Jueves 27 de Enero de 2022       •      Dólar= $799,68      •      UF=$31.180,58       •      UTM=$54.442

GIMNASIO DEL COLEGIO SAINT GEORGE
Hormigón blanco que destaca

Un recinto deportivo de alto estándar se levantó en las instalaciones del colegio capitalino. Los requerimientos de arquitectura determinaron la ruta de los desafíos técnicos.

El Colegio Saint George se ubica en los faldeos del Cerro Manquehue, comuna de Vitacura. Proyectado en los años 70 por el arquitecto Gustavo Munizaga, responde a la tipología de campus con volúmenes programáticos abarcando todo el terreno y con el cerro como telón de fondo. La idea original toma la opción de calles, pasajes y plazas en donde las circulaciones y volúmenes que conforman las salas de clases se disponen a la altura del follaje de los árboles.

El encargo fue levantar un nuevo gimnasio en el lugar donde estuvo el antiguo recinto, ocupando además la explanada que era utilizada como canchas recreativas.

“Una primera consideración fue sumarse a este sistema mayor de campus sin interrumpir las vistas al cerro. Para esto se proyectó un edificio principalmente soterrado, manteniendo la altura máxima del volumen a la misma cota de las cubiertas de las edificaciones originales del colegio”, señala el arquitecto Gonzalo Mardones.

Una segunda idea fuerza fue crear un edificio que fuera capaz de recibir actividades deportivas, tanto en su interior como exterior, para lo cual se proyectó una gran cubierta (quinta fachada) que es soporte para canchas exteriores, las que vienen a reemplazar la antigua explanada recreativa.

Programáticamente, el edificio se resolvió con un gran espacio central que acoge una cancha principal (o tres de entrenamiento), graderías con butacas para 2.500 personas, escenario y pista atlética de entrenamiento; dos edificios laterales que acogen cada uno camarines y salas de acondicionamiento físico; y un edificio superior que recibe las salas de profesores, siendo su cubierta gradería a las otras canchas del complejo deportivo. El edificio, al ser soterrado (sexta fachada), se ilumina y ventila mediante patios de luz.


Hormigones blancos

Uno de los retos de la obra fue el uso de hormigones con dióxido de titanio incorporado. “Este componente permite blanquear los hormigones y además ayuda, como los árboles, a la eliminación de gases tóxicos producidos por automóviles (fotocatálisis)”, comenta Gonzalo Mardones.

El hormigón era blanco visto y ranurado, lo que complejizó aún más su aplicación. Para los moldajes con ranura al principio se sugirió hacerlos con las clá- sicas tablillas, pero era muy lento porque se necesitaba producir una gran cantidad de metros cuadrados diarios. Se tuvo que inventar una máquina en la cual se introdujo la plancha de terciado fenólica para el moldaje, la cual tenía un rodillo con varias estrías que le hacía la marca al moldaje para que quedara facetado.

Otro desafío en terreno lo marcó el vaciado del hormigón blanco. La logística de este tipo de hormigones es compleja. Para lograr que tenga homogeneidad en sus colores influyen muchos factores, como el agua, la temperatura, el moldaje. Para ello se realizó un protocolo de hormigonado que era muy estricto respecto a la hora, ya que siempre se hacía en la mañana a partir de las 10:00 horas.

Junto con ello, el proyecto de arquitectura quería mantener la idea del techo habitable o quinta fachada. “Se pensó como un patio de juegos en el techo, con tres multicanchas. También están las salas de profesores, y abajo el gimnasio (en el edificio soterrado). Para hacer más sustentable el proyecto, además de los patios de luz que se generan en el edificio a nivel de piso, se dejó una zona en el techo con cubierta verde”, finaliza Gonzalo Mardones.

Junio 2018
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.