Miércoles 13 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $796,77      •      UF=$28.095,18       •      UTM=$49.229

Carlos Azolas, Arquitecto Asociado de NBBJ Architects:
“Los grandes proyectos requieren de industrialización y tecnologías como el BIM”

En el marco del seminario “Construcción Industrializada: Una Alternativa para mejorar la Productividad y Sustentabilidad en Proyectos de Salud”, liderado por el Programa Construye 2025 de CORFO, conversamos con el arquitecto chileno de la prestigiosa oficina norteamericana NBBJ, firma que lideró uno de los proyectos emblemáticos en materia BIM, el Miami Valley Hospital, entre otros recintos hospitalarios y de construcción

¿Cómo es pertenecer a una de las firmas de arquitectura más prestigiosas de Estados Unidos?
Hace nueve años que trabajo en NBBJ, y 16 que estoy radicado en Estados Unidos. Es gratificante como profesional, el poder estar en esta empresa donde cada día se aprende algo nuevo, donde los desafíos son mayúsculos, y se respira innovación. Desde las instalaciones sanitarias más avanzadas y de última generación hasta las sedes corporativas, NBBJ ha diseñado comunidades, edificios, productos, entornos y experiencias digitales que mejoran la vida de las personas.

Se habla al interior de la empresa de un trabajo colaborativo…
Exacto. De integración de especialidades, de pensamientos de los distintos actores que componen un proyecto de construcción. Nuestros clientes nos seleccionan para tener un impacto positivo en sus negocios con un diseño colaborativo y un profundo compromiso con su éxito. Los mejores atributos de una empresa grande y pequeña se fusionan en NBBJ, donde los estudios especializados dentro de la práctica más amplia garantizan un servicio personalizado de capital humano experimentado. Esto nos permite integrar la arquitectura, los interiores, la planificación y el paisaje. El resultado: un diseño impulsado por ideas de gran alcance.

¿Cuál es el criterio de diseño de las obras que ejecutan?
Es el mismo si se trata de un proyecto de renovación o si es un hospital de 300 camas, y está basado en el concepto de que tiene que ser un proyecto transformador, que no solo cumpla la función de dar una solución sino también tiene que proponer una mejora para el paciente y los usuarios. En base a esto es que hemos desarrollado distintas herramientas; pero para poder mantener este criterio de diseño -desde la idea del proyecto hasta la construcción- hemos desarrollado lo que se llama ‘el proceso de diseño’. Es básicamente una instancia de trabajo con el cliente, el equipo de diseño (arquitectos e ingenieros) y la constructora. Lo que busca es ayudar a la comunicación entre las partes. Se establecen las metas personales, se corrigen los errores, también se evalúan los sistemas constructivos, qué herramientas BIM se van a utilizar durante el proyecto, entre otros factores. Este criterio ayuda a controlar el presupuesto desde las etapas tempranas, a tomar decisiones, junto con mejorar la comunicación entre todas las partes del proyecto.

Miami Valley Hospital, ubicado en Dayton, Ohio.

¿Cómo se vincula la metodología BIM con el trabajo que desarrollan?
Es parte de este proceso, tanto de la etapa de desarrollo como de producción. Tenemos un sistema de integración computacional, mediante el cual se utilizan distintos softwares; no nos enfocamos solo en uno, ya que, dependiendo de la especialidad, se toma la decisión de trabajar con uno u otro. El BIM también impacta positivamente en la productividad: antes, con el sistema tradicional, teníamos a más gente haciendo lo mismo; hoy se redujo a menos de la mitad, por lo que la rapidez y eficiencia mejoró ostensiblemente. Con el BIM el objetivo es poder integrar distintas tecnologías, de manera de entregarle un valor agregado a nuestros clientes.

En el área hospitalaria esta tecnología ha dado un salto cuantitativo…
Los hospitales representan un gran desafío a nivel de metodología BIM, ya que son edificios, la mayoría de ellos, de alta complejidad. A nivel constructivo, permite una mejor comprensión del proyecto, de manera que sea más rápida la intervención en la obra. Dentro de las ventajas del BIM está el anticipar, desde la fase de anteproyecto, posibles interferencias entre especialidades, lo que permite coordinar las especialidades en los plazos estipulados por contrato, cambios al proyecto, entre otras muchas ventajas.

NBBJ tiene proyectos emblemáticos de infraestructura hospitalaria…
Claro, hemos diseñado y ejecutado diversos centros de salud, tanto públicos como privados; y no solo en Estados Unidos. Algunos son con criterios tradicionales, otros con ciertas partidas prefabricadas y con BIM. En hospitales, el primero que hicimos fue el Miami Valley, que incorporó paneles de gases y baños prefabricados (de estos últimos solo la estructura). Con este tipo de construcción logramos un 300% más de productividad, cero lesiones en lo que fue la prefabricación, entre otros ahorros significativos. Fue el primer proyecto importante de atención de salud en los Estados Unidos en usar componentes prefabricados. La prefabricación produjo una construcción de mayor calidad y un cronograma de construcción reducido en más de dos meses.

Miami Valley Hospital.

¿Qué destacaría del hospital de la Universidad de Nueva York?
Llevo seis años trabajando en este proyecto, es una obra de ingeniería, construcción y arquitectura fascinante y compleja. Los baños en este proyecto son 100% prefabricados y se conectan directamente. También integramos un nuevo sistema de aire e iluminación que llega en módulos. Es un proyecto sumamente complejo hecho en acero, ubicado en Manhattan, en el lado oeste de la isla. Contempla 32 pabellones, 11 pisos de hospitalización, 374 habitaciones y un centro pediátrico, entre otras áreas. Para levantarlo hubo que demoler edificios existentes.

¿Cuál es el gran desafío que tiene Chile en materia de construcción industrializada?
Tenemos que tratar de mirar la construcción como un objeto sustentable y más eficiente. En Nueva York, donde trabajo, prácticamente no se concibe la construcción tradicional, sería imposible con lo congestionada que es la ciudad. Solo la industrialización de las partidas, junto con el trabajo colaborativo de BIM y otras tecnologías, hacen posible levantar grandes proyectos. Los grandes proyectos requieren de industrialización y tecnologías como el BIM. En Chile se debe empezar a dar ese salto, y en ese sentido el Programa Construye 2025 lo está impulsando.

Octubre 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.