mayoría de edad y eran ya una tecnología madura.


Un programa transparente y amigable

Para los dueños del proyecto, BIM resulta excelente en términos de transparencia. El proyecto puede verse en todo momento en tres dimensiones, siendo así muy fácil de entender, y la base de datos va registrando especificaciones completas de cada insumo a utilizar, incluyendo por supuesto la identificación de su proveedor y su precio, lo que permite determinar automáticamente el impacto de cada cambio en términos de costos.

Walt Disney Concert Hall, en el centro de Los Angeles, California.

Todo va quedando en una misma base de datos interrelacionados que se actualiza automáticamente ante cualquier cambio de parámetros, y que incluye programas que detectan incompatibilidades e inconsistencias y las notifican en forma automática, impidiendo que sean ingresadas al modelo.

De este modo con BIM no puede darse que un ingeniero ponga un ducto de ventilación en el lugar donde otro había puesto una viga, un tipo de problema que se da con frecuencia con métodos más artesanales de diseño, y que puede tener altos costos cuando se detecta tarde.

El trabajo en base a un modelo digital único garantiza además que la documentación y las representaciones del proyecto se mantengan coordinadas, consistentes y completas.

Todo esto ayuda a reducir costos, pues evita los errores de diseño y hace que la construcción proceda de manera rápida y expedita gracias a un acceso fácil a toda la información necesaria.

El modelo BIM del edificio facilita luego su mantenimiento y eventuales modificaciones durante todo su ciclo de vida, pues proporciona la ubicación exacta de sus cañerías y sus válvulas, y entrega hasta el último detalle de sus especificaciones (incluyendo incluso teléfonos y direcciones de los proveedores).

Por Luis Kaffman.

Agosto 2008
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
MERCADO DE IMPERMEABILIZACIÓN Y TUNELERÍA: Alta competitividad, bajos precios, innovación para crecer
CALEFACCIÓN EFICIENTE: Cambio de paradigma
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.