Jueves 7 de Julio de 2022       •      Dólar= $978,83      •      UF=$33.179,05       •      UTM=$58.248
columna.jpg (8542 bytes)
Por Pedro Sariego, Académico del Departamento de Mecánica de la Universidad Santa María e integrante del equipo que trabaja en torno a la recuperación de los ascensores de Valparaíso.
COLUMNA
Ascensores de Valparaíso:
La urgencia de una adecuada reparación

El funcionamiento de los ascensores de Valparaíso escapa de toda norma de seguridad. Estos deben ser intervenidos de manera urgente, ya que exceden considerablemente su vida útil.

En la actualidad, el Ministerio de Bienes Nacionales está estudiando la posibilidad de que gran parte de los ascensores de Valparaíso pasen a manos del Fisco, con objeto de asegurar e incentivar la conservación, mantención y buen funcionamiento de los mismos. Hoy en día, gran parte de estos Monumentos Históricos de Chile se encuentra en precarias condiciones, mientras otros simplemente están parados.

Muchos de los componentes, máquinas y equipos de los ascensores de Valparaíso, pueden ser encontrados en museos de maquinarias en un país desarrollado, pero aquí representan parte de un Patrimonio Industrial Vivo, que si queremos que siga operando, debe ser intervenido. Una máquina tiene una vida útil de 20, 30 ó 40 años, pero en Valparaíso hay ascensores que tienen hasta más de 100 años de vida.

Seguridad en riesgo

Hasta el 2008, un equipo de la USM -integrado por el académico Sergio Carmona del Departamento de Obras Civiles; el profesor Humberto Miranda del Departamento de Mecánica; y los ingenieros electricistas Luis y Mauricio Millón, además de mi persona-, presentó un estudio sobre los ascensores municipales de la ciudad Puerto, que éstos (salvo el Reina Victoria, que ya fue intervenido) se encuentran fuera de toda norma de seguridad, requiriendo una recuperación mayor para seguir funcionando. El caso es similar para los ascensores particulares.

Si no hay una intervención mayor de los ascensores, con toda responsabilidad pediría que éstos se pararan, porque es de conocimiento público que están fuera de toda norma de seguridad. Una opción es que se conviertan en un patrimonio estático de la ciudad, en íconos sin uso vivo; pero si queremos seguir utilizándolos debemos intervenirlos, ya que los problemas de seguridad y operación que presentan no son menores.

Junto con un modelo de intervención, se debe desarrollar un modelo de mantenimiento que asegure el buen funcionamiento de los ascensores en un horizonte de 20 años, un modelo de gestión que haga sustentable la operación de éstos y uno de regulación normativa que reemplace las actuales regulaciones que datan del año 20 y que están caducadas. No puede ser que con una normativa del año ’20, se regule a los nueve ascensores particulares de Valparaíso y no exista ninguna exigencia más.

En lo particular, me parece excelente que el Estado reconozca las externalidades positivas que generan los ascensores a la ciudad de Valparaíso y que quiera intervenir en este tema. Como ciudadano porteño espero que esto no se quede en promesas, porque si los ascensores no son intervenidos, uno a uno van a ir parando y luego desapareciendo, ya que desde el punto de vista técnico no debieran estar funcionando por haber sobrepasado hace años su vida útil.


Apoyo técnico de la USM

Hoy quedan sólo 14 ascensores, de los cuales cinco pertenecen a una concesión municipal y nueve a una sola empresa privada. La mitad de ellos están hoy detenidos. El equipo de la Universidad Santa María ha logrado tomar conocimiento en detalle sobre el estado de éstos debido al trabajo colaborativo que ha realizado con la Municipalidad de Valparaíso, donde los especialistas han podido constatar la situación real en que se encuentran la mayoría de las máquinas, instalaciones y componentes. Hemos descubierto cosas bastante interesantes. El ascensor Barón, por ejemplo, originalmente contaba con cinco frenos, y antes de que éste fuera cerrado, sólo uno estaba operativo. Por eso, cuando hablamos de recuperar los ascensores, lo que señalamos es que necesitamos dejar al Barón con sus 5 frenos originales operativos.

En la Universidad tenemos el know how, lo que no es menor, y además el entusiasmo para apoyar tanto el modelo de recuperación, como los de mantenimiento y el de gestión de este patrimonio, que resalta la importancia que tuvo Valparaíso en el pasado, especialmente a finales de siglo XIX y principios del XX.

Julio 2009
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.