Jueves 6 de Agosto de 2020       •      Dólar= $779,19      •      UF=$28.661,89       •      UTM=$50.322
Terremoto en Chile y sus efectos
en las infraestructuras
Fuente: Facultad de Ciencias Físicas
y Matemáticas de la Universidad de Chile

ter1.jpg (16703 bytes)

El Servicio Sismológico, científicos, ingenieros y el IDIEM, analizaron el fenómeno telúrico que el pasado 27 de febrero afectó a gran parte del país con una magnitud de 8.8 y localizado a 63 km al SO de Cauquenes. Los especialistas se refirieron a las implicancias de éste en las infraestructuras y en los estudios sísmicos que permitirán recolectar mayor información a la comunidad científica.

Sismicidad

Sergio Barrientos, Director del Servicio Sismológico de la U. de Chile, y los sismólogos del Departamento de Geofísica de la Casa de Bello, Jaime Campos y Diana Comte, explicaron el evento sísmico, la generación de tsunamis y lo que se espera para los próximos meses en nuestro país. Jaime Campos señaló que "si bien se esperaba un sismo en la zona afectada, definitivamente fue más grande de lo que nosotros pensábamos. Estimábamos que iba a ser entre 8 y 8.5 y terminó siendo 8.8. Es un terremoto con una energía acumulada durante 167 años". Los científicos manifestaron que desde el día del terremoto el Servicio Sismológico y los investigadores del Departamento de Geofísica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, dispusieron esfuerzos materiales y humanos, trasladándose hasta las zonas afectadas a instalar equipamiento. Cabe señalar que desde este año, operará el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, una de las redes sismológicas más instrumentalizadas de América, con la logística adecuada y necesaria para este tipo de escenarios.


Ingeniería estructural

Tras el terremoto, un equipo de ingenieros civiles estructurales de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, recorrieron Santiago realizando un catastro del estado de las infraestructuras, principalmente viviendas sociales y de algunos de los edificios que presentaron mayores problemas, como los de las comunas de Maipú y Ñuñoa.

Rubén Boroschek, Ingeniería Sísmica-U. de Chile, sostuvo que las viviendas en general se comportaron bien, en cuanto a protección de la vida, siendo ése el objetivo final de las normativas.

Respecto a las viviendas sociales el análisis fue positivo, ya que en su mayoría sólo presentaron daños menores. Distinto fue el comportamiento de las construcciones de adobe, que tuvieron daños severos. "Este tipo de casas definitivamente no son para países como Chile; si bien no todas se destruyeron, es posible que presenten daños en el futuro producto de las réplicas", señaló la ingeniera y académica María Ofelia Moroni.

El equipo accedió a información clave para poder detectar, a través de estudios posteriores, por qué edificios como los de Maipú y Ñuñoa presentaron problemas. "Evidentemente hay un error humano, en las manzanas que rodean los edificios dañados existe todo tipo de construcción. Por eso, o los diseñaron o los construyeron mal", agregó Moroni.

ter2.jpg (13063 bytes)Para los especialistas, si bien existen edificios que presentan daños severos, que han hecho necesario su desalojo, éstos representan un pequeño porcentaje del stock de edificios de la cuidad. "A modo de ejemplo, se puede destacar que en el período comprendido entre 2001 y 2006 se construyeron 124 edificios de más de cinco pisos en la comuna de Ñuñoa, lo que contrasta con los cerca de tres edificios con daño severo destacados por la prensa", agregó el ingeniero Leonardo Massone. El balance realizado por los especialistas es que no existe colapso de edificios en la cuidad de Santiago, con lo cual "se protege la vida humana, cumpliéndose con el objetivo de la norma de diseño sísmico de edificios", señaló Massone.

Los especialistas del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales, IDIEM, de la U. de Chile, han recorrido localidades de la Región Metropolitana, V y VIII, y otras zonas afectadas.

Fernando Yáñez, Director IDIEM- U. de Chile, expresó que aparte del lamentable colapso, resalta la gran cantidad de edificios que presentaron daños menores. "Con este sismo se sometieron a prueba edificios nuevos y aquéllos que fueron intervenidos después del terremoto del ‘85 y, en su mayoría, respondieron bastante bien". Agregó que ahora la discusión está en los daños no estructurales de las construcciones, siendo un caso emblemático el del Aeropuerto de Santiago, ya que si bien este tipo de edificaciones no presentó problemas estructurales severos, pueden dañar la vida de las personas, por ejemplo, con la caída de los cielos falsos.

Eduardo Sanhueza, Subdirector del IDIEM, coincidió en que "en general los edificios en Santiago se han comportado bastante bien y de la forma que se esperaba, pero eso no quita que haya casos aislados como los que se registraron en Maipú y Ñuñoa".

Por su parte, Maximiliano Astroza, Ingeniería Sísmica-U. de Chile, indicó que el recorrido realizado por la ciudad les permitió darse cuenta de que la clase media fue la más perjudicada con el sismo. Además, destacó la necesidad de instrumentar los edificios. "Actualmente en Santiago sólo dos edificios cuentan con ese tipo de información, y conocer la salud estructural de las construcciones es clave para medir sus daños".

Finalmente, en cuanto al comportamiento de las obras viales de Santiago, Rodolfo Saragoni, Ingeniería Sísmica- U. de Chile, manifestó que entre las más dañadas se encuentran Costanera Norte, Vespucio Norte Express y pasarelas peatonales. "Contamos con instrumentación en todas las zonas, así podemos ver cómo es que en infraestructuras similares se tuvo efectos distintos. El daño no es uniforme", concluyó.

Abril 2010
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.