Viernes 20 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $713,30      •      UF=$28.029,86       •      UTM=$49.033

AISLAPOL
Más que aislación térmica, calidad y confianza

Tanto en invierno como en verano, frente a fuertes fluctuaciones de las temperaturas, enfriar o calefaccionar nuestra vivienda se hace imprescindible para su habitabilidad. Independiente del tipo de energía que utilicemos para ello, aislar térmicamente la vivienda es el primer paso, y el más importante, para poder mantener una temperatura confortable al interior del hogar sin incurrir en gastos excesivos para lograrlo. Pero, ¿cómo y qué aislar?

El calor proveniente del sistema de calefacción interior (en invierno) o del ambiente externo (en verano) siempre tratará de escapar o ingresar a nuestro hogar, principalmente a través de la envolvente de la vivienda. Esta última está conformada por la cubierta (que es por donde principalmente fluye el calor), el piso y los muros, y dentro de estos últimos, las puertas y ventanas que también lo componen. Cada elemento de la envolvente presenta mayor o menor resistencia al paso de este calor desde el interior (en condición de invierno) o desde el exterior (en el caso de verano), lo que se denomina Resistencia térmica, una medida que permite la comparación entre los distintos elementos componentes de la envolvente. La colocación de un material aislante térmico en cualquier punto de esta envolvente aumenta significativamente la Resistencia térmica del mismo, esto es, impide que se escape o ingrese el calor a nuestra vivienda, contribuyendo al ahorro de energía y a mantener una temperatura interior estable y confortable. Aunque parece fácil, hay algunos sencillos temas a tener en cuenta al aislar, especialmente los muros, que es el tema de este artículo.


Muros

Los muros constituyen, en general, la segunda mayor superficie de una vivienda y son, relevantes en el proceso de transmisión de calor. La aislación térmica de muros debe considerar, entre otros parámetros, lo siguiente:

• Que no existan puentes térmicos.
Que la aislación no presente sectores en los que queden espacios sin aislar y/o que, una vez colocada la aislación térmica, esta no decante o se mueva, dando origen a espacios sin aislar, lo que desmejora la aislación térmica completa del elemento.

• Que no haya presencia de humedad, líquida o en forma de vapor de agua, pues los materiales en general, aislantes o no, pierden su capacidad de aislación térmica en presencia de agua. El vapor de agua se acumula en aquellos materiales tipo esponja (lanas, papeles y otros), cuando la instalación no es la adecuada y no se detecta hasta que es demasiado tarde, cuando el material aislante está saturado de agua y comienza a expulsarla. En este punto normalmente los materiales que están en contacto con el aislante (placas de madera, metales, yeso-cartón, etc.) ya han desarrollado o están desarrollando diversas patologías de construcción, tales como corrosión, hongos, algas, etc.

• Que el material aislante no pierda espesor en el tiempo, lo que es relevante puesto que la capacidad aislante está directamente relacionada con el espesor del material, es decir, a mayor espesor más aislación y viceversa.


Soluciones marca Aislapol®

Las planchas de poliestireno expandido marca Aislapol® entregan un alto estándar de calidad para aplicaciones de aislación en la envolvente de la vivienda, sistemas EIFS – SATE entre otros, lo que garantiza cumplir con las altas exigencias de la industria de la construcción.

La tabiquería estructural de la envolvente, conformada por perfiles de acero o de madera, es una de las soluciones preferidas por su rapidez de conformado y montaje en obra. La tendencia es ahorrar tiempo y simplificar la construcción. Aislapol desarrolló para ello su nueva plancha para tabiquería estructural, de 1200 x 600 mm de largo x ancho, ideal para una altura de piso a cielo de 2400 mm y espacio entre pies derechos de 600 mm.

Por último, y orientados hacia la construcción industrial, Aislapol S.A. fabrica paneles aislantes para la industria frigorífica y galpones industriales, los cuales se componen de un núcleo de poliestireno expandido de alta resistencia mecánica, lo que es revestido por ambas caras con una lámina de acero prepintado, otorgando sobresalientes propiedades de resistencia a la corrosión y otros agentes agresivos frecuentemente presentes en la operación diaria de este tipo de edificaciones. Estos paneles aislantes (Aislapol® sistema Rudnev®) poseen un sistema de unión machiembrado único en el mercado que permite una instalación rápida y segura, cumpliendo con las altas exigencias de la industria y con la calidad de los productos Aislapol®. Producto disponible a pedido en diversos largos y espesores, especialmente adecuados a las distintas configuraciones de la edificación.

Diciembre 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.