Jueves 6 de Agosto de 2020       •      Dólar= $779,19      •      UF=$28.661,89       •      UTM=$50.322

Enrique Browne, arquitecto:
“La arquitectura del siglo XXI
combina el ahorro energético con el medioambiente”

El arquitecto nacional, precursor del concepto de la doble piel vegetal, asume el momento que vive la arquitectura nacional, a la vez que relata el mayor desafío de su carrera profesional.
Enrique Browne.

Hablar con Enrique Browne, uno de los arquitectos más conocidos de la escena chilena, es referirse a varios hitos dentro de la arquitectura nacional. A lo largo de su prolífica carrera ha sido ganador de numerosos premios. En 2009 la Unión de Facultades de Arquitectura de Latino América (UDEFAL) lo distinguió como el Principal Referente de la Arquitectura Sustentable en América Latina. El mismo año obtiene el Premio Bicentenario por el Edificio Consorcio – Santiago. En 2010 le fue otorgado el Premio Nacional de Arquitectura de Chile, mientras que en el 2011 obtiene el Premio Nacional a la Innovación Avonni.

Autor de emblemáticas obras, entre las cuales destaca el Edificio Consorcio, la Casa Caracola, la Iglesia Colegio Villa María, Sonda y las Oficinas Pioneer, entre muchas otras, el Premio Nacional de Arquitectura 2010 conversó acerca de lo que postula como la nueva arquitectura del siglo XXI, como de los nuevos proyectos en los que se encuentra la oficina que dirige junto a su socio Tomás Swett.

El edificio Consorcio es una obra emblemática hecha bajo el concepto de doble piel vegetal.

La nueva arquitectura

Consultado acerca de cómo vislumbra los próximos desafíos de la arquitectura nacional y hacia dónde se encauzará, Enrique Browne señala que hay dos respuestas: “Una tiene que ver con la aplicación del ahorro de energía, y la otra con el desarrollo del medioambiente, en el sentido de imprimir a los proyectos de asoleamiento, el desarrollo de técnicas pasivas para controlar la temperatura entre los edificios, el uso del verde, entre otros factores. La conjunción de ambas líneas, dará como resultado una nueva arquitectura, esta es la arquitectura del siglo XXI”, postula.

En este sentido las nuevas tecnologías computacionales han sido un aporte para el trabajo de los arquitectos y su oficina no ha estado al margen de esta renovación. “Como oficina estamos usando BIM (BuildingInformationModelling), tecnología con la cual podemos hacer el modelamiento del proyecto en tres dimensiones, y además eficientiza el trabajo de una manera impresionante para llegar al resultado final de la arquitectura”, destaca Browne.

El profesional comenta, bajo su visión particular y según lo que ha observado en sus viajes y estudios, cuál es la tendencia que primará en el futuro: construir cada vez más alto.

En edificio Consorcio se generó una doble fachada: una interior con termopaneles y otra exterior de vegetación para la absorción solar.

“En Nueva York, por ejemplo, se construye un edificio que está cambiando el skyline de la ciudad, es decir, muy delgado y alto. Dubai es otro caso de edificación en altura impresionante. Esa tendencia sin duda influirá en la arquitectura nacional. Ejemplo de ello es el edificio Costanera en Chile”.

Y a pesar que no es muy asiduo a este tipo de construcciones, por las grandes extensiones de muros cortinas que promueven, lo positivo de estos edificios es su uso mixto, ya que al mismo tiempo cuentan con comercios, oficinas, eventualmente tienen ocupación residencial, hoteles, entre otros, “por lo tanto hablamos de edificios vivos, que hacen que la ciudad se encuentre en movimiento todo el tiempo”, describe.


Doble piel vegetal

Su investigación acerca de lo que hoy conocemos como “doble piel vegetal”, conocida en todo el mundo, comenzó al inicio de su carrera en los años 70 cuando propuso el desarrollo de casas a partir de la modulación de parrones, convirtiéndose en pionero al tomar la vegetación como parte del proyecto arquitectónico y llevando este concepto hasta edificaciones de alto estándar.

Hace años que viene incorporando en sus trabajos el desarrollo de una solución para los edificios, a la que ha denominado doble piel vegetal, “que consiste en aplicar una capa vegetal que va por fuera del cristal, reduciendo la cantidad de sol que entra a la construcción, temperando naturalmente el ambiente y disminuyendo considerablemente el uso de aire acondicionado”, señala Browne.

El Centro de Minería Andronico Luksic incorpora una cubierta vegetal y otros ítems de eficiencia energética.

Sin duda una de las obras más emblemáticas hechas bajo este concepto es el edificio Consorcio en Santiago. Para reducir la molesta radiación de la orientación poniente durante las fechas de verano se trabajó con medios técnicos y naturales, generando una doble fachada: una interior con termopaneles y otra exterior de vegetación para la absorción solar. La fachada vegetal se transforma en un jardín vertical de alrededor de 3.000 m², misma superficie del terreno en la que se construyó el edificio.


Rescate patrimonial

En la actualidad Enrique Browne se encuentra inmerso en un gran desafío de su carrera profesional. “Estamos remodelando un edificio en el centro de Valparaíso, en la zona fundacional de la ciudad, se trata del edificio Astoreca, que tiene más de un siglo de vida”, destaca el profesional.

La obra es un rescate patrimonial. “Vamos a dejar la fachada como era en el año 1907 y por dentro a remodelarlo por completo. Su uso original era residencial y lo vamos a dejar como un edificio de oficinas, pero sacando a la luz todo el sistema constructivo que tenía, en base a muros de ladrillos de un metro de ancho, con vigas de pino oregón preciosas que se conservan impecables, y pilares de acero. Todos estos materiales los dejaremos a la vista. Pero además le estamos incorporando una calidad espacial distinta, haciendo un gran atrio central con puentes que lo cruzan, escaleras que pasan y un ascensor panorámico”, indica.

El profesional reconoce que este proyecto “ha sido un gran desafío, porque no teníamos experiencia como oficina en este tipo de rescate patrimonial y en aplicar BIM”.

Noviembre 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.