Inicio
Facebook
Twitter
Viernes 23 de Junio de 2017         •         Dólar= $660,32         •         UF=$26.658,87         •         UTM=$46.740

CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE EN CHILE
Máxima eficiencia

La construcción sustentable implica dar un giro desde los sistemas convencionales utilizados. Para ello es indispensable la innovación tecnológica, el desarrollo técnico científico, la creatividad y los cambios culturales.

En los últimos años, el país ha promovido iniciativas de mejora en relación a la sustentabilidad y el medio ambiente en la construcción. Esto trajo consigo un crecimiento de atributos de eficiencia energética, tanto en proyectos públicos como privados, dejando a Chile posicionado como referente arquitectónico dentro de los países de la Región.

Sin embargo, “este crecimiento acelerado no contó con una política pública asociada a una normativa local, donde gran parte de la infraestructura se construyó bajo estándares de países con condiciones políticas, sociales y geográficas diferentes. Entendiendo esto, se crearon iniciativas de certificación y calificación energética tanto para viviendas como para edificios públicos y privados, lo que se ha traducido en un mejoramiento dentro de los procesos; sin embargo, las oportunidades de mejora demandan esfuerzos asociados a potenciar estándares desde la concepción hasta la operación de los mismos”, detalla Alexis Núñez, Jefe de Línea de Desarrollo de Edificación de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE).

Para Javier del Río, en tanto, arquitecto y asesor energético, la clave está en la búsqueda de edificios más sencillos, de fachadas con menores tamaños de ventanas que permitan la entrada de aire desde el exterior, que controlen el paso del sol con algún alero, que cuenten con cierta masa térmica interior y aislaciones por el exterior, y que finalmente, cuenten con algún sistema que permita administrar la climatización e iluminación artificial interior de manera eficiente”.

¿Qué es ser sustentable?
La construcción sustentable, para ser considerada como tal, no puede separarse de la planificación y el desarrollo sustentable, es por eso que se debe ver a la sustentabilidad en la construcción como parte de un sistema mayor que considere en una dimensión de carácter urbano, los tres pilares fundamentales: económico, ecológico y socio-cultural. La definición de edificación sostenible “es la práctica de construir usando procesos costo-efectivos que reducen el efecto negativo de la construcción tanto en el medio ambiente como en usuarios y ocupantes. El uso eficiente de recursos: energía, agua, materiales y del territorio, la reducción de la contaminación, desechos y gases de efecto invernadero y la protección de los ocupantes garantizando su salud y bienestar, incrementando la productividad”, destaca María Fernanda Aguirre, Coordinador Técnico del Área Técnica, Proyectos y Estudios de Chile Green Council.

Actualmente existe consenso en que el problema de construir en forma verdaderamente sustentable tiene que ver con que se vislumbra el objeto arquitectónico separado del contexto urbano. Por lo que la planificación y el ordenamiento territorial, alineados con las distintas disciplinas que intervienen en el desarrollo de un proyecto de construcción, deben constituir el esquema básico si lo que se busca son ciudades resilientes y que respondan a las necesidades de los habitantes.

“Hoy en día contamos con edificaciones que cumplen con distintos criterios de sustentabilidad pero que están insertos en urbes que distan bastante de proveer una buena calidad de vida para los ciudadanos”, subraya María Fernanda Aguirre. Para Javier del Río la definición está más enfocada en los orígenes: “Sustentable es algo que ahorra energía, no genera problemas y que tiene larga duración, pero hoy la arquitectura se ha complejizado, y a veces las construcciones no son tan afortunadas y eficientes como se quisiera”.

Etiquetas verdes
Antes se definía solamente a la eficiencia energética como sinónimo de sustentabilidad, sin embargo con la difusión de las distintas certificaciones y eco-etiquetas para construcciones, se comprendió que existían otras muchas consideraciones a tener en cuenta durante el ciclo de vida de un proyecto de edificación y que era necesario un mayor grado de capacitación e involucramiento de los distintos actores e interesados.

“Es evidente la preocupación del país por mejorar los alcances de eficiencia energética, sin embargo el último Balance Nacional de Energía 2014, determinó en la Región Metropolitana - la cual concentra el 40,33% de la población – el mayor consumo de energía en los sectores comercial, público, y residencial con el 38 % del total nacional; esto subraya la necesidad de seguir trabajando en la mejora de mecanismos de construcción, coordinación y uso final de las edificaciones”, destaca el experto de la AChEE.

En ese sentido han surgido con fuerza diversas certificaciones que han contribuido a programas de calificación como la Certificación Edificio Sustentable (CES), que apunta a la preocupación del sector por validar los criterios de eficiencia energética dentro los edificios públicos y privados, variables como el porcentaje de superficie vidriada, protecciones solares, inercia térmica, entre otros, son tenidos en cuenta para otorgar puntos en la certificación, lo que se traduce en un cambio positivo dentro de las lógicas del diseño. “Por otro lado se han desarrollado iniciativas para mejorar los estándares residenciales. Un ejemplo de esto es el Código de Construcción Sustentable para Viviendas desarrollado por el MINVU, el cual, propone criterios de mejora bajo análisis de multivariables, caracterizadas a su vez según las zonas térmicas del país”, señala Alexis Núñez.

Como propuesta asociada a infraestructura hospitalaria se destaca la Certificación Edificio Sustentable Manual de Evaluación y Calificación (CES) hospitales. El objetivo del sistema es evaluar, calificar y certificar el grado de sustentabilidad ambiental del edificio, entendiendo esta como la capacidad de un edificio de lograr niveles adecuados de calidad ambiental interior, con un uso eficiente de recursos y baja generación de residuos y emisiones. “Un hospital es un edificio muy complejo, es un inmueble que siempre tiene que estar operativo, por ende, el ahorro de energía es vital, porque son edificios que cuestan mucho mantenerlos”, aporta Javier del Río. En Chile, la calificación más utilizada es la certificación LEED®, desarrollada el año 1998 por el Green Building Council de Estados Unidos, (USGBC). LEED® en Chile comienza a utilizarse a contar del año 2006. “Para ese entonces tres proyectos pioneros decidieron utilizar esta certificación como herramienta para diseñar y construir de forma sustentable. Los años siguientes el número de proyectos comenzó a aumentar considerablemente, principalmente en edificios para oficinas que vieron en este sistema un valor agregado para sus inmuebles”, comenta María Fernanda Aguirre de Chile Green Council. Durante los siguientes años, otras tipologías de edificios se interesaron en certificarse, construcciones como retail, plantas productivas, colegios y edificios de uso residencial comenzaron a registrarse bajo este sistema.

Tareas pendientes
Una de las barreras más representativas que se ha identificado frente a la construcción sustentable ha sido la falta de coordinación entre los profesionales involucrados en las etapas de diseño, construcción y operación. Lo anterior, se debe en gran medida a la falta de innovación dentro de los procesos del diseño tradicional, sumado a un desconocimiento de los beneficios de trabajar de manera integrada. “Dado este escenario, resulta evidente desarrollar una metodología de integración dentro de la lógica del diseño, con el fin de obtener mejoras significativas en los tiempos de ejecución de obra y desempeño energético de los proyectos durante su construcción y funcionamiento”, expresa Alexis Núñez de la AChEE.

Justamente el desarrollo deficiente de nuestras ciudades “es un pendiente a resolver como parte de nuestra estrategia de sustentabilidad a nivel país. Resolver la descentralización y mejorar la infraestructura en zonas extremas”, aporta María Fernanda Aguirre.

Aún se está al debe en cómo canalizar y centralizar debidamente la información y modernizar las plataformas de acceso, también en resolver brechas que tienen que ver principalmente con la falta de integración entre entidades públicas, la poca flexibilidad o bien la ausencia de normativas y la generación de incentivos para fomentar la construcción sustentable en los distintos sectores de la industria y abarcando todo tipo de edificaciones de distintas envergaduras y valor económico.


Tipos de edificios

Actualmente la mayor cantidad de proyectos que se encuentran certificados bajo alguno de los sistemas disponibles (LEED / CES), son edificios de uso público como oficinas, corporativos y retail.

Respecto a la certificación LEED, Chile en relación a otros países de Latinoamérica ocupa el tercer puesto en cantidad de proyectos certificados y proyectos registrados con 124 proyectos certificados y 317 proyectos registrados después de Brasil, que está en primer lugar con 309 proyectos certificados y 701 registrados y luego México que tiene 192 proyectos certificados y 517 proyectos registrados. A Chile le sigue Colombia en cuarto lugar con 77 proyectos certificados y 184 proyectos registrados.

Noviembre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.