Martes 23 de Julio de 2019       •      Dólar= $688,21      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033

Iluminación al servicio de las personas
Por Ximena Muñoz, Arquitecto y Light Designer, Socia de Luxia Lighting y Sulilab, Docente Escuela de Diseño Universidad Finis Terrae.
En el último tiempo hemos sido testigos de una revolución tecnológica en torno a la iluminación. Hace 10 años apenas se conocían los LED, y la luz era considerada un aspecto “funcional” de la obra, encargada de que los espacios se pudieran percibir de una manera correcta durante la noche. Una especialidad más.
Ximena Muñoz.

El paso hacia la iluminación LED no solo significó un salto a nivel tecnológico, sino también una apuesta energética, ya que se proyectó que se podía disminuir al menos un 10% de la demanda de electricidad gracias al uso del LED, lo que se traduce en una baja en emisiones de CO2.


Ventajas de la iluminación LED

Con esta tecnología, hoy no nos basta con encender y apagar luces desde un interruptor. Ahora lo podemos hacer desde nuestros celulares, tablets o controles inalámbricos, permitiendo no solo controlar el encendido e intensidad de luz (dimmer), sino que además integrar las luces con sensores de movimiento, de calor, de apertura, de sonido, entre otros. Incluso la iluminación puede comunicarse con otros dispositivos electrónicos a través de Wifi, en sistemas “inteligentes” que ayudan a controlar el uso de la energía. Toda esta tecnología y facilidades son parte del concepto creado por el MIT, Internet de las Cosas o IOT, que es la digitalización del mundo físico, donde los objetos se relacionan con personas y estos con la Red.

En las ciudades, la iluminación digital nos puede entregar datos de consumo y rendimiento a lo largo del tiempo, permitiendo generar importantes ahorros en energía y mantenimiento. Incluso pueden adaptarse a las condiciones geográficas y a las estaciones del año, lo que optimiza al máximo cada Watt utilizado.

En nuestros hogares, la iluminación inteligente puede aprender de nuestros hábitos. Al estar conectada a todos nuestros aparatos electrónicos puede ayudarnos a despertar en las mañanas, a relajarnos en las noches, y puede ir cambiando según el clima, las horas del día, las estaciones del año, la película que estamos viendo, la música que nos gusta, entre tantas otras posibilidades.


Abriendo el camino: La llegada del LED

La iluminación LED, tal como la conocemos, comenzó el año 1994, cuando el científico japonés Shuji Nakamura, quien recibió el Premio Nobel de Física el año 2014, descubre el material semiconductor que produce la luz azul, el único elemento faltante para producir la luz blanca. Hasta entonces se había descubierto solo la luz roja y verde. Gracias a Nakamura se pudo cumplir el sueño prometido por años: utilizar la luz LED para prácticamente cualquier necesidad. Desde luminarias con espesores milimétricos hasta ciudades enteras iluminadas con esta tecnología. Pero ese gran paso no fue inmediato. En un principio, los LED no cumplían con los requerimientos para poder entrar en un mercado masivo. Los costos eran muy elevados y la cantidad de luz que emitían no era suficiente para poder reemplazar las fuentes convencionales.

Pero el camino estaba trazado. Por una parte las empresas productoras de LED aumentaron exponencialmente –sumándose grandes compañías como Verbatim, Samsung, LG y Sharp - y por otra, se anunció la prohibición de la ampolleta incandescente, la que por alto consumo y emisión de calor, fue considerada “ineficiente”. Todas las fichas estaban puestas en los LED, que año tras año prometían más lúmenes por Watt, mayor rango de temperaturas de color y mejor reproducción cromática.

El mercado más importante de la tecnología LED se concentró en las ampolletas de recambio de las convencionales. El llamado retrofit: el simple acto de cambiar una ampolleta por otra más eficiente sin tener que cambiar el equipo ni el cableado.

Hoy se puede comprar una ampolleta LED de alta calidad a un precio bastante razonable, y prácticamente en cualquier lugar, incluso en los supermercados.


Iluminación solar

La iluminación solar también ha dado pasos importantes. Si bien la industria de sistemas fotovoltaicos industriales y residenciales ha crecido enormemente, sobre todo ahora que entró en funcionamiento el Net Billing- que permite vender el remanente de energía generado a la red- ha habido un gran desarrollo en productos de autoconsumo de energía a escala más pequeña. Un ejemplo de esto es Suli, una luminaria solar modular, con dos enganches que permiten adaptarla a una enorme cantidad de usos. Suli abre una nueva categoría en iluminación solar, ya que puede abarcar mercados tan diversos como la construcción, el deporte outdoor, el camping y el diseño de tecnología.

Noviembre 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
MERCADO DE IMPERMEABILIZACIÓN Y TUNELERÍA: Alta competitividad, bajos precios, innovación para crecer
CALEFACCIÓN EFICIENTE: Cambio de paradigma
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.