Jueves 27 de Febrero de 2020       •      Dólar= $812,02      •      UF=$28.451,93       •      UTM=$49.673

INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA
Grandes desafíos para Chile

Existe consenso respecto de la necesidad de incrementar la inversión pública y privada en infraestructura para alcanzar las metas de crecimiento sostenible de Chile. La infraestructura planificada y estratégica será clave en los próximos años.

Según un reciente informe elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), llamado “Infraestructura Crítica para el Desarrollo”, el cual analiza las inversiones requeridas en 12 dimensiones para los años 2016- 2025, se estimó en US$151.417 millones la inversión requerida para evitar que aumenten los déficits en esta área en el período 2016-2025.

Durante 2016, y “en lo relativo a la infraestructura pública, los niveles de inversión fueron menores que el año pasado, esto se debió al ajuste presupuestario y eso también de alguna manera afectó a la infraestructura privada, debido a la caída en las inversiones, principalmente por el ámbito minero. En definitiva, en términos generales no fue un año muy dinámico en materia de inversiones en infraestructura. Sí se ha hecho un esfuerzo por ir avanzando en lo que son las obras concesionadas, lo que está gestando la inversión de US$2.600 millones en proyectos que están en distintas etapas y que el Ministerio de Obras Públicas ha hecho esfuerzos, dentro de sus posibilidades, en agilizar esta cartera. En esta línea, vemos que el dinamismo que pueda imprimirse irá por el área de concesiones”, comenta Carlos Piaggio, Gerente de Infraestructura y Concesiones de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).


El modelo de concesiones

Para 2016 son cerca de US$750 millones en obras concesionadas a ejecutar, en inversión real. “Como Cámara creemos que el modelo de concesiones fue revolucionario en materia de infraestructura a fines de los años 90 y principio de 2000. Chile logró duplicar la inversión en infraestructura pública y eso permitió dar un salto cualitativo. Mejorar la conectividad, pero también dar un fuerte impulso al transporte y logística, aeropuertos, carreteras urbanas, a su vez se extendió a cárceles, hospitales y, en definitiva, se dio este gran cambio en materia de infraestructura en el país que de otra forma no hubiese sido posible”, señala Carlos Piaggio.

Después de una década de inversión constante, el 2006 cayó en materia de inversión, lo que ha redundado en un déficit de infraestructura del país, y que se ha ido incrementando año a año. “Hay que utilizar mecanismos para volver a generar una inversión importante en materia de infraestructura de manera de proyectarnos hacia el futuro y soportar todas las actividades económicas para mantener y crecer aún más”, explica Piaggio, de la CChC.

Es muy relevante mejorar la gestión del MOP, en ese sentido una de las leyes que “creemos fundamental debiese impulsarse es la que crea la Dirección General de Concesiones por los desafíos que se vienen, para generar carteras de proyectos no solo para los cinco años, sino pensados a 20 años”, detalla el ejecutivo.

En tanto, para el Presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa), Juan Eduardo Saldivia, “el sistema de concesiones es una palanca fundamental para resolver el actual déficit de infraestructura y que es gracias a este modelo y a la política pública que lo sustenta, que el gobierno puede liberar recursos para que el Estado tenga la posibilidad de enfrentar otras necesidades sociales”.


Autopistas urbanas

Para el representante de la CChC, si se analiza por áreas de infraestructura, “la vialidad urbana e interurbana es evidente que sufrió un cambio relevante en materia de calidad y extensión. Sin embargo, hoy en día mucha de esta infraestructura está llegando a su nivel de capacidad máxima y por lo tanto ya se está pensando en las inversiones necesarias para ampliarlas. Un ejemplo de esto son las carreteras interurbanas, en que hay tramos de aquellas más cercanas a Santiago que han colapsado, y deben adaptarse a las nuevas demandas”.

Según el informe de la CChC, en esta área Chile tiene una doble brecha: en comparación con otros países de similares características y respecto de las regiones del país cuya conectividad es deficiente o inexistente. Para resolver este déficit debe existir un programa que integre las inversiones públicas y privadas. La inversión necesaria asciende a los US$20.198 millones.


Hospitales y aeropuertos

En materia de hospitales se ha avanzado, pero aún falta mucho camino por recorrer. En el caso de los aeropuertos, el déficit pasa por las áreas de pasajeros que han quedado colapsadas y eso ha significado tener que relicitar aeropuertos antes que terminen su período original. “Chile ha caído lugares en los últimos rankings mundiales en materia de calidad aeroportuaria y es ahí donde se tiene que avanzar fuertemente”, ilustra Piaggio.

Para el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, en materia de infraestructura aeroportuaria su cartera invertirá US$1.100 millones en el período 2014-2017. El Secretario de Estado explicó que “lo que estamos haciendo por ejemplo con la modernización del Aeropuerto de Santiago, lo estamos haciendo desde el Aeropuerto de Arica por el norte hasta el Aeropuerto de Punta Arenas por el sur, pasando por un conjunto de Aeropuertos como el de Iquique, La Serena, Chillán, Osorno y Balmaceda”.

El principal déficit se concentra en las áreas destinadas a pasajeros. De hecho, uno de cada cuatro aeropuertos del país ya ha visto superada su capacidad de pasajeros en hora punta. Y de continuar la dinámica actual, dos de cada cuatro aeropuertos tendrán su capacidad saturada hacia 2025. La inversión necesaria sería de US$ 1.729 millones.

“Solo durante este año por Ley de Presupuesto el Ministerio de Obras Públicas, a través de su Dirección de Aeropuertos, invertirá $44.000 millones, en obras principalmente de mejoramiento de pistas, pistas, condiciones de seguridad y visibilidad, como también de nuevas torres, iluminación y ampliación de terminales para pasajeros”, señala el Ministro Undurraga.

En infraestructura hospitalaria, en tanto, existen más de 2 millones de metros cuadrados construidos de hospitales, pero casi el 60% se encuentra en regulares y malas condiciones. De ahí que el principal esfuerzo sea seguir reponiendo los establecimientos existentes, fortalecer la atención primaria y adecuar la red a los cambios demográficos que enfrenta el país. La inversión necesaria, de acuerdo al informe de la CChC, es de US$4.650 millones.

Cabe destacar que la cartera de inversiones del actual gobierno compromete el término de obras de 20 establecimientos hospitalarios a marzo de 2018 y, además, considera que otros 20 quedarán en fase de construcción y un tercer grupo al término de Gobierno en etapa de estudios técnicos de Pre-inversión, Diseño o Licitación de Obras Civiles.


Déficits prioritarios

A pesar de los avances, hay infraestructura crítica para el desarrollo del país que en opinión de los expertos falta por desarrollar. Uno de esos sectores es el portuario. “Esta es un área donde se deben tomar decisiones importantes. Hay que decidir cuál va a ser el desarrollo logístico de gran escala, si lo vamos a hacer en San Antonio o Valparaíso, o en ambos. Hay definiciones que se tienen que dar para no quedar atrás respecto de países como Perú”, complementa Piaggio.

Junto con aumentar la capacidad de transferencia, deben abordarse temas como eficiencia logística, productividad, competitividad y desarrollo urbano, por la crítica interacción de los terminales con las ciudades. En lo inmediato, debe resolverse la situación de los puertos que alcanzarán su límite de capacidad antes del año 2025 y cuya inversión, de acuerdo a la CChC, asciende a US$4.390 millones. Junto con la infraestructura portuaria, está la penitenciaria, que se encuentra completamente detenida. “La no incorporación de nueva infraestructura ha provocado que se mantengan los niveles de hacinamiento. Solo para cerrar las brechas por sobreuso y reponer la infraestructura obsoleta se deben construir cerca de 425.000 m², tarea que se podría abordar reintroduciendo el modelo de cárceles concesionadas”, comenta el ejecutivo de la CChC.

No menos importante es la inversión en ferrocarriles. “Tenemos que hacer una política potente de inversión vinculado a todo lo que es el tema logístico, junto con los puertos”, expresa Carlos Piaggio. El plan maestro de la Empresa de Ferrocarriles del Estado y el plan trienal que le asigna presupuesto apuntan a metas ambiciosas: duplicar la participación del ferrocarril en el transporte de carga interurbana y, desde el 2016, movilizar anualmente más de 20 millones de pasajeros, con una inversión necesaria de US$ 4.036 millones”, detalla el informe de la CChC.

Finalmente, en lo que son recursos hídricos, el objetivo de la política pública -y de la infraestructura que la materialice- debe ser ofrecer seguridad hídrica, es decir, “asegurar la disponibilidad de agua, en cantidad y calidad, para el abastecimiento humano, la producción y la protección de los ecosistemas y de la vida humana”, sostiene Carlos Piaggio.


Infraestructura privada

Respecto de la inversión esperada en infraestructura privada, si bien las empresas manifiestan un desembolso de US$7.314 millones durante 2016, al analizar en detalle dicha información, se observa que un porcentaje mayoritario de esta cifra corresponde a proyectos que se están construyendo o han finalizado.

Debido a lo anterior, estimamos que la inversión en infraestructura privada aún presenta sesgos a la baja, cifra que asciende a US$ 6.161 millones en 2016. Mientras, en el caso de los proyectos por ejecutar, se observa que la mayoría corresponde al sector energía, con una probabilidad de ejecución baja.

Enero 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.