Lunes 20 de Enero de 2020       •      Dólar= $768,46      •      UF=$28.328,21       •      UTM=$49.673

MOBILIARIO Y EQUIPAMIENTO URBANO
Elementos clave en espacios públicos

Contar con estos espacios es fundamental para mejorar la calidad de vida de las ciudades y de las mismas personas. Pensemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de 9 metros cuadrados de áreas verdes por habitante.

La existencia y ocupación de los espacios públicos, como por ejemplo plazas y parques, es fundamental, especialmente en nuestras ciudades actuales, donde la tendencia es que las personas vivan en departamentos o en casas pequeñas con escaso patio, por lo que las plazas, parques u otras áreas verdes van cumpliendo variadas funciones en este contexto.


Mejor calidad de vida

Los espacios públicos y áreas verdes permiten desarrollar la interacción social, el deporte, el encuentro familiar, conectarse con la naturaleza, con la flora y la fauna, y realizar actividades individuales o masivas. Por otra parte, son lugares inclusivos y de alta ocupación, pues acuden personas de distintas edades como niños, adultos mayores y jóvenes, entre otros.

Un punto importante es la vegetación existente en estos espacios, ya que aporta a la salud de las urbes y de las personas, al ser proveedora de oxígeno y contribuir a moderar la temperatura ambiental. Por ejemplo, en verano ayudan a refrescar el entorno inmediato y los árboles otorgan sombra. En cambio en invierno, los suelos filtran las aguas lluvia contribuyendo a llenar las napas subterráneas.

Por último, es ideal que cualquiera de estos espacios, sea una plaza o un parque, sean sustentables, accesibles, inclusivos y privilegien el uso de vegetación nativa, ya que permitirá una mejor adaptación de las especies al lugar y ahorros de agua, entre otras ventajas.


Mobiliario y equipamiento urbano

Actualmente las empresas ofrecen mobiliarios elaborados con productos de alta calidad y, lo más importante, adecuados a las necesidades de los usuarios y de la vida actual, tales como modernos equipamientos para practicar actividades deportivas y que se han colocado en varias plazas del país. Asimismo, existen novedosos juegos para niños que les permiten realizar actividades más lúdicas y distintas a los tradicionales balancines, resbalines o columpios.

También es importante contar con mobiliario adecuado para adultos mayores y para personas con discapacidad. Por ejemplo, instalar bebederos que sean accesibles y con la altura adecuada para una persona que debe usar silla de ruedas, o que otros tengan pasamanos para que el usuario se pueda afirmar.

Otro punto es el uso adecuado del pavimento en las áreas verdes, pues contribuye a bajar las aguas lluvia y que no se forme barro o pozas. Si optamos por un pavimento amigable con el medio ambiente, están aquellos hechos de material reciclable que sirven para elaborar cubiertas vegetales, es decir, son pavimentos impermeables donde se pueden revestir con muros y techos verdes. Además, hay que contemplar sombreaderos de madera; uso de pinturas antivandálicas, que son fáciles de eliminar en caso de rayado; y evitar el mobiliario de cemento para sentarse, pues en verano es más cálido, mientras que en invierno es frío. Por lo tanto el ideal es usar madera o ecomadera.

En cuanto a la iluminación, existen alternativas, que pueden representar grandes ahorros en el uso de energía, siendo ejemplos de ellos las luminarias LEED o aquellas que usan paneles solares.


Diseño, construcción y mantenimiento

Un buen diseño y construcción de áreas verdes debe orientarse a albergar todo tipo de público, en distintos horarios del día y de la noche, y por último considerar que las personas pueden realizar variadas actividades en el lugar, que van desde la interacción social hasta el deporte.

El diseño y construcción debe ser sustentable, accesible, inclusivo y privilegiar un uso adecuado de la vegetación nativa. Importante es evitar aquellas especies que producen alergias en las personas. El diseño puede estar enfocado para satisfacer las necesidades de varios públicos a la vez y con un alto nivel de ocupación, ojalá las 24 horas. Por ejemplo, durante el mediodía muchos adultos (oficinistas y trabajadores) usan estos espacios para sentarse y almorzar; por la tarde van los niños a entretenerse en los juegos, los adultos mayores pasean o se sientan a conversar. Pasadas las 19:00 horas, algunos van a practicar algún deporte o correr. También los fines de semana son lugares de encuentro y paseos en familia. Por último, hay que incorporar equipamiento para las mascotas, como bebederos y elementos para dejar sus fecas.

En lo que respecta a un adecuado mantenimiento, es un tema especialmente importante, ya que tiene directa relación con los costos económicos y uso de recursos, que bien usados pueden generar grandes ahorros. Mencionamos esto pues la mantención de las áreas verdes y espacios públicos puede transformarse en un Talón de Aquiles si el diseño está enfocado a privilegiar más lo estético que lo funcional, utilizando especies vegetales y flora que no son adecuadas para la zona donde se encuentra una plaza o un parque. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en Santiago, donde es común ver plátanos orientales, liquidámbar o eucaliptus, los que requieren grandes cantidades de agua, aumentando el costo de mantención. Además se suele usar agua potable la que contiene, entre otros, cloro, y que a la larga va dañando la vegetación. Lo ideal es usar agua reciclada. Otro punto es la poda. En general, los árboles no deberían ser podados, sino plantar especies que sean adecuadas para el lugar, cuyas copas no sean tan extensas, que sus raíces no rompan el suelo o levanten el pavimento, o que sus ramas no se desenganchen fácilmente y al primer viento caigan sobre alguna persona.

También hay que evitar instalar un “parque express”, en el que plantemos árboles de rápido crecimiento, pues cuanto más rápido crece un árbol más blanda es su leña, y hay más posibilidades de caídas de ramas o del mismo árbol.


Jadille Mussa Castellano, ecóloga paisajista, académica, Directora de la Escuela de Arquitectura del Paisaje de la Universidad Central de Chile.

Noviembre 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.