Martes 22 de Octubre de 2019       •      Dólar= $726,91      •      UF=$28.031,72       •      UTM=$49.229
puc1.jpg (7431 bytes)
Claudio Labarca y Maximiliano Ibáñez
Claudio Labarca,
Arquitecto, Profesor y Jefe del Area de Producción Digital de la Escuela de Arquitectura de la PUC
“El uso de las Tecnologías de Información le permite a los arquitectos asumir un rol más protagónico en la ejecución de las obras”

La aplicación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) se inicia en la arquitectura en los años ‘70, con la introducción del CAD (Computer Aided Design), que en los ‘90 dio un gran paso a la modelación 3D, lo que significó una gran revolución en su tiempo. Sin embargo, a casi dos décadas de este hito, a juicio de Claudio Labarca -Arquitecto, Jefe del Area de Producción Digital de la Pontificia Universidad Católica de Chile y socio de la oficina de arquitectura, diseño y construcción A+D- “la mayoría de los arquitectos y diseñadores en Chile siguen actuando como creadores de proyectos que utilizan el CAD como un simple tablero digital, mientras que en el mundo desarrollado los sistemas de modelación inteligente (BIM) se instalan como requisito fundamental en cualquier proyecto, reportando ahorros de hasta un 20% o más en los costos finales de las construcciones”. En este artículo, el académico, junto a Maximiliano Ibáñez, Diseñador Industrial y socio en A+D, profundiza en este ámbito.

En el mundo desarrollado, las Tecnologías de Información, aplicadas a la arquitectura y la construcción, apuntan al uso de herramientas de software, relacionadas con la visualización del proyecto y la planimetría o, como se le denomina actualmente, la modelación inteligente o Building Information Modeling (BIM), una nueva generación de programas que posibilita además de la construcción tridimensional de un diseño, asociar el modelo 3D a una base de datos constructiva de cada uno de sus elementos y componentes que conforman el proyecto, lo que permite realizar una coordinación impecable de la planimetría tradicional de una obra y su cubicación, obteniendo un cálculo de costos prácticamente al mismo tiempo que se va proyectando.

Se trata, en la práctica, de aplicar herramientas tecnológicas en la etapa de diseño, las que reportan una modelación apegada casi en un 100% a la realidad, con una altísima predicción de conflictos que inciden luego en los costos finales y crean grandes diferencias en relación a lo que fue la proyección inicial.

"Pese a esto -explica Claudio Labarca- en Chile los arquitectos y diseñadores siguen funcionando como creadores de imágenes en 3D renderizadas, desaprovechando las grandes ventajas de las Tecnologías de Información en el diseño y la construcción. Se trata de una completa falta de visión no sólo de los profesionales, sino también de la industria, de los mandantes -que generalmente no están dispuestos a invertir en la etapa de diseño-, y del Estado, que no está exigiendo la aplicación de estas herramientas, principalmente por desconocimiento de sus ventajas".


Modelación inteligente

puc2.jpg (7164 bytes)A juicio de Labarca, la verdadera revolución de estos días está en incorporar estos nuevos sistemas de modelación tridimensional al diseño, y no como ocurre hoy día, en que la modelación está más bien aplicada al proceso de marketing y venta de un proyecto ya construido.

En la práctica, este tipo de programas posibilita el trabajo integral y bien relacionado de actores que, tradicionalmente, se desempeñan de manera aislada en el proceso constructivo, como ingenieros, proveedores de materiales y productos, arquitectos y contratistas.

"Sistemas del tipo BIM permiten que todos los departamentos involucrados en una obra puedan consultar un modelo de información, presentado en un lenguaje común, donde se registran todos los datos importantes del proyecto", explica Ibáñez. Todo esto, a partir de un diseño de mejor calidad, con un mayor nivel de detalle, y una presentación mucho más amigable para el mandante de la obra.

"El uso de estas Tecnologías de Información le está permitiendo a los arquitectos asumir un rol más protagónico en la ejecución de las obras, lo que de alguna manera significa volver a las raíces de lo que fue históricamente la profesión, donde el arquitecto era el integrador de todos los procesos", explica Labarca.

Otra consecuencia importante del uso de la tecnología en la construcción es la posibilidad de aplicar el esquema ecológico que se basa en los conceptos de reducir, reusar, reciclar y recuperar, "porque permite simular lo que va a ocurrir en determinado proyecto, previendo cómo va a ser, por ejemplo, el comportamiento térmico y ambiental de una edificación", comenta Maximiliano Ibáñez.


Situación en Chile

"En esta incorporación de tecnologías los arquitectos hemos sido los últimos en sumarnos, puesto que la ingeniería, en una serie de ámbitos como la industria minera, aeronáutica y naval, hace ya algún tiempo las viene utilizando. Sin embargo, en el último tiempo han aparecido una serie de soportes web muy interesantes, relacionados con la provisión de materiales, software para la planificación de obras y una serie de herramientas de integración tecnológica que indican claramente que algo está ocurriendo en este ámbito", explica Claudio Labarca.

Se trata de un proceso lento, que se observa en proyectos independientes, pero que aún no encuentra cabida masivamente, ni siquiera en obras emblemáticas que se levantan por estos días. El Estado, por su parte, ha empezado a hacer una serie de exigencias en este sentido, que por ahora apuntan a que cualquier licitación debe presentar al menos soportes CAD de dibujo.

puc3.jpg (7124 bytes)
Casa Movarec, Lo Curro, vivienda 100% modelada en Autodesk Revit, Claudio Labarca Arquitecto.

Las principales barreras en este sentido apuntan a la idea de que la aplicación de software de modelación es cara, lo que en términos de adquisición no tiene mayor asidero puesto que en la práctica cuestan lo mismo que cualquier aplicación de CAD.

A juicio de los especialistas, en esta idea de mayores costos lo que realmente puede ser una variable a considerar es la valoración del tiempo que se le asigna las etapas de diseño y desarrollo de proyecto, lo cual está totalmente subvalorado, ya que la integración de esta tecnología sí requiere de un mayor tiempo de entendimiento y desarrollo. En este sentido -explica Labarca-, "todo depende de una voluntad colectiva y una visión en relación a los grandes beneficios que se pueden obtener tras una inversión en la integración de estas tecnologías en el diseño, que termina siendo completamente marginal y que luego muestra sus ahorros en el proceso constructivo".

Contrario a lo que ocurre en nuestro país, y como parte de una tendencia mundial, en lugares como Estados Unidos y Europa todos los proyectos públicos deben entregarse en sistemas BIM, porque se ha comprobado en la práctica los ahorros significativos que se registran en las obras con la aplicación de tecnología desde el diseño, donde ya no sólo se está hablando de modelación 3D, sino también de una modelación 4D, gracias a la incorporación de la variable tiempo al proceso de desarrollo de un proyecto.


La academia a la vanguardia

En Chile, en el ámbito académico es -a juicio de los profesionales entrevistados- donde más se siente esta búsqueda por incorporar TICs en la construcción. En este sentido, destaca el trabajo que se está haciendo en la Pontificia Universidad Católica, tanto en la Escuela de Arquitectura de la PUC con la implementación de su nuevo Laboratorio de Herramientas y Prototipos donde han integrado el uso de herramientas CAD CAM a la docencia de pre y postgrado en el Magíster de Arquitectura; como también en el Departamento de Construcción de la Escuela de Ingeniería de la PUC, en el Magíster de Administración de la Construcción, donde hace algún tiempo vienen preparando a sus alumnos en el manejo e integración de herramientas tecnológicas. Lo propio está haciendo la Universidad de Chile.

En la misma PUC, la Escuela de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos se encuentra próxima a lanzar un Diplomado de Modelación Paramétrica y Simulación Energética Avanzada, resultado de la alianza entre la universidad y el mundo privado, a través de desarrolladores de software y oficinas de diseño.

"La incorporación de todo este tipo de aplicaciones implica un verdadero cambio de switch, porque requiere de una inversión de tiempo en entender cómo operan, donde ya no puedes dibujar en un tablero digital. Todo un proceso que debiera involucrar a los profesionales, la industria en general y el Estado", concluye Labarca.

Abril 2009
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.