Jueves 21 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $799,89      •      UF=$28.154,94       •      UTM=$49.229

CASOS MÉXICO Y CHILE
La importancia del acero en la construcción

Siendo uno de los países de la Región con mayor consumo de acero en sus edificaciones habitacionales verticales, México sorteó exitosamente el devastador terremoto del pasado 19 de septiembre, en lo que respecta al 100% de sus edificios construidos con este material. Sobre el uso de acero en la construcción y sus ventajas, conversamos con Octavio Alvarez, Director General del Instituto Mexicano de la Construcción en Acero (IMCA), y Juan Carlos Gutiérrez, Director Ejecutivo del Instituto Chileno del Acero (ICHA).
Octavio Alvarez, Director General de IMCA; Juan Carlos Gutiérrez, Director Ejecutivo de ICHA.

¿Cómo ha evolucionado el uso de acero en la construcción habitacional en México?
O. Álvarez: Hace aproximadamente 15 años, la edificación en acero en México era muy incipiente y privilegiaba centros comerciales y edificaciones industriales, entre otros proyectos. Sin embargo, donde entramos a competir es en la edificación vertical por muchas razones: costo del terreno, densidad demográfica y costos financieros de la edificación. Actualmente, la república mexicana tiene concentración en algunas ciudades muy importantes, como son la ciudad de México, Acapulco y Cancún, donde los edificios son en acero por el costo del terreno, que es muy caro. Por eso se opta por edificaciones verticales, que tienen condiciones muy adecuadas para este tipo de construcción.

¿De qué modo se ha impulsado una mayor penetración del acero?
O. Álvarez: Uniendo y satisfaciendo las necesidades de los diferentes eslabones de la cadena productiva de la estructura de acero, conformada por el inversionista, el proyectista arquitectónico y el estructural, las fábricas de estructuras de acero, software de diseño y de control de la producción. Hay que tener en cuenta que la estructura de acero pertenece a la industria de la transformación, por lo que las placas y perfiles se deben convertir en columnas, y posteriormente transportar y montar en una fábrica, a diferencia de la construcción, que se hace in situ. En este sentido, hay que comenzar a pegar, mezclar, unir, armar e instalar todas las provisiones para construir, y por ello es que nosotros hacemos esa diferencia: tenemos una producción en línea donde introducimos la materia prima que es placa, perfiles, soldadura, y a través de máquinas y equipos computarizados de última generación, obtenemos un producto terminado que se llama columna. De este modo, con una precisión milimétrica llegamos a la obra y atornillamos ciertos elementos, minimizando el uso de mano de obra especializada en el campo, a lo cual llamamos construcción industrializada.

¿Cómo reaccionaron las edificaciones en acero tras el terremoto del 19 de septiembre?
O. Álvarez: Excelentemente. No hubo daño estructural en ningún edificio construido en acero, y esto lo pudimos confirmar en conjunto con nuestras empresas asociadas, mediante la revisión exhaustiva de cada uno. Por el contrario, muchos edificios de concreto u hormigón armado sufrieron deterioros porque habían sido construidos con códigos anteriores, y si bien resistieron el terremoto de 1985, no se habían reestructurado adecuadamente.

¿Qué beneficios destacaría del acero en la construcción?
O. Álvarez: Construir con acero brinda más espacios libres y alturas, mayor estabilidad del edificio ante acciones dinámicas, tiene un buen comportamiento ante sismos y es menos vulnerable a la corrosión atmosférica. Su edificación es mucho más rápida, y si hablamos de industrialización de la construcción, es muy compatible con sistemas no estructurales, como son fachadas industrializadas, envolventes, muros cortina y espacios interiores. Además, es un material que brinda estética y que es sinónimo de vanguardia; por ello es que está presente en las grandes ciudades del mundo. Por otra parte, es 100% reciclable y reciclado.


Acero en Chile

En relación al uso del acero en el mercado nacional de la construcción, Juan Carlos Gutiérrez, Director Ejecutivo de ICHA, es enfático en señalar que este material se utiliza en edificaciones comerciales, habitacionales de uno o dos pisos e industriales, pero todavía tiene una baja participación en la construcción vertical.

¿Cómo ha sido la evolución del acero en la edificación nacional?
J.C. Gutiérrez: La construcción en acero ha evolucionado mayoritariamente en los rubros de centros comerciales, habitacional e industrias en general, ya que su principal atributo es que permite cubrir grandes espacios sin interferencias ni columnas. Por lo tanto, supermercados, malls, viviendas en extensión y centros de distribución, entre otros mercados, han tenido un crecimiento importante en el último tiempo.

Si hablamos de construcción vertical, el acero requiere de una mayor preparación en la planificación y desarrollo de proyectos, lo cual tiene directa relación con la mano de obra y la calidad. En esta materia, los proyectos tienen que ser considerados desde su concepción arquitectónica, estructural, y luego de su construcción. Desde su concepción en Chile, este material tiene una participación en la construcción industrial y una baja participación en la construcción urbana.

¿Qué avances se han logrado en el último tiempo en torno a su uso?
J.C. Gutiérrez: Hoy hemos dado un paso importante en la historia del uso del acero en Chile; por primera vez tenemos actualizada las normas de diseño y fabricación de este tipo de estructuras, ya que tuvimos una brecha de 40 años de desfase. Esto no significa que los profesionales diseñaban con los códigos de hace 40 años, sino que adaptaban códigos internacionales, lo cual generaba una brecha técnica para los profesionales involucrados en proyectos en acero. En este sentido, en octubre pasado el Consejo del INN aprobó la actualización de la norma Nch428, que establece los requisitos para el detallamiento, la fabricación y el montaje de estructuras para edificios de acero, y entre el 21 y 22 de noviembre pasado realizamos el primer curso donde se dieron a conocer los requisitos de la norma Nch427, que establece las especificaciones para el cálculo de estructuras de acero. Cabe destacar que ambas normas, sumadas a la norma NCh203 que establece los requisitos para el acero de uso estructural, están incorporadas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción y son de cumplimiento obligatorio, transformándose en una herramienta de primera importancia, especialmente para desarrolladores de proyectos, revisores, inspectores técnicos y constructores.

Abril 2018
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.