Inicio
Facebook
Twitter
Viernes 18 de Agosto de 2017         •         Dólar= $646,06         •         UF=$26.581,81         •         UTM=$46.600

NUEVA LEY SOBRE ASCENSORES
En pos de una mayor seguridad

Hoy se estima que en Chile funcionan cerca de unos 30 mil ascensores. La ley Nº 20.296 establece disposiciones para la instalación, mantención e inspección periódica de estos y otras instalaciones similares, lo que ha generado numerosos debates sobre la materia. En el siguiente desayuno organizado por Revista EMB Construcción, destacados proveedores de esta industria profundizan sobre el actual mercado de ascensores en el país y sobre la nueva normativa que lo rige.

La industria de ascensores ha experimentado grandes transformaciones en los últimos años, tanto en materia de tecnología como de regulaciones y normas. Se trata de un mercado competitivo, con diversos proveedores y propuestas importadas desde el extranjero, ya que en Chile no hay fabricantes en esta área.


Mercado y tecnologías

En Chile, el mercado de los ascensores empezó como un rubro bastante artesanal. Hoy en el país se encuentran las principales marcas, demostrando que es una industria dinámica en variedad de proveedores y precios. “Si bien es un mercado pequeño en volumen, es muy dinámico y abierto”, señala Wladir Novais das Chagas, Gerente General de Eurobras Ascensores.

Wladir Novais das Chagas, EUROBRAS ASCENSORES.
Fernando Peñailillo, TRANSVE.
Pablo Rojas, ASCENSORES CHILE.
Gonzalo Silva, ASCENSORES CHILE.
Juan Valck, VALCK & CÍA.

Esa misma diversidad ha impulsado que este mercado sea altamente tecnológico. “Efectivamente a lo largo del tiempo, la evolución tecnológica de los ascensores ha sido revolucionaria. Los primeros ascensores funcionaban con grandes motores, mecanismos que obligaban de alguna manera, incluso a las constructoras y quienes se dedican a la edificación, a disponer de grandes volúmenes de espacios para emplazarlos”, detalla Fernando Peñailillo, Gerente de Recursos Humanos de Transve.

Con el tiempo, y debido a la necesidad de optimizar los espacios, los fabricantes han optado por la reducción de los tamaños en los motores, con el objetivo de aprovechar los espacios. En el aspecto electrónico en tanto, los sistemas de llamadas inteligentes es lo que hoy prima.

“Antes un ascensor era como un reloj con punteros. Actualmente son los software los que controlan estos equipos, pudiendo anticiparnos a ciertas fallas. Las máquinas hoy funcionan con un comportamiento mejorado, ahorrando energía, haciendo más confortable y seguro el trayecto, y con más velocidades para el usuario”, destaca, por su parte, Pablo Rojas, Socio Director de Ascensores Chile.


Marco regulatorio

Tras una reciente modificación a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (OGUC), los ascensores deberán acreditar una mantención mensual para operar. La Ley N° 20.296 establece disposiciones para la instalación, mantención e inspección periódica de ascensores y otras instalaciones similares (funiculares, montacargas, escaleras y rampas mecánicas), contemplando la existencia de un Registro Nacional de Instaladores, Mantenedores y Certificadores de Ascensores, administrado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

Asimismo, señala que el mantenimiento periódico y el buen funcionamiento de los elevadores es responsabilidad de los propietarios del inmueble en el cual están instalados, debiendo ellos contratar los servicios de mantención, así como al certificador que deberá acreditar que estos equipos han sido adecuadamente mantenidos y se encuentran en condiciones de seguir funcionando.

“La certificación que realizan estas empresas y entidades, es vital para verificar el cumplimiento de los estándares de calidad y de seguridad que las personas requieren en sus viajes en ascensor. Y ello es responsabilidad de los propios propietarios, por eso es importante informarse debidamente”, indica Pablo Rojas.

Esta acreditación se materializará a través de un certificado, que debe ubicarse en un lugar visible para los usuarios. Para inscribirse y permanecer en el registro del Minvu, tanto los mantenedores como los certificadores deben acreditar que cuentan con los conocimientos técnicos y la experiencia para la prestación de sus respectivos servicios.

Para Wladir Novais das Chagas, “la normativa no vino más que a uniformar los criterios que se deben aplicar. En la práctica, cada empresa tiene sus propios protocolos y tiempos, pero a lo que apunta la norma es a darle una forma única, un ordenamiento”.

Por mucho tiempo este fue un mercado desregularizado, lo que finalmente significó que “en ocasiones, cuando salían a la luz accidentes, era tal la polvareda que se levantaba que hubo un momento en que estábamos en el ojo del huracán”, destaca Fernando Peñailillo.

Y a pesar de que esta industria muestra altos índices y estándares de seguridad, Gonzalo Silva, Gerente General de Ascensores Chile, señala que el nuevo marco regulatorio persigue justamente “la seguridad del usuario, englobando todo lo que se conoce hoy como transporte vertical”.

Juan Valck, Gerente General de Valck & Cía, es más crítico respecto a la puesta en marcha de la nueva ley, apuntando a que “es un tema que hoy no está resuelto. Hay vacíos en la ley y los actuales certificadores tienen un gran desconocimiento”. Según los expertos hoy hay cerca de 20 empresas certificadoras en el registro del MINVU, pero el problema que está ocurriendo es que se está dando una duplicidad entre mantenedoras e instaladores. Cabe destacar que la certificación como tal parte en marzo de 2017.


Personal capacitado

Pero hay otro punto vital: el personal idóneo. “En un principio, cuando se dispuso la reglamentación, no se tuvo en cuenta la cantidad de profesionales necesarios para cumplir con las nuevas exigencias”, afirma Pablo Rojas. En este nuevo escenario, aparece la figura de los instaladores, mantenedores y certificadores. Un requisito clave es estar inscrito en el Registro Nacional que maneja el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

En esa línea, Gonzalo Silva valora que la nueva norma unifique criterios: “Hay un énfasis en la seguridad, donde es clave el trabajador que está detrás de los ascensores, que a veces pasa desapercibido. Esto traerá más ofertas de trabajo, pues las comunidades estarán obligadas a mantener sus equipos con empresas certificadas”, advierte.

Los mantenedores en tanto chequean el correcto funcionamiento de las piezas, que no haya elementos que entorpezcan el movimiento de las puertas y que los cables sigan firmes. El rol de los certificadores es asegurar que el equipo funcione de acuerdo a la normativa vigente.


Comunidades de edificios

Desde hace un tiempo el mantenimiento periódico mensual, al que obligan las nuevas disposiciones legales, es práctica habitual en el rubro o se ha ido internalizando de manera paulatina en las diferentes comunidades. Sin embargo, “lo nuevo y más relevante, es la obligatoriedad de la certificación, ya que para poder legitimar el uso de estos aparatos, la mayoría de las comunidades de copropietarios de los edificios, especialmente los más antiguos, tendrá que hacer inversiones importantes. Algunas ya están trabajando en esto y han ido normalizando los equipos, pero esto no ocurre en todos los casos”, ilustra Juan Valck.

Para Fernando Peñailillo, el primer impacto será económico, “donde las comunidades tendrán que regularizar sus sistemas de ascensores, intentando cumplir al máximo con lo que exige esta nueva normativa”.

Pero ¿qué pasará con el parque de ascensores ya instalado, muchos de ellos con más de 45 años de antigüedad? “Todo depende de la forma que se presente la solución al cliente. Si tiene más de cuatro décadas de funcionamiento, será necesario hacerle una cirugía mayor”, detalla Wladir Novais das Chagas.

En esta problemática será clave la figura del administrador del edificio. “Tendrán que tener una visión de futuro. Que se haga la mantención no significa que el ascensor no vaya a fallar en el futuro”, complementa Gonzalo Silva.

Noviembre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.