Inicio
Facebook
Twitter
Domingo 18 de Noviembre de 2018         •         Dólar= $670,83         •         UF=$27.397,67         •         UTM=$48.160

INDUSTRIALIZACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN
Necesidad productiva

En la actualidad, existe consenso cada vez mayor, de la necesidad de migrar los procesos tradicionales a un estadio de mayor certidumbre y estándar, lo que se consigue con sistemas constructivos industrializados. No obstante, su introducción sigue presentando barreras de entrada versus la construcción tradicional.

Alo largo de la historia de la construcción, en Chile se han hecho esfuerzos por industrializar y prefabricar los sistemas constructivos, de manera de buscar una mayor eficiencia en los procesos. De acuerdo a los expertos, estas iniciativas durante muchos años no evolucionaron considerablemente, quedándose en una etapa inicial, asociándose más bien a construcción en serie.

En la actualidad, el avance tecnológico e informático ha dotado a la industrialización “de mayores posibilidades de diseño, construcción personalizada, flexibilidad, integración de especialistas y proyectistas para desarrollarse en un ambiente colaborativo y que aborde toda la vida útil del edificio, pasando a ser una alternativa altamente productiva, eficiente y sostenible”, comenta Leonardo Veas, Subdirector de CIPYCS. En tanto, el incremento sostenible de los costos constructivos, la escasez de mano de obra especializada y la alta variabilidad de los procesos artesanales, ha generado cada vez más interés por la necesidad de buscar certezas en los proyectos de construcción a través de la industrialización.

Marcos Brito, Gerente del Programa Construye2025 indica que “estamos en una etapa de despertar hacia la industrialización. Como registro tenemos unas 50 empresas que han comenzado a diseñar y ejecutar obras en forma industrializada, la mayoría recorriendo la curva de aprendizaje, pero con buenas perspectivas en la medida que el mercado se vaya abriendo hacia este tipo de soluciones”.


Sistemas constructivos

En el mercado hay variados sistemas industrializados, como el hormigón prefabricado, paneles de madera, de estructura metálica y de perfiles galvanizados, entre otros.

Leonardo Veas, CYPICS.
Marcos Brito, Construye2025.
Augusto Holmberg, ICH.
Juan Carlos Gutiérrez, ICHA.
Boris Naranjo, Xpande Consultores.

En sistemas de acero y hormigón tal vez exista un mayor tamaño de mercado. Pero también se vislumbran grandes perspectivas para sistemas de manufactura avanzada basados en madera. “Esta última aún debe demostrar que está lejos de ser un material de menores prestaciones o calidad, como en algunos casos se percibe, dado que ha sido utilizada en el pasado para viviendas de bajo valor.
La industria metalúrgica viene desde hace tiempo trabajando con sistemas basados en BIM, mientras que el hormigón es conocido por sus sistemas pretensados para elementos estandarizados como escaleras, tarimas, y hoy también muros y losas”, destaca Marcos Brito.

En el caso de la vivienda industrializada, Augusto Holmberg, Gerente General del Instituto del Cemento y el Hormigón de Chile (ICH), observa el inicio de un fenómeno donde esta “va a tener un desarrollo fuerte en el sector habitacional. La entrada de Baumax al mercado marcó un antes y un después. Si bien existía una oferta interesante, Baumax cambió el estándar con los proyectos que está ejecutando. Esto generará una cultura de trabajo entre el prefabricador y la inmobiliaria que, en definitiva, debiese llevar a un aumento de la vivienda prefabricada”.

En la misma línea Juan Carlos Gutié- rrez, Director Ejecutivo del Instituto Chileno del Acero (ICHA), advierte que “en los últimos años hemos percibido un incremento en iniciativas referidas a construcción industrializada. Vemos aplicaciones en construcción de edificios altos con estructuras compuestas con núcleo de hormigón y columnas de acero, incrementos en edificios de mediana altura completamente de acero, estructuras con perfiles conformados en frío, tanto prefabricados e instalados en terreno, como elementos para conexión apernada o soldada”.


Brechas

Si se analiza dónde ha entrado con fuerza la construcción industrializada, según los expertos, en las obras de infraestructura en general el nivel de participación del prefabricado ha sido dinámico y, por lo tanto, es fácil sacarle provecho a sus ventajas. “No obstante, cuando llegamos al área de edificación, en que el nivel de terminaciones es más alto, nos topamos con que las terminaciones son una de las partidas más artesanales que tenemos, y llegamos con sistemas industrializados que se enfrentan a una especie de muro artesanal”, destaca Augusto Holmberg.

Sumado a lo anterior, otra de las principales brechas a subsanar para tener éxito en este cambio transformacional tiene que ver con el desarrollo de las competencias de los distintos actores de la industria. “La formación de los profesionales no ha abordado el desafío de tal manera de generar las competencias técnicas y blandas que se requieren para afrontar exitosamente proyectos de este tipo. La formación se ha quedado en las prácticas y conocimientos que son necesarios en una construcción tradicional, esto se materializa en obras de construcción que generan una barrera de entrada muy importante para desarrollos innovadores y de industrialización”, detecta Boris Naranjo, Director Ejecutivo de Xpande Consultores. Sin perjuicio de lo anterior, existen iniciativas, como la de la Escuela de Construcción Civil de la UC, que está incorporando estas temáticas en sus programas de pre y postgrado.

Otra barrera tiene que ver con la colaboración e integración de todos los actores, pues su incorporación en etapas tempranas permite diseñar un proyecto construible y certero, en donde se integran oportunamente las variables constructivas de diseño, costo y planificación.

Marcos Brito comenta que “la baja industrialización del sector fue identificada tempranamente como una brecha estructural del sector y sus edificaciones en la hoja de ruta de Construye2025. Sabíamos por estudios anteriores que es uno de los factores preponderantes en la baja productividad del sector. En ese sentido, la hoja de ruta plantea iniciativas como la prefabricación de viviendas, el mejoramiento del capital humano, la estandarización e incluso la gestión y reducción de los residuos de la construcción, todas estas organizadas en torno a un Plan de Industrialización y Construcción Limpia, que plantea una estrategia para el desarrollo de la construcción industrializada y una para la gestión integral de los residuos de construcción y demolición”.

Si los distintos actores se hacen cargo de las aprensiones que presenta la incorporación de estos sistemas en mandantes, arquitectos, proyectistas, profesionales, empresas, entre otros protagonistas del ciclo de la construcción, “concluimos que la lenta penetración se debe a la diversidad de estas y que las respuestas deben nacer de una integración de la industria en general”, sostiene Leonardo Veas.


Desafíos a futuro

El camino por recorrer es largo, y en él cada uno de los actores tiene un rol que cumplir. Para Marcos Brito “el sector requiere definir sus estándares (de medidas, codificación, de prestaciones térmicas y estructurales, de resistencia al fuego, entre otros factores), y ello involucra trabajo conjunto: ponerse de acuerdo”.

Por otra parte, se deben concentrar mayores esfuerzos en las etapas tempranas de diseño, trabajar en forma coordinada con proveedores, utilizando marcos contractuales adecuados.

Otra recomendación importante es la de capacitar a todos quienes participan (operarios, técnicos y profesionales), de modo de lograr una mayor especialización y constancia, donde el capital humano vea perspectivas en el sector, quiera crecer y permanecer en él.

Entender la construcción como un proceso manufacturero, requiere incorporar desde etapas tempranas el diseño del proceso productivo, del proyecto y finalmente, de la obra a realizar. Para ello hay tecnologías de información, basadas normalmente en BIM, que permiten concebir un diseño integral, donde gran parte de los elementos pueden ser en efecto manufacturados industrialmente y con estándares definidos.

Para Augusto Holmberg, el gran desafío es llegar al desarrollo de una cultura del prefabricado, lo que en otras palabras significa que “toda la experiencia de las obras anteriores se vaya capitalizando hacia las obras nuevas, y para eso se necesita de una cierta masa crítica, pero también de un trabajo dirigido, de manera que a nivel de todos los actores se decante la información y sea accesible”.

Desde el ICHA consideran que “es crucial incorporar la ‘Gestión Integrada de Proyectos’, es decir, que desde la etapa temprana del diseño se incorporen aspectos relativos a la construcción y, de esta forma, revisar detalles críticos que la construcción industrializada resuelve de forma eficiente. “Como la utilización de software apropiados, donde las diversas disciplinas de la construcción puedan interactuar, la revisión oportuna de los proyectos, y la oportunidad de mejoramiento previo a la construcción”, destaca Juan Carlos Gutiérrez.

Hay consenso en que los desafíos por abordar son muchos y variados, como lo señala Boris Naranjo: “se deben responder las aprensiones y miedos de la industria, la obsolescencia, el miedo al cambio, la flexibilidad del diseño, la vanguardia en diseño estructural, normativas y regulaciones que asuman el desafío de la optimización y mejora, proveedores industrializados y prefabricados, criterios de estandarización de partes y piezas que den cuenta de un entorno preparado para la industrialización, entre otros factores”.

Un paso importante a corto plazo será el de implementar un proyecto país, más allá del gobierno de turno, que articule al sector de la construcción para transitar con certezas a la eficiencia y productividad que traen consigo la industrialización y la prefabricación.


Cabe recordar que el 14 de mayo próximo, Revista EMB Construcción realizará Expo Construcción Industrializada 2019, tras una exitosa primera versión efectuada este año.

El nuevo encuentro tendrá lugar en el Hotel Plaza El Bosque Nueva Las Condes -Avenida Manquehue Norte 656- y reunirá a destacados proveedores del área, que presentarán sus productos y servicios orientados a lograr una construcción más rápida, eficiente, limpia y segura.

La actividad, que se extenderá desde las 9:00 hasta las 18:00 horas, también incluirá interesantes exposiciones de proveedores y charlas magistrales de especialistas en el tema, patrocinadores del evento.

Octubre 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.