Viernes 20 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $713,30      •      UF=$28.029,86       •      UTM=$49.033

Carolina Soto, Directora Ejecutiva del Plan BIM:
“El BIM permite evaluar el
funcionamiento de un proyecto en todo su ciclo de vida”

En 2016, al alero del programa “Construye 2025” de Corfo, se conformó la iniciativa Plan BIM, que busca fomentar el aumento de productividad de la industria de la Construcción a través de tecnologías de manejo de información, específicamente el BIM (Building Information Modelling). Para conocer más sobre esta iniciativa y las acciones que están desarrollando, conversamos con su Directora Ejecutiva, Carolina Soto.
Carolina Soto.

En términos de productividad, ¿en qué pie se encuentra el sector Construcción?
Hay varios estudios que entregan señales de alerta sobre la productividad del sector. Por ejemplo, McKinsey publicó dos estudios en 2013 y 2015 (con datos de 2011 y 2013), que comparan la construcción chilena con la de EE.UU. en términos de m2 construidos/hora-hombre, y Chile obtiene un 48% de esa línea base. Y si analizamos los diversos estudios que estudian la evolución de la productividad de la industria entre 1998-2012, más allá de las alzas y bajas que se pueden dar en años particulares, se puede observar una tendencia hacia la baja.

¿Qué causas puede tener esa baja productividad?
Para McKinsey, entre las causas de la baja productividad, se encuentra, además de la falta de métodos avanzados de gestión de la información, la fragmentación entre las etapas y los actores de un proyecto. En otras palabras, la comunicación no fluye entre las diversas partes que intervienen en un proyecto -arquitectos, constructores, instaladores eléctricos, etc.- y cada una funciona como “islas”, haciendo que el traspaso de información entre una y otra etapa del proyecto no sea el más fluido. En este sentido, estas son principalmente las que abordamos en Plan BIM, impulsando el uso de esta tecnología que, a través de una metodología de trabajo colaborativo, habilita la comunicación entre las partes y las fases de un proyecto.

¿Qué beneficios ofrece la tecnología BIM?
Básicamente, esta tecnología permite hacer proyectos a partir de modelos 3D que integran diversos tipos de información. Al compartir estos modelos entre los actores de un proyecto, la comunicación y colaboración entre ellos es mucho más fluida que la que permite las tecnologías tradicionales (como planos 2D o en papel y CAD). Entonces, la metodología de trabajo BIM propone solucionar diversos problemas que se generan por la falta de comunicación entre las partes, como, por ejemplo, reducir los tiempos y costos de construcción.

¿Qué dificulta su adopción?
Los mayores beneficios del BIM se consiguen en la medida en que todas las partes del proyecto estén trabajando con la tecnología. Hoy en día, en Chile, existen algunas empresas de arquitectura o de ingeniería estructural que cuentan con esta tecnología, pero el número de compañías que la poseen disminuye bastante cuando llegamos al segmento de las especialidades, por ejemplo, eléctricas y sanitarias. Entonces, veo una necesidad de que la industria se organice y que todas las partes de la cadena de valor de un proyecto puedan “subirse al carro” del BIM, pero es muy difícil que esa adopción pase por sí sola, especialmente en una industria tan fragmentada como esta. Por ello, en otros países hay mandatos del gobierno, municipios o fuerzas armadas que exigen que se use esta metodología para sus proyectos. Entonces, es mucho más fácil incentivar la adopción si el mandante lo requiere.

En este sentido, ¿cómo están trabajando para impulsar la adopción del BIM?
Hoy en día, nuestra meta al 2020 es que la mayoría de los proyectos públicos se estén requiriendo con BIM a través de sus licitaciones, por lo que apuntamos a lograr que el Estado, como mandante, adquiera las capacidades para requerir y gestionar adecuadamente los proyectos con metodologías BIM. Para ello, estamos trabajando con el MOP y el Minvu para entender bien sus procesos y problemáticas, lo se traducirá en los requerimientos de las licitaciones públicas. Al mismo tiempo, estamos trabajando -en conjunto con otras entidades del comité- para fomentar la capacitación y la implementación de tecnología en las instituciones públicas para que puedan emplear los modelos BIM.

Además, estamos desarrollando un estándar para los proyectos públicos para que consultores y contratistas que participan en licitaciones públicas puedan saber qué características debe tener un proyecto de este tipo. Para esto, estamos analizando altos estándares internacionales y estudiando cómo se conectan con posibles estándares de la Región.

Hace poco finalizamos una serie de mesas de trabajo donde participaron representantes de los sectores público, privado y académico, para la definición de roles dentro de un proyecto BIM. Muchas veces, cuando se tienen que desarrollar proyectos BIM, hay muchas definiciones de cargo, por lo que empresas e instituciones tienen muchas dificultades para saber las capacidades que deben tener en sus equipos. Para solucionar esto, se definieron roles o perfiles mínimos que deben participar en un proyecto BIM y cuáles son las mínimas capacidades que deberían tener.

¿Y cómo están llegando al sector privado?
También tenemos algunas iniciativas para fomentar la adopción en dicho sector, como la creación de becas para que las personas que ya estén en el mundo laboral puedan capacitarse en esta tecnología. En este sentido, Corfo tiene varios programas de becas de capacitación que están permitiendo que los trabajadores accedan a cursos sobre BIM. Asimismo, estamos colaborando con instituciones de educación superior (universidades e institutos técnicos) para facilitarles la incorporación en sus mallas curriculares.

¿Representa la inversión un desafío para la adopción de esta tecnología?
Para una empresa pequeña, pagar por los computadores, las licencias de software y la capacitación, puede ser una inversión significativa, pero creo que la dificultad va más allá de lo económico, y tiene que ver con el factor humano, con la resistencia al cambio. BIM implica cambiar la manera de planificar y hacer los proyectos y de entender que esta tecnología viene a establecer nuevas acciones y flujos de comunicación, y que su valor va más allá de la etapa de Construcción, llegando hasta la Operación del activo.

¿Por qué es esto importante?
De la inversión que requiere un activo, solo el 20% se gasta en diseño y construcción, y el 80% se va en operación en la vida útil de ese proyecto. Por ello, el foco hoy en día está en ahorrar en el diseño y el proceso de construcción, lo que muchas veces puede ir en desmedro de la operación (como en su Eficiencia Energética o en el requerimiento continuo de mantenimiento). Entonces, el BIM permite visualizar y evaluar esa información en cuanto a cómo va a funcionar ese proyecto en todo su ciclo de vida.

Agosto 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.