Jueves 21 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $799,89      •      UF=$28.154,94       •      UTM=$49.229

Dr. Pablo Wainstein, glaciólogo e hidrólogo:
“Se puede tener actividad minera e industrial y seguir respetando la integridad ambiental”

En el marco de EXPOANDES 2017, Encuentro Internacional de Alta Montaña realizado en Espacio Riesco, el Gerente Regional de Servicios Glaciares y Periglaciares para Sudamérica en BGC Ingeniería, en entrevista con Revista EMB Construcción, se refirió al vínculo entre las operaciones mineras o industriales y la hidrología de montaña.
Dr. Pablo Wainstein.

¿Cuál es el nivel de Chile en materia hidrológica?
Chile, y en especial la zona central y centro norte, ha sido afectado por una sequía bastante prolongada y extensa. Esto ha hecho que la sociedad esté mucho más sensible a la falta de agua, lo que ha gatillado a su vez, decisiones y movimientos de personas que actúan fuertemente motivadas más por sentimientos, que por conocimiento científico al respecto. Por ejemplo, en lo que son los glaciares y la propuesta de ley de protección de estos, esta tiene problemas conceptuales técnicos bastante graves, y aun así se sigue tratando de empujarla, en buena medida por presiones sociopolíticas más que por hechos científicos duros.

El problema hidrológico en Chile tiene una tendencia reaccionaria, en general poco planificada, y lamentablemente, frente al escenario de cambio climático mundial, debemos planificar mejores maneras de cómo mitigar su impacto en términos de la disponibilidad y manejo del recurso hídrico.

¿Qué rol juegan las operaciones industriales o mineras en alta montaña?
Como resultado de la ubicación de los recursos naturales y su disponibilidad, se observa que las operaciones industriales tienen una tendencia de subir cada vez más en altitud y latitud, entrando más en montaña o enfocándose hacia los polos, ya que son los sectores más inexplorados. En buena medida, las presiones económicas de nuestra sociedad han resultado en que los recursos fácilmente disponibles en bajas altitudes y latitudes, se han ido agotando.

¿Cómo impacta la hidrografía de alta montaña a los proyectos y construcciones?
El impacto puede ser considerable, porque si la concepción del diseño ingenieril de infraestructura y sus fundaciones no considera la hidrología y la interacción entre flujos de agua y estabilidad de laderas o capacidad erosiva de cauces, las consecuencias que la alta variabilidad hidrológica pueden tener en esa infraestructura, pueden llevarla a la falla.

¿Estamos conscientes de este impacto?
Si estamos conscientes como sociedad general en sí, no lo creo. Somos reactivos y, por lo general, poco planificadores. Somos más bien cortoplacistas como sociedad. Respecto a los proyectos mineros en desarrollo, estos tienen una interacción, no solamente ambiental, sino que también de ingeniería con la hidrología local, como cualquier otra iniciativa de desarrollo. El desafío es poder entender los ambientes de montaña en estas dos facetas como también comprender la dinámica y potenciales efectos a lo largo de la vida útil del proyecto y su cierre.

¿Quienes consumen más agua, las operaciones o los asentamientos humanos?
Esto debe analizarse en forma comparativa y con respecto a las diferentes ubicaciones de asentamientos humanos e industriales. En términos generales, los que están consumiendo mayor cantidad de agua son las poblaciones y asentamientos humanos. Si bien es cierto que hay emprendimientos industriales que pueden consumir bastante agua, en términos comparativos y relativos, quienes estamos haciendo la mayor presión en la hidrología de las cuencas son los asentamientos humanos. Junto con ello, no se debe olvidar que hay toda una industria agrícola que nos tiene que abastecer. Habrá que ver para cada región y cuenca, cuáles son los usuarios, y nos vamos a sorprender de que muchas veces estas plantas industriales son altamente eficientes. Ahora bien, por lo general, la eficiencia del uso de agua por asentamientos humanos o agricultura básica es más bien baja. La disponibilidad del agua en montaña es poca, mientras que en los valles es mucho mayor. A menor disponibilidad de agua, los usuarios tienden a ser más eficientes, mientras que, a mayor facilidad de acceso, la eficiencia de su uso baja en forma comparativa.

¿Se otorga en Chile la importancia correspondiente a esta disciplina?
Es fácil apuntar con el dedo al Estado, pero creo que Chile y el estado chileno han avanzado en muchas cosas, y en otras no tanto como se quisiera. En la parte hidrológica la Dirección de Aguas (DGA) avanza, hace una buena labor, pero tiene pocos recursos. Lamentablemente en Chile hay un sentimiento anti empresarial muy duro y esto influye tremendamente, y en forma negativa, en la relación y colaboración entre privados y Estado. No debemos olvidar que la mayor cantidad de conocimiento e información de hidrología de alta montaña no está en el Estado ni en las universidades; lo tienen los emprendimientos privados. Un emprendimiento en alta montaña debe entender su hidrología, y por ende, invertir muchos recursos en estudiarla.

¿El cambio climático y el calentamiento global han impactado la hidrografía de alta montaña de Chile?
El consenso científico mundial apunta a que el cambio climático que se está viviendo es real. Como sociedad mundial es claro que estamos generando un cambio climático. El problema es que no sabemos para dónde vamos y eso es lo que complica, porque todas las predicciones de aumento de temperatura que se han hecho, de aumento de gases de efecto invernadero, incluso las más pesimistas, han sido sobrepasadas. Entonces, pese a la existencia de protocolos como Kyoto y París, lamentablemente la sociedad general no quiere cambiar. Lo que nos afecta directamente en los estudios hidrológicos es que lo que se vio en el pasado, no refleja necesariamente lo que va a pasar en el futuro. Estos cambios son transformaciones que nunca se habían visto. La tierra ha tenido glaciaciones y desglaciaciones antes, pero no las vivimos como sociedad humana avanzada. Ahora lo que se viene es más inesperado y tenemos que tratar de tener comportamientos mitigatorios y usar técnicas innovadoras para obtener mejores datos y resultados.

Diciembre 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.