Jueves 6 de Agosto de 2020       •      Dólar= $779,19      •      UF=$28.661,89       •      UTM=$50.322

AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA EN LA VIVIENDA
Un mercado que avanza en ahorro y confort

Las viviendas deben tener los espacios mínimos para permitir el desarrollo de las personas en este medio, los cuales también deben procurar características que brinden confort al habitante. En este marco, las aislaciones térmicas y acústicas toman relevancia, principalmente porque las viviendas albergan las horas de descanso también y, en ese sentido, el ruido y la falta de confort térmico, son situaciones poco deseables.

En Chile se vienen realizando grandes esfuerzos, sobre todo en materia de aislación térmica. Así lo señala Nelson Sanhueza G., Académico de Ingeniería Civil de la Universidad San Sebastián y Gerente General de Desarrollos Constructivos Sustentables Ltda., quien precisa que en una vivienda el 57% de la energía utilizada es destinada a calefacción. Eso, sumado a nuestro déficit en la generación de energía, propone establecer medidas agresivas, de modo de contar con viviendas con un mayor confort y un menor costo de mantenimiento energético.


Normativa térmica y acústica

La Reglamentación Térmica (RT) establece las condiciones mínimas de aislación térmica para las viviendas nuevas. En su versión vigente forma parte de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC).

Mientras la primera etapa de la RT entró en vigencia en marzo de 2000, con requisitos de aislación térmica para la cubierta y la techumbre, la segunda etapa rige desde enero de 2007, estableciendo estándares mínimos de aislación en muros, pisos y ventanas, esto es, abarcando toda la envolvente, lo que marca una gran diferencia de nuestro país con el resto de América Latina.

En lo que respecta a la tercera etapa, si bien originalmente se proyectó la Certificación Energética, con el tiempo el Ministerio de Vivienda y Urbanismo optó por un proceso menos riguroso de Calificación. En este sentido, la Calificación Energética de Viviendas (CEV), un proceso voluntario para las viviendas nuevas construidas posterior a la entrada en vigencia de la 2da etapa de la Reglamentación Térmica.

A juicio de Nelson Sanhueza, “si bien ha habido importantes avances en el tema térmico, aún queda mucho por hacer, como por ejemplo, deberían entrar en vigencia las nuevas normativas térmicas y de aislación de viviendas, que por distintas razones están demoradas en su implementación”.

En tanto, en el tema acústico, actualmente se establece un aislamiento de 45 dB para particiones verticales (paredes) y de 70 dB para particiones horizontales (losas, ya sean pisos y/o techos).

Al respecto, el Académico de Ingeniería Civil de la Universidad San Sebastián, comenta que “en normativa acústica, estamos muy atrasados con respecto, por ejemplo a Europa, y no se perciben adelantos en este tema en el corto plazo”.


Oferta de productos

En cuanto al actual mercado de productos orientados a entregar aislación térmica y acústica, Chile tiene una posición muy favorable al respecto. Nelson Sanhueza destaca que “contar con distintos tratados de libre comercio nos permite acceder a tecnologías de primer nivel. Así, existen muchas materialidades en el mercado que son tope de línea, aunque la especialidad técnica para la implementación es escasa”.

Agrega que el profesional de la construcción no siempre está familiarizado con nuevas tecnologías constructivas, lo que no hace fácil la implementación de estas. “Por esta razón, ante el desconocimiento del resultado final, se opta por soluciones más convencionales, con tecnologías menos avanzadas”, afirma.


Profesionales y mano de obra

El académico de la USS indica que en lo que respecta al nivel de los profesionales en este ámbito y de la mano de obra que instala las distintas soluciones, cabe señalar que no es coincidencia que Chile tenga solo el 48% de la productividad de EEUU, en algunos segmentos de la construcción. Explica que esto, por un lado, se relaciona a la falta de industrialización de la construcción en nuestro país; y, por otra parte, a la carencia de conocimientos específicos de nuestros profesionales, sumado a la escasa competencia técnica de nuestra mano de obra.

Asimismo, añade el profesional, esto se ve reflejado en las tecnologías disponibles en el mercado y que, como resultado final, son un completo fracaso en la implementación en la obra.

“Importamos muy buena tecnología, pero como profesionales no sabemos cómo generar un impacto real en los resultados finales de nuestros proyectos; y como instaladores, no profundizamos en los conocimientos técnicos necesarios para las instalaciones de éstas. Es decir, nuestra mano de obra es totalmente carente de especialización técnica y eso supone un desafío grande, pensando en las metas trazadas para el 2025 en el programa de productividad y construcción sustentable”, concluye.

Junio 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.