Viernes 24 de Enero de 2020       •      Dólar= $767,99      •      UF=$28.331,86       •      UTM=$49.673

Luis Alonso, socio de Alonso, Balaguer y Arquitectos:
Promiscuidad funcional en la arquitectura

El arquitecto catalán postula el concepto de la promiscuidad funcional no solo en edificios, sino que también a nivel de planificación de ciudades, como una manera de promover edificios y barrios con múltiples usos.
Luis Alonso.

¿Cómo se aplica el concepto de promiscuidad funcional en la arquitectura?
La promiscuidad funcional, que significa la mezcla de usos, apunta a que la ciudad antigua, históricamente, era promiscua en su uso, es decir, caminando podías hacer todas las actividades cotidianas: trabajar, tomar un trago, pasear con tu familia, comer; todo lo tenías más o menos a la mano. En las últimas décadas, especialmente en Latinoamérica, se ha seguido el modelo urbanístico que implantaron los norteamericanos, el que crea una perversión espacial, por cuanto se genera un triángulo, donde un vértice es donde yo resido, el otro donde se trabaja y el otro donde me voy a divertir o a comprar. Por ende, está todo disgregado generando traslados obligados, lo que trae consigo una esclavización absoluta del ciudadano respecto del auto. Ello es perverso y, en definitiva, suma un consumo energético insoportable.

¿Cree que hay que tratar de recuperar esa promiscuidad?
Absolutamente. Pero también en cómo se plantean los edificios, dónde estos deberían intentar albergar el máximo número de actividades. Todos hablamos del concepto de sostenibilidad, pero esto radica en que los edificios estén el máximo número de horas al día operativos y eso solo se consigue no generando zonas oscuras, como parques empresariales o zonas estrictamente residenciales o comerciales, sino que áreas que convivan con distintos usos y donde los edificios pueden albergar estos. En Europa existen edificios así y en Chile, si bien aún no prosperan, creo que es cosa de tiempo.

Actualmente está desarrollando un edificio de uso mixto en Chile...
Exacto. Estamos desarrollando un edificio en Vespucio con Príncipe de Gales que precisamente genera todas esas mezclas de usos, donde cualquier ciudadano que trabaja y reside ahí podría completar sus actividades habituales en el mismo lugar, lo cual es un ejemplo de sostenibilidad. Es una torre al lado del metro, cercana a transporte público. Tendrá gimnasio, cines, restaurantes, entre otros usos. Otro ejemplo, años atrás, fue en su momento el Hotel W, con oficinas, apartamentos, hotel, restaurantes, entre otros usos, el cual es un modelo de uso mixto, lo cual ha sido revitalizador para el barrio.

¿La falta de planificación de la ciudad ha influido en que esté disgregada?
Para hacer buena arquitectura se necesita de un buen equipo de arquitectos y, sin duda, de un buen cliente que apueste por ello, que potencie y amplifique la respuesta que la arquitectura puede desencadenar para importantes y positivas transformaciones sociales. La calidad del espacio público no es solo un tema de estética, como suele ser juzgado, sino que también de ética y de justicia social. Creo que en Chile, la arquitectura y el urbanismo no se han utilizado como elementos de cohesión social.

Torre BACATÁ, Colombia.
Hotel Hesperia Tower, en Barcelona.

¿Qué consideraciones se deben tomar en cuenta al proyectar edificios de uso mixto?
Los edificios de uso mixto no necesariamente tienen que estar en altura; también pueden ser, como en Barcelona, donde se ubica el llamado "rascacielos dormido", edificios bajo en altura con todos los usos. En ese sentido, la consideración de un edificio de uso mixto es, primero, analizar las deficiencias de una zona y entorno determinado. Cada edificio y ubicación hay que pensarlos muy bien, pero la promiscuidad funcional también hay que pensarla desde el punto de vista de la administración pública. No es sostenible que cada ministerio resuelva de manera aislada sus problemas; todos los usos deben convivir y rebajar los costos de mantenimiento. Por ello, al pensar en edificios públicos, importa saber cuánto costará, al cabo de 20 años, su mantenimiento. Hay que pensar en esta promiscuidad funcional y que tanto la iniciativa pública y privada pueden convivir perfectamente. Afortunadamente, los promotores inmobiliarios ya han comenzado a darse cuenta de que esto es el futuro.

Mayo 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.