Martes 10 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $770,12      •      UF=$       •      UTM=$49.623
Centrales Térmicas Residenciales:
La puerta de entrada al confort térmico
d1000.jpg (18890 bytes)

Concebidas para entregar confort a una comunidad a través de la generación de agua caliente y calefacción, las Centrales Térmicas Residenciales se han expandido en los edificios del Gran Santiago y regiones, siendo, además una conveniente alternativa en casas. Constituyen un sistema similar a los calefones utilizados en las viviendas, pero a gran escala, y cuentan con distintos dispositivos que mediante un combustible permiten calentar el agua sanitaria que se utiliza en los departamentos y calefaccionar los recintos utilizando sistemas ya muy masificados, como losa radiante y radiadores, entre otros. Sobre las ventajas de estos sistemas, los costos asociados a su uso y su evolución y proyección en el tiempo, conversamos con destacados ejecutivos, representantes de empresas de combustibles, equipos y mantenimiento, en el desayuno organizado por la Revista EMB Construcción.

Rafael Escobar,
AREA INMOBILIARIA DE ECRAL
Juan Carlos Narváez,
COMERCIAL GREENTEX
Iván Duarte,
METROGAS
Roldán Díaz,
LG ELECTRONICS
Carmen Vilches,
LG ELECTRONICS
Luis Garcé,
MANELEC

El 2009 es catalogado por quienes participan de este mercado como un buen año. Según estimaciones, sólo en Santiago están instaladas alrededor de 2.300 Centrales Térmicas Residenciales y se estima que la cifra total a nivel país podría bordear las 2.500. De ellas, un gran porcentaje funciona con gas natural como combustible, mientras que el resto utiliza otros energéticos para su operación, entre ellos, petróleo, energía eléctrica, pellets y placas solares.

Según Rafael Escobar, Ejecutivo de Ventas Area Inmobiliaria de Ecral, el principal catalizador del crecimiento de este mercado lo constituye la construcción, porque en la medida que prolifera la edificación de departamentos crecen los sistemas asociados a calderas de calefacción y agua caliente.

 

La barrera del costo

A pesar de haber terminado el 2009 con cifras positivas, durante el año pasado se dio una serie de variables que implicaron ciertos cambios en este mercado. En este sentido, el Gerente General de Recal, señala que a pesar de haberse estabilizado el consumo del gas, la crisis de la economía dejó secuelas significativas. Entre ellas, la impresión generalizada de que el gas sigue siendo un combustible de elevado precio en relación a la oferta de otros combustibles, como la parafina. "Eso ocasionó que un número importante de edificios que se hacían con calefacción dejaron de incorporarla, manteniendo sólo su funcionamiento para la producción de agua caliente. Sin embargo, creemos que ése es un fenómeno que está cambiando, y que volverá a instalarse la tendencia de que los clientes exijan calefacción central en los departamentos, porque con el tiempo se han ido dando cuenta de que la contaminación que genera al interior de su hogar el uso de sistemas de calefacción alternativos es muy alta. Definitivamente, quieren volver al confort de la calefacción central".

Para Juan Carlos Narváez, Gerente Comercial de Comercial Greentex, actualmente existe un claro desincentivo para usar un sistema de calefacción central, producto de los costos operacionales que tiene. "Es por eso que las personas optan por otros sistemas después que le entregan su departamento, porque evidencian el costo real que tiene, que es muy alto. En gran medida eso ocurre porque nadie les explica a los usuarios el gasto real que implica un sistema de Centrales Térmicas Residenciales. Afortunadamente, hoy existe tecnología que permite que la mantención de estos sistemas no sea tan cara, con un ROI más rápido, que en el corto plazo podría frenar el desencanto que se da en los usuarios después que comienzan a utilizar su sistema de calefacción".

A juicio de Iván Duarte, Subgerente Clientes Industriales, Comerciales y Comunidades de Metrogas, otro fenómeno que ocurrió durante el auge de la construcción es que se instalaron centrales térmicas en edificios cuyos moradores llegaban por primera vez a vivir en comunidad. En muchos casos se trataba de personas de nivel socio-económico más bien bajo, que adquirieron un departamento con sistema de calefacción y agua caliente centralizado, y que no estaban acostumbrados al pago adicional que eso implica. "Esto ocurre porque no se ha transparentado el costo operacional de una caldera, que no es realmente de 20 ó 25%, sino mucho más, llegando a cerca de 40 y 50%", afirma.

 

Sin control, no hay eficiencia

A pesar de que existen algunas estrategias que podrían hacer más eficiente -y económico- el uso de las centrales térmicas residenciales, como prender la calefacción a determinada hora y varios departamentos en conjunto, Roldán Díaz, Gerente de Desarrollo de LG Electronics, asegura que van en directo desmedro del confort térmico de los usuarios. "En un edificio puede haber cientos de usuarios distintos, cada uno con percepciones térmicas diferentes, lo que implica que una persona puede necesitar calefacción sólo en la mañana, porque luego se va a trabajar todo el día, mientras que otra -con un hijo pequeño- requiere tener el sistema encendido la mayor parte del día", indica.

En estas circunstancias, asegura el ejecutivo de LG Electronics, no es posible optimizar una solución. La única alternativa -señala- es contar con un sistema de control que lo permita, que tiene costos involucrados y que no han sido privilegiados en la mayoría de los edificios residenciales. "Por eso afirmamos que probablemente el mercado de las centrales térmicas no se afectó tanto en términos de volumen, pero sí en materia de sistemas de control", puntualiza.

Los expertos de este mercado son enfáticos en aclarar que en la medida que no se pongan en marcha sistemas de control eficientes, se desperdicia energía y las personas no están dispuestas a malgastar su dinero. "Nadie quiere tener la calefacción prendida todo el día si llega a su casa en la noche", explica Roldan Díaz.

Para Iván Duarte, no cabe duda que las calderas de agua caliente y calefacción constituyen el mejor sistema que existe en la actualidad en términos del confort que entregan, pero coincide en que por disminuir los costos de instalación no se implementan sistemas de control adecuados, en desmedro de los costos de operación de las centrales. "Un buen diseño del sistema permite sistemas diferenciados para cada recinto, haciendo más eficiente el uso del combustible que se requiere para que funcione y, como consecuencia, disminuyendo los costos".

Junto con hacer más eficiente el consumo de energía, Carmen Vilches, A/C Sales Engineer de LG Electronics, explica que también es importante que exista mayor regulación en términos de las prácticas de aislación, porque un edificio mal aislado requiere más energía para producir agua caliente y calefacción.

 

Soluciones inteligentes

Como explica Luis Garcé, Socio de Manelec, actualmente el costo de producir un metro cúbico de agua caliente es alto, lo que sumado a un precio y consumo de combustible de valor elevado, ha movilizado al mercado a buscar nuevas técnicas de mantenimiento, a través de dispositivos que permitan producir agua caliente a un precio más bajo. "El camino es buscar soluciones más eficientes, de manera que un sistema no tenga que funcionar las 24 horas del día cuando no hace demasiado frío, traduciéndose eso en un ahorro para la comunidad de usuarios".

Para lograr un sistema eficiente, Juan Carlos Narváez señala que es necesario armonizar los conceptos agua caliente, calefacción y construcción. En ese camino se están incorporando nuevas tecnologías, como calderas de inducción electromagnética, bombas de calor, calefactores solares y termo-tanques; todo con miras a lograr costos operacionales más bajos, a través del diseño de soluciones pensadas de acuerdo a la realidad de cada cliente.

En paralelo, los combustibles también están comenzando a cambiar. Según el Gerente general de Recal, se están instalando equipos que funcionan con combustibles como pellets y sistemas en base a colectores solares. "Asimismo, no me cabe duda que el gas retomará su venta, derivado de políticas comerciales que apuntan hacia centrales térmicas de altísima potencia (más de 1 millón de kilo/calorías), que funcionan a baja temperatura para permitir al cliente tener un ahorro muy sustancial", afirma.

Debido a que el mercado de la construcción prevé una reactivación importante para este período, especialmente a partir del tercer trimestre de este año, habrá una mayor demanda por sistemas de calefacción y agua caliente eficientes, a través de soluciones más inteligentes en cuanto al uso de energía y sustentabilidad. El precio de los distintos combustibles también tenderá a estabilizarse, producto de la libre competencia entre distintas tecnologías que tratarán de imponer sistemas de calefacción y agua caliente al menor costo posible. Las consecuencias del terremoto también están ligadas al mercado de las Centrales Térmicas Residenciales, porque desde fines de febrero pasado las personas aprendieron a preocuparse de vivir en lugres más seguros, eficientes y confortables.

Julio 2010
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.