Inicio
Facebook
Twitter
Jueves 18 de Octubre de 2018         •         Dólar= $669,39         •         UF=$27.397,67         •         UTM=$48.016

BIM en Chile y sus proyecciones

En el marco de la pasada Expo Construcción Industrializada 2018, organizada por nuestra revista, tuvo lugar una mesa redonda en la que se analizó el tema del BIM y su uso y futuro en Chile, actividad que convocó una gran afluencia de público, dado el enorme potencial de esta metodología de trabajo.

Durante mucho tiempo, los proyectos de edificación e infraestructura se han diseñado de manera fragmentada. Así lo señala Carolina Briones, Coordinadora Sector Privado Planbim de Corfo, quien explica que “ello, sumado a la inexactitud en la planificación de presupuestos, contratos, recursos humanos y materiales, son factores que han afectado la eficiencia y la predictibilidad de costos y plazos de las obras”.

Como contraparte, precisa que una de las grandes ventajas de BIM (Building Information Modeling) es que permite, a través de un trabajo colaborativo, hacer proyectos a partir de modelos 3D que integran distintos tipos de información, fomentando la productividad, la sustentabilidad y la competitividad.


Potenciando el uso de BIM

Es en este contexto que nació Planbim, iniciativa que es parte del Comité de Transformación Digital de Corfo e impulsada por el Programa Construye2025 de la misma corporación. Este programa a 10 años tiene como una de sus metas la utilización de la metodología BIM para el desarrollo y operación de proyectos de edificación e infraestructura pública al año 2020. Para ello empleará como motor principal el poder de compra del Estado, trabajando con las instituciones públicas para implementar el uso de BIM, generando un estándar y construyendo requerimientos consistentes para las licitaciones públicas.

“Estamos trabajando junto a las instituciones públicas en este tema, siendo un ejemplo de ello la labor que realizamos con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu)”, comenta Carolina Briones, quien agrega que prácticas como el uso de construcción industrializada y BIM conlleva varias ventajas, como mayor calidad y exactitud en tiempos, mejora de la gestión de recursos humanos y tecnológicos, y menores costos de los proyectos, entre otras.

Complementando lo anterior, Erwin Navarrete, Jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec) del Minvu, indica que a nivel global, cada vez, más entidades del sector público están implementando esta metodología, principalmente en Norteamérica, Europa y Asia; incluso la Unión Europea ha desarrollado un trabajo conjunto de estandarización y fomento de uso de BIM (Building Information Modelling).

Agrega que, a nivel latinoamericano, en nuestro país se efectuó recientemente el primer encuentro de gobiernos que están trabajando con esta metodología en la Región y en el cual el Minvu participó junto a otros servicios públicos chilenos, y a ministerios de México, Uruguay, Brasil y Argentina que están en están trabajando en esta línea.

“En Chile, el objetivo principal es incrementar la productividad y sustentabilidad de la industria de la construcción mediante la incorporación gradual de procesos, metodologías de trabajo y tecnologías asociadas a BIM, entendiendo su aplicación en todo el ciclo de vida de un activo, ya sean edificios o infraestructura. Esto requiere, sin lugar a dudas, de un liderazgo desde el sector público, ya que hay un impacto social relevante del sector de la construcción, y esto finalmente involucra a los gobiernos. Esto debe pensarse también no solo con una agenda que contribuya a mejorar la productividad, sino también con una agenda de crecimiento económico”, plantea Erwin Navarrete.

Carolina Briones, Coordinadora Sector Privado Planbim de Corfo.
Erwin Navarrete, Jefe de Ditec del Minvu.
Eugenio Correa, Gerente General de Correa Tres Arquitectos Ltda.
Adelchi Colombo, Gerente de Desarrollo I+D de Inmobiliaria Manquehue.
Sebastián Medina, Subgerente de Arquitectura e Ingeniería de Sienna Inmobiliaria.

El Jefe de Ditec del Minvu, añade que “el beneficio esperado de la implementación de la metodología BIM para el Minvu es no solo optimizar procesos, sino también contar con información confiable, precisa y trazable de los proyectos que se revisan, diseñan y construyen en los distintos programas ministeriales. Entendemos que con esto contribuiremos también a reducir los plazos y costos de construcción, permitiéndonos hacer con los mismos recursos más y mejores viviendas y espacios públicos”.

Respecto de la meta de lograr la implementación de la metodología BIM en los requerimientos de los programas habitacionales y en otra actividades relacionadas con el ministerio para el año 2020, Erwin Navarrete precisa que esta implementación se debe hacer en forma gradual, “construyendo indicadores confiables que nos permitan medir tanto los beneficios como los impactos de las medidas en este importante sector económico para el país”. Al mismo tiempo, explica que esta implementación puede ser una oportunidad para alentar a la industria a innovar en sus procesos y contribuir al objetivo nacional de aumentar la productividad en la construcción. “Nuestro objetivo es una implementación BIM que promueva buenas prácticas, que sea gradual y justa para todos los actores del sector”, concluye.


Experiencias concretas

En opinión de Eugenio Correa, Gerente General de Correa Tres Arquitectos Ltda., BIM tiene muchos beneficios. “En principio, me gusta la idea del trabajo colaborativo desde el inicio de un proyecto, donde las distintas disciplinas pueden aportar sus experiencias y competencias en el modelo, también la posibilidad de recrear digitalmente una edificación compleja y solucionar previamente los problemas habituales que debemos atender en la construcción, con lo que se evitan los retrasos y costos adicionales”.

Añade que “es una herramienta poderosa para mostrar el proyecto al cliente y que lo entienda cabalmente, como también nos permite a los arquitectos mejores estrategias de anteproyectos, además de que todos los actores involucrados puedan pre visualizar el proyecto, como lo son las autoridades involucradas en la tramitación de permisos ambientales y sectoriales. Por último, destaca su uso en la operación del edificio, que permite mantener esta herramienta para la manutención y control en su vida útil”.

En el caso de Correa Tres Arquitectos Ltda., se tomó la decisión estratégica, sin retorno, de incorporar el BIM como una metodología de trabajo en todas las etapas del proyecto. “Tenemos licencias de Revit hace cuatro años. La historia de nuestra empresa comienza el año 1996, incorporando la computación con Autodesk en una oficina de mi abuelo y padre, que usaban tableros de dibujo, por cuanto estamos preparados y nos desafiamos al cambio. No ha sido una tarea fácil, principalmente por la dificultad de que los especialistas se sumen a esta manera de proyectar y que tengan las licencias y hardware adecuados. Por ahora la estamos usando en la etapa de anteproyectos LOD100 y 200 hasta arquitectura básica a nivel LOD 300 y estamos capacitando a nuestros arquitectos para que sean buenos BIM managers, de manera de estar preparados para enfrentar un proyecto completo con metodología BIM”, afirma Eugenio Correa.

Otro caso está dado por la experiencia de Inmobiliaria Manquehue. Adelchi Colombo, Gerente de Desarrollo I+D, comenta que respondiendo al interés de avanzar en materia de productividad e industrialización, “nos embarcamos en la aventura de desarrollar una fábrica de prefabricación robotizada y ahí fue cuando nos encontramos con BIM como un requerimiento para subsistir, es decir, trabajar con esta metodología se transformó en una necesidad para poder desarrollar y subir nuestros proyectos a este tecnología robotizada”.

Cabe señalar que al mundo privado le ha costado en ocasiones implementar BIM. Consultado al respecto, Adelchi Colombo señala que en la industria ha escuchado de varios ‘fracasos de expectativas’ en cuanto a abordar BIM pensando que es la panacea y en la práctica no es tan así.

“Creo que un factor común en lo anterior tiene que ver con la planificación. Trabajar en BIM significa realizar un esfuerzo mucho más grande que el que se estaba acostumbrado a hacer al momento de pensar un proyecto”. Añade que lo complejo es que en Chile, cada proyecto del mundo privado implica negocios de entrada y salida, obras que nacen y mueren, porque hay que aprovechar las coyunturas del mercado, no existiendo muchas veces tanto tiempo para efectuar una planificación tan profunda. El BIM, sin embargo, agrega el profesional, requiere más horas/hombre de planificación y especializadas, ya que cuando se diseña sobre la base de este concepto, quienes lo hacen tienen que conocer mucho mejor no solo el proyecto, sino que también las técnicas de construcción, y en eso “todavía estamos al debe, ya que no están los recursos humanos detrás de BIM”.

Una empresa que este año se está sumando a carro de BIM es Sienna Inmobiliaria. Sebastián Medina, Subgerente de Arquitectura e Ingeniería, destaca que esta metodología mejora el acceso a la información y la colaboración, y permite lograr un mayor control de los procesos y más productividad. En virtud de lo anterior, el profesional precisa que “hoy estamos implementando la metodología en el equipo de arquitectos y nuestro plan es comenzar a trabajar, en conjunto con los proyectistas y la constructora, a partir del 2019”.

Sostiene que la experiencia ha sido muy positiva y que las ventajas de trabajar en un entorno BIM se comienzan a percibir muy rápidamente. “En el escenario actual, con el constante fomento de la Corfo, la CChC y Planbim, a través de charlas, seminarios, etc., sobre los beneficios de utilizar esta metodología, ha sido más fácil lograr el financiamiento que se requiere para comenzar la implementación. Hoy se percibe como algo que hay que hacer”.

En cuanto a cómo ha sido el trabajo del Minvu en torno a la implementación de esta metodología. Erwin Navarrete indica que este ministerio cuenta con un plan de trabajo en desarrollo dentro del convenio vigente de transferencia tecnológica con Planbim de Corfo, desde octubre de 2017, que contempla como líneas de trabajo el capital humano, tecnologías de la información, estándares y procesos.

Señala que se identificó un “proyecto laboratorio BIM”, que se encuentra en la fase de propuesta piloto para la implementación gradual de la metodología en el programa denominado Programa de Integración Social y Territorial (D.S. N° 19). El levantamiento de información preliminar de las organizaciones que trabajan en el programa D.S. N° 19 indica que en la industria existiría un 20% que ya utiliza BIM, de alguna u otra forma en sus procesos, y un 60% lo implementará de aquí a 2020. Agrega que existe un tipo de “proyecto exploratorio” en el cual se evaluó la pertinencia de implementar BIM, resultando positiva dicha evaluación. Se trata del programa Espacios Públicos, el que pasaría eventualmente a ser un segundo proyecto piloto.

El Jefe de Ditec comenta que en la línea del capital humano se ha trabajado en un diagnóstico de las capacidades existentes y las que se deben formar en el Minvu para tener una fuerza laboral que pueda, en distintos roles, llevar adelante esta implementación. En tanto, en la línea de Tecnologías de la Información se ha efectuado un diagnóstico de las infraestructuras tecnológicas instaladas y su grado de flexibilidad, en distintos escenarios de implementación gradual de BIM.

Respecto a los estándares, un aspecto importante de una implementación BIM es la coordinación intergubernamental para lo cual, junto a Planbim se está trabajando en una mesa intersectorial público-privada en la elaboración del documento “Estándar BIM para Proyectos Públicos”.

Julio 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.