Lunes 20 de Enero de 2020       •      Dólar= $772,70      •      UF=$28.328,21       •      UTM=$49.673

MOLDAJES
Hacia la eficiencia en el servicio y la productividad

Los proveedores de moldajes observan que en 2016 el escenario podría ser más lento que lo experimentado hasta ahora, siendo la eficiencia, productividad y calidad en el servicio, factores clave en la diferenciación. Para conocer el panorama nacional, reunimos a destacados actores vinculados con esta área en un desayuno organizado por Revista EMB Construcción.

El ítem de moldajes en una obra tiene gran incidencia, existiendo en el mercado una completa gama de equipos de destacadas marcas a nivel mundial.

Ante un sector minero en baja, los proveedores concentran sus esfuerzos este año en las áreas de edificación e infraestructura. En el caso de la edificación, esta aún se mantiene dinámica y se prevé que continúe así durante el primer semestre, no existiendo certeza, en todo caso, de cómo se comportarán los seis meses restantes de 2016. En tanto, en infraestructura, los proveedores apuntan a potenciar dicha área en base a nuevos equipos, prestaciones innovadoras y un servicio con valor agregado.

Gilberto Peña, Gerente Comercial de Aluma Systems, señala que “el sector minero ha experimentado una baja considerable, lo que nos ha hecho concentrarnos en edificación e infraestructura para este año. En tanto, para 2017 vamos a seguir fortaleciendo estas áreas y, en esa misma línea, vamos a potenciar el negocio y ciertas líneas de productos, generando nuevas oportunidades”.

Gilberto Peña, ALUMA SYSTEMS.
Antonio Oyarce, ULMA CONSTRUCCIÓN.
Jorge Araneda, ULMA CONSTRUCCIÓN.
Álvaro Ubal, FORM SCAFF CHILE.
Thomas Trauttenberg, DOKA CHILE.
Germán Gallo, ALUMA SYSTEMS.
Herman Leyton, DUOC UC
Martín Gouet, UNISPAN.

En tanto, para Antonio Oyarce, Coordinador Comercial de Ulma Construcción, en términos de oportunidades de negocios, el área inmobiliaria se ha mantenido movilizada, en especial el último trimestre de 2015, aunque a principios de 2016 ya se empieza a detectar un cierto decaimiento. Agrega que en el ámbito de la infraestructura “nos estamos enfocando con un equipo de trabajo especializado, tanto en el norte como en el sur, en torno a nuevos proyectos, tanto en vialidad como en hidroeléctricas, entre otros”, señala.

Para Jorge Araneda, División de Andamios de Ulma Construcción, en Santiago, la empresa se concentra en el sector inmobiliario, área en que han tratado de diversificarse en el tiempo con proyectos más grandes y a más largo plazo. En el sur, la empresa apunta a potenciar un sistema de alta carga, de moldaje industrializado de gran tamaño, que sirve como cimbra, moldaje y multiuso. “En resumen, en el sur están las oportunidades más industriales, en el norte la minería, en decadencia, y en Santiago el sector inmobiliario”, destaca el ejecutivo.

El Gerente de Operaciones de Form Scaff Chile, Álvaro Ubal, sostiene que el último trimestre del año fue atractivo en términos de negocio, por efecto del IVA, básicamente. “Creemos que hasta junio o julio va a continuar un buen ritmo, pero estamos expectantes de lo que ocurrirá luego, porque la incertidumbre está...Todos estamos con el boom del año pasado, con los mismos proyectos, y esperamos que el segundo semestre este escenario mejore y que haya nuevas propuestas para que la actividad se reactive”, plantea.


Calidad e innovación

En un escenario contraído y con una economía cambiante por una serie de factores externos, los clientes de moldajes exigen calidad e innovación, lo que apunta directamente a la productividad de su negocio. Los proveedores del sector están conscientes de ellos y buscan llegar al mercado con productos de alta calidad e innovadores.

En este contexto, Thomas Trauttenberg, Gerente General de Doka Chile, señala que el mercado de moldajes es bastante homogéneo y que la mayoría de los productos se rigen por la norma ISO 9.001, que certifica la calidad de los productos en los procesos de producción. Añade que una forma importante de diferenciarse va por la vía del servicio al cliente y la postventa.

En lo relativo al servicio, Jorge Araneda señala que en este tema es clave la cercanía con el cliente. “Una de las ventajas que Ulma tiene es que los clientes no se van, porque el servicio y la relación que tenemos es directa y se mantiene en el tiempo. Eso hace que la relación sea más fluida, ya que un mal servicio lleva rápidamente a perder una obra y, por tanto, un cliente”. Agrega que lo anterior es fundamental en un rubro donde los clientes trabajan presionados, debiendo cumplir tiempos de entrega acotados, por lo que requieren de un proveedor que conozca cabalmente sus requerimientos y cómo resolverlos.

Un ejemplo de servicio novedoso es el implementado por Form Scaff. Se trata de un seguro de pérdidas que se aplica a las obras, con muy buenos resultados. En materia de productos, el ejecutivo resalta que “hemos apostado por simplificar la mecánica, mejorando lo que ya tenemos, de manera de entregar a nuestros clientes productos más amigables”. Añade que, además de un servicio eficiente, han tratado de diferenciarse brindando equipos más robustos. Es así como un 65% de su losa completa corresponde a tres elementos: puntales, vigas primarias laminadas de acero y vigas secundarias de acero galvanizado, siendo difícil que el cliente las rompa o corte, a lo que se suma el hecho de que son incombustibles.


Evolución de las tecnologías

Las tecnologías en moldajes se han desarrollado los últimos años de manera similar dentro de los proveedores. Desde Aluma, Germán Gallo, Gerente de Ventas y División de Aluma Systems, comenta que “dentro de los tipos de moldajes están los monolíticos, hechos principalmente para vivienda, cuya particularidad es que con ellos se hormigona muro y losa al mismo tiempo, siendo generalmente de aluminio” . Estos moldajes monolíticos corresponden a una de las nuevas soluciones constructivas que se está utilizando para edificación, destaca.

Ulma, por su parte, cuenta con tres tipos de moldajes, señala Antonio Oyarce, “los portables, para la edificación de casas y aquellos lugares donde no se accede con la grúa; los intermedios donde el sistema se puede mover a mano y con grúas en paños grandes y el gran formato que incluso lo que estamos haciendo en edificación, que es una mezcla de sistemas, una mezcla inteligente, para pasillos largos y muros ciegos, donde ocupamos el panel de gran formato, para hacer un gran paño y así liberamos la grúa para sectores que se pueden hacer a mano”. También se observa en el mercado el moldaje de perfil de fierro con placa fenólica (un enchapado de madera) y, recientemente, con una placa de fibra, que es una mezcla de resina con aluminio, lo cual permite una buena terminación y una fácil mantención.

Asimismo, están los moldajes autotrepantes, para proyectos de gran altura, como el Costanera Center, aunque aún no son altamente utilizados en Chile.

Desde la vereda educacional también se están realizando alianzas y preparando profesionales expertos en moldajes. Herman Leyton, Director de Técnico de Construcción sede Alamada Duoc UC, comenta que como carrera e institución valoran el trabajo en conjunto con proveedores de este mercado, ya que lo que busca es formar técnicos y especialistas que asesoren en obra, preparados según las necesidades del sector, que brinden un buen servicio”.


Productividad

Eficiencia y productividad van de la mano para optimizar el negocio. Para Martín Gouet, Jefe de Marketing y Supervisión de Unispan, “al cliente hay que ofrecerle las soluciones que más le convengan, que se adapten a las soluciones que requiere, la decisión final del cliente no pasa solo por precio, porque el servicio también tiene un valor”.

En la misma línea de la productividad, todo buen moldaje tiene cualidades que hacen de estos sistemas ser eficientes en su uso: “Independientemente del sistema, es la experiencia de uso la más importante. Donde hay que avanzar es en temas de rendimientos, que los equipos sean los adecuados, que las pérdidas sean controladas por la obra y que la coordinación del acabado de hormigón, que cada día es más exigente dado que hoy en día no se hace un tratamiento posterior, creo que son factores a los que se debe apuntar en los tipos de moldajes”, señala Gilberto Peña.

Es determinante en el tema de la productividad, “el hecho de que mientras menos ajustes tenga que hacer el cliente en obra, y menos tenga que construir, mayor será la productividad del equipo”, complementa Martín Gouet.


Desafíos pendientes

Según los expertos consultados, Chile es por lejos el país más desarrollado en Latinoamérica en términos de sistemas de moldajes. No obstante, hay desafíos pendientes. Thomas Trauttenberg enfatiza que lo que hay que mejorar en Chile, en la etapa de la oferta, es generar alianzas, asesorar a los clientes, ayudar a optimizar el proceso en la obra; en ese sentido falta una apertura”, destaca. “Sin bien hay un buen nivel y Chile destaca en Sudamérica, falta mucho por avanzar en comparación con países de Europa”, afirma.

Asimismo, hace falta una mayor planificación en la obra en lo que respecta al ítem moldaje, para lograr una optimización de los equipos y el máximo rendimiento. Debe potenciarse la entrega de moldajes con perfil adecuado, sin deformación, que dé un buen acabado. Debe existir control, gestión y optimización para hacer más rentable la obra.

En el ámbito de la educación, “en Duoc UC apuntamos más al control en la obra y también a generar alianzas con proveedores para que los estudiantes conozcan la realidad. También es importante capacitar a la mano de obra para una adecuada instalación, uso y decimbre de los moldajes. Así se profesionaliza el tema y no queda solo sujeto a la expertise del maestro”, señala Herman Leyton.

Importante es que el supervisor además de capacitar a la mano de obra, supervise que se cumplan las buenas prácticas. Asimismo, otra tarea pendiente es que exista una relación transparente y clara desde el inicio de la obra. Martín Gouet señala que así se logra que “la solución se comporte como se espera, llegando a un buen cierre de obra, con un moldaje menos dañado, más limpio, con menos piezas perdidas”.

Existe una calidad homogénea en el mercado de los moldajes, en un escenario en que las constructoras son más exigentes y cada vez más informadas. Tras un 2015 con diversos proyectos en el área inmobiliaria, potenciados con el efecto IVA en viviendas nuevas, los proveedores del sector miran 2016 con optimismo y cautela a la vez, centrados en la eficiencia en el servicio y en la productividad de los equipos.

Abril 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.