Jueves 27 de Enero de 2022       •      Dólar= $799,68      •      UF=$31.180,58       •      UTM=$54.442

REACONDICIONAMIENTO DE EDIFICIOS DE OFICINAS ANTIGUOS
Una práctica en aumento

Las empresas tienen hoy un proceso muy dinámico en su actividad, lo que les exige estar en permanente evaluación de sus instalaciones.

Respondiendo a la antigüedad del mercado de oficinas clase A en la Región Metropolitana, una práctica que crece en la actualidad es el reacondicionamiento de edificios antiguos orientados a este fin, siguiendo lo que ya es una tendencia en diversos países de Europa.

Si bien algunas empresas en ocasiones optan por trasladarse a nuevas instalaciones, otras optan por continuar en sus oficinas pero introduciéndoles distintas mejoras, que les permitan renovar su imagen y ofrecer prestaciones competitivas, manteniendo su ubicación estratégica dentro de la ciudad.


Cambios en la fachada

Rodrigo de la Cruz Benapres, arquitecto, académico de la Universidad Central, comenta que la imagen corporativa de una empresa se refleja fuertemente en el exterior de las instalaciones de la misma y que por ello debe cuidar su aspecto. Agrega que esto es visible en cualquier empresa productiva o comercializadora de bienes, donde la fachada se transforma en un fuerte elemento de la definición de su imagen corporativa y por lo tanto se invierte en ella.

“Generalmente se utilizan materiales de alta calidad, cristales y logotipos, asociados a su actividad, buscando una imagen pública positiva y en localizaciones estratégicas que la tengan mucha visibilidad. Esto exige trabajos de nuevos revestimientos, iluminación especial, superposición de nueva fachada si es necesario, limpieza y mantenimiento permanente, para mostrar una imagen de eficiencia, solvencia, modernidad y seriedad”, señala el profesional.

El reacondicionar una instalación existente requiere de una logística mayor y de un trabajo especializado.

Reacondicionamiento interior

Así como el aspecto exterior tiene una función corporativa y se diseña con ese objeto, el interior busca alcanzar un buen acondicionamiento físico para el desarrollo del trabajo de sus empleados.

En este sentido, Rodrigo de la Cruz Benapres sostiene que ello implica principalmente espacios eficientes en su uso, con climatización, ventilación e iluminación adecuada al trabajo que se realiza. Añade que “la tendencia es tener plantas libres que sean muy flexibles en su uso y que permitan fácilmente adaptarse a los cambios, con sistemas de división interiores modulares e instalaciones eléctricas y digitales a la vista, fácilmente modificables”. El arquitecto explica que, en ocasiones, esto se dificulta en edificaciones muy antiguas que tienen estructuras rígidas de muros, difíciles y caras de modificar.

Cabe señalar que el reacondicionar una instalación existente requiere de una logística mayor y de un trabajo especializado, ya que debe realizarse sin obstaculizar sus actividades, indica el arquitecto.

La imagen corporativa de una empresa se refleja fuertemente en el exterior de sus instalaciones.

El académico de la Universidad Central concluye que detrás de este tipo de reacondicionamiento está generalmente “la búsqueda de una optimización de sus recursos y el permanente ajuste de costos y beneficios. Así, una empresa que tiene un edificio o instalaciones propias debe evaluar siempre la conveniencia y costos de la operación”.

Entre otras comunas, Providencia y Santiago Centro son sectores donde abundan edificios de oficinas antiguos que podrían reacondicionarse.


Ejemplos en el Gran Santiago

Algunos edificios de oficinas donde se ha realizado un completo trabajo de reacondicionamiento son la Torre Las Condes en Apoquindo y los edificios Suecia 211 y ProVida, en Providencia. En ellos, como ha señalado a la prensa Felipe Acevedo, Director Asociado de JLL Chile, “se efectuaron diversas mejoras, como renovar completamente los ascensores, los sistemas eléctricos, de clima y se rehabilitaron todas las oficinas”.

Agrega que este procedimiento se realiza después de una completa asesoría y que la inversión puede llegar a ser un 40% menor en comparación a construir un edificio nuevo, que en muchos casos implica demoler construcciones.

Abril 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.