Lunes 24 de Enero de 2022       •      Dólar= $799,76      •      UF=$31.156,54       •      UTM=$54.442
ace1.jpg (4918 bytes)
Mariano Nicolás
Especial Acero
Instituto Chileno del Acero:
Proyectando un buen 2011

Entre enero y diciembre de 2010, el consumo aparente de acero se incrementó un 40% respecto a igual período del año anterior, llegando a 2.407 miles de toneladas. Según Mariano Nicolás, Director Ejecutivo del Instituto Chileno del Acero (ICHA), si bien este alto índice de crecimiento fue bastante puntual debido al terremoto y ajustes de inventarios, los niveles se mantendrán durante 2011, aunque con cifras más moderadas. El ejecutivo manifiesta que este año se reactivarán importantes proyectos en el rubro minero y surgirán otros importantes en el eléctrico, pero el área de la construcción seguirá siendo el puntal de desarrollo. Sin embargo, asegura que existe una tarea pendiente en materia de fortalecimiento de la industria nacional, especialmente frente a la importación, motivo por el cual resulta vital revisar y actualizar una serie de normas.

Oportunidades alentadoras

Para 2011 se vaticinan cifras alentadoras para el mercado nacional del acero, según estima Mariano Nicolás. "Esperamos obtener un aumento de entre un 5% y un 6% respecto a 2010", asegura. "La base de este crecimiento se encontrará en el rubro de la construcción, que según el IMACON debería presentar un alza cercana al 10%". De acuerdo al ejecutivo, el segmento de la construcción "es uno de los motores principales del consumo de acero", por lo tanto, el rubro del acero debería incrementar su desarrollo de manera paralela.

A esto se suma, agrega Nicolás, el incremento y reanudación de una serie de proyectos mineros a nivel nacional. "Es más, entre estas dos áreas productivas se concentran más del 80% de la demanda de proyectos en acero", afirma.

De acuerdo a sus estimaciones, para este año también se abrirán interesantes posibilidades en el segmento energético, cuyo crecimiento permitirá contar con una serie de proyectos asociados especialmente a la construcción de estaciones y torres eléctricas.

ace2.jpg (11443 bytes)A nivel internacional, el ejecutivo sostiene que según las estimaciones de los analistas, las economías emergentes lograrán una recuperación económica mayor que las potencias tradicionales. "Obviamente, los países pequeños, como el nuestro, tendrán un crecimiento más rápido y una capacidad mayor para salir adelante. Son países que están haciendo bien las cosas y logrando un crecimiento sostenido".

Con respecto a 2010, según explica Nicolás, se esperaba una paulatina mejoría del mercado, luego de la crisis internacional de 2009, pero el terremoto de febrero cambió todo el escenario nacional. "La capacidad productiva local mermó fuertemente debido al daño de las instalaciones, lo cual generó un aumento considerable de las importaciones para suplir las demandas".

Si bien la producción nacional bajó fuertemente, Nicolás explica que el consumo total anual llegó a cifras considerables, igualando los niveles de los años 2007 y 2008. "El crecimiento de 2010 respecto al año anterior fue casi de un 40%", explica.

Obviamente, gran parte de este inusual incremento se generó debido a la fuerte demanda en el área de la construcción luego del sismo. "No se puede pensar en el tema de la reconstrucción sin incluir el acero, especialmente en el área de obras civiles. Hasta la fecha ha jugado un papel importantísimo en este largo proceso que aún no acaba. Los plazos para finalizar son aún inciertos, pero es un proceso más largo de lo que el común de la gente estima".


Mayor control

De acuerdo a las cifras que entrega Mariano Nicolás, el mercado nacional del acero es capaz de abastecer cerca del 60% total de la demanda doméstica, mientras que el resto debe ser importado. Cabe consignar que el 55% de los productos de acero consumidos son las barras (productos largos), en tanto que los planos, producidos casi en su totalidad en Chile, alcanzan a 36%.

En este sentido, el Director Ejecutivo del ICHA manifiesta su preocupación por el tema de las importaciones de acero, y si bien concuerda con que el tema de la globalización y la competencia resulta inevitable, plantea que las reglas del juego deben ser transparentes e iguales para todos los actores de este mercado.

"Existen muchas variantes que aún deben ser revisadas. Hay múltiples aspectos de la industria nacional que deben ser fortalecidos. En ese sentido, es importante que los productos importados cumplan las estrictas normas chilenas al igual que lo hace el producto nacional. No pretendemos que la fiscalización ahogue a nadie, simplemente que las reglas sean parejas para ambas partes", señala.

En ese sentido, asegura, resulta sumamente importante controlar la calidad de estas importaciones, especialmente tomando en cuenta queace3.jpg (15470 bytes) Chile es un país sísmico. "Hay una responsabilidad frente a la comunidad que es inevitable; hay que proteger vidas y bienes".

Como una corporación que vela por los intereses de sus asociados y de la industria local, añade que para este año uno de los propósitos fundamentales del ICHA es que "se establezcan normas actualizadas respecto a lo que se puede importar al país, de manera de proteger legítimamente la industria del acero nacional".

Lo fundamental, afirma, es que los profesionales del sector cuenten con procedimientos claros y referencias vigentes, como por ejemplo, con la homologación de normas extranjeras, ya que en muchos aspectos legales, el país está "muy atrasado en esta materia".

De acuerdo a los cálculos del ICHA, existen 116 normas chilenas relacionadas con el rubro del acero, muchas de las cuales, a juicio del Instituto, están obsoletas, mientras que otras son sólo referenciales y no están incluidas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción.

"El problema es que en el caso de aquellas normas que no están actualizadas, en muchas ocasiones se utilizan normas extranjeras. Esto ya se ha hecho una costumbre y casi todos lo aceptan sin mayores aprensiones". En su opinión, el punto central es que se debe tener muy claro si estas normas cumplen con las exigencias legales nacionales.

De acuerdo al ejecutivo, actualmente el ICHA se encuentra trabajando junto al Instituto Nacional de Normalización (INN) y al Instituto de la Construcción (IC) con el objeto de actualizar una serie de estas normas, como por ejemplo, aquellas relacionadas con las condiciones de protección contra incendios.

Otro aspecto esencial es promover el uso del acero más allá del valor comercial que éste tenga. "En Chile existe una cultura que promueve y fomenta el hormigón frente al acero, que generalmente es más caro. Pero no hay que fijarse sólo en la materialidad de una obra. En otros países se toman en cuenta aspectos como la velocidad de la construcción, la optimización de los espacios y la reducción de la contaminación, todos factores presentes en el acero y que le otorgan una ventaja competitiva importante al momento de construir", concluye el Director Ejecutivo del ICHA.

Abril 2011
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.