Viernes 24 de Enero de 2020       •      Dólar= $767,99      •      UF=$28.331,86       •      UTM=$49.673
cabrera.jpg (6579 bytes)
Por Manuel Cabrera, Ingeniero Civil Metalúrgico y Académico del Departamento de Ciencia de Materiales de la Universidad Técnica Federico Santa María.
COLUMNA
Escasez de chatarra:
Déficit de un material clave para aumentar la producción de acero en Chile

El uso de chatarra es hoy la opción en Chile para aumentar la producción de acero. Es la alternativa con menor inversión, ya que fundiendo 100 toneladas de chatarra se logra producir 90 toneladas de acero. Pero el problema es que actualmente hay una escasez de chatarra en Chile y la velocidad de generación de ésta no da avasto debido al crecimiento del país. Por este motivo, la chatarra pasa a ser un material “en déficit”.

Reciclar acero trae consigo beneficios adicionales a la recuperación del material. El proceso experimenta ahorro de energía - sólo se refunde el metal- y descontaminación, debido a que los objetos de fierro desechados, como automóviles o electrodomésticos, son extraídos del medio ambiente, en gran medida, por las más de 150 mil familias que se dedican a la recolección de chatarra, que contribuyen de manera notable a la existencia de la industria del acero reciclado, realizando la búsqueda, acopio y clasificación de la chatarra.

Creando una cultura del reciclado

El reciclado permanece en gran medida como una preocupación ambientalista antes que una prioridad económica, a pesar de los ahorros energéticos asociados. Es un tema escasamente desarrollado, considerando que se recicla poco más del 20% del acero producido en Chile anualmente. Además, hay importantes zonas del país que no tienen un sistema de recolección de chatarra, y el grado de tecnología y sustentabilidad de gran parte de los actores empresariales del rubro es aún precario e insuficiente.

Gerdau Aza -principal empresa de reciclaje de acero- compra anualmente unas 500 mil toneladas de chatarra al año, produciendo alrededor de 450 mil toneladas de acero vía refusión. La Compañía Siderúrgica Huachipato, que fabrica acero a través del medio tradicional (vía minerales de hierro), también la incluye en sus procesos, ya que de esta manera logra aumentar su producción en al menos un 10% de su actual producción de 1 millón 200 mil toneladas al año. Juntas, las dos empresas logran fabricar 1 millón 800 mil toneladas de acero, pero para abastecer al mercado nacional se requiere 1 millón de toneladas adicionales, lo que obliga a Chile a importar ese millón a precios cercanos a los
US$800 millones.


El rol clave de la chatarra

La chatarra ha pasado a jugar un rol importante en la producción de acero, porque es una respuesta rápida a la fabricación del material. Pero la escasez natural del país -que no tiene tanta como para suplir la demanda de acero- y también la opción de exportarla a un mejor precio, han hecho que en Chile haya una insuficiencia de chatarra. Hoy las materias primas están faltando y la opción de fabricar aceros vía refusión de chatarra puede resultar hasta más económica dado el aumento considerable del precio del coque, necesario para la opción alternativa tradicional.

El precio de la chatarra tiene un valor actual de US$200 la tonelada en Chile, mientras que a nivel internacional está entre US$100 a US$150 más caro, lo que amerita que cierto sector prefiera exportarla. Hoy existe una mayor demanda de chatarra para producir más acero. Para eso hay que importarla, o traerá como consecuencia el aumento del precio interno con efectos que se reflejarán en el costo de producción de acero en Chile. Pero, por otro lado, un mayor precio interno de la chatarra provocará una mayor generación de la misma y mayor interés en su recolección. Traerá mejores beneficios personales -de los recolectores-, como industriales, al darle mayor sustento al crecimiento de la producción de acero basado en la reutilización de la chatarra.

La opción de cubrir un eventual déficit de chatarra en la fabricación de aceros es con el empleo del DRI ("Direct Reduced Iron" o Fe esponja) como complemento o sustituto. Para lograr esta materia prima se requiere de minerales (pelets) y de algún gas reductor. Pelets de minerales para el proceso de Reducción Directa se producen en Chile… pero no disponemos del gas reductor más ampliamente usado para tales efectos: gas natural.

Julio 2008
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.